Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Una pintura concentrada

27/03/2014

La pintura industrial ha entrado en la madurez.Y en una dinámica de concentración en el sector.A principios de 2006 existían,según la consultora DBK, 556 empresas dedicadas a la fabricación de pinturas, barnices y tintas;fueron 12 menos que en 2005.Su principal cliente continúa siendo la industria,que reúne el 53% del mercado.

Es un sector en transformación.La madurez ha llegado a las actividades relacionadas con la fabricación y aplicación de pinturas, barnices, tintas de imprenta y masillas.Y es difícil crecer más, según señala un estudio elaborado por la consultora DBK a finales de 2006 (últimos datos disponibles).

La debilidad de la demanda de pinturas industriales, fundamentalmente aquéllas destinadas a automoción, fue el principal motivo del estancamiento experimentado en 2005. El mercado de pinturas y barnices se situó en 1.014.503 t, un 0,2% menos respecto a 2004, lo que dibuja un panorama plano para esta actividad, aun a pesar del relanzamiento general del sector industrial en los últimos meses.

Sin embargo, la competitividad manda. En un contexto de fuerte presión sobre los precios, el mercado registró un crecimiento del 0,7% en valor, hasta colocarse en 1.929 millones de euros. Pero el sector se concentró en menos manos.En 2006 existían en España 556 empresas dedicadas a la fabricación de pinturas, barnices, tintas de imprenta y masillas.

En total, 12 firmas menos que en 2005. Las pinturas para industria aglutinaron en 2005 el 53,3% del mercado; su valor rozó los 1.029 millones, correspondiendo el 46,7% restante (unos 900 millones de euros) a las pinturas para decoración. El estancamiento en el segmento de pinturas industriales, que sólo creció un 0,1% vino motivado por la caída del 3,8% en el área de pinturas para automoción.

El mercado de pinturas para la madera experimentó una leve recuperación (3,6%), siendo el comportamiento más remarcable el de la pintura en polvo, que aumentó sus ventas en un 4,1%. Por su parte, el ámbito de pinturas decorativas experimentó un crecimiento del 1,4%, distribuyéndose en un 70% para construcción y decoración profesional y en un 30% para bricolaje.

Este segmento, por lo demás, continúa siendo el más atomizado del sector, ya que en el nicho destinado a la pintura industrial los clientes son mayores en talla y mantienen acuerdos muy consolidados con los productores. En la balanza comercial se observa una tendencia decreciente; un ligero deterioro, muy en la línea del tradicional déficit de exportaciones de España.

En este sentido, las importaciones de pinturas y barnices alcanzaron en 2005 un valor de 371 millones de euros, un 4,5% más que en el año anterior, contrastando con el ascenso de sólo el 0,7% registrado por las exportaciones, que se acercaron a los 302 millones. La Comunidad Valenciana y Cataluña fueron las comunidades que albergaron un mayor número de empresas del sector en 2006, con 103 y 137, un 19% y 25% del total, respectivamente.

A estas dos regiones les siguieron Andalucía con 69 empresas, Madrid con 50, País Vasco (46) y Castilla-La Mancha (34). La cuota conjunta de los cinco primeros operadores –PPG, Basf, Titán, Akzo Nobel Car y Dupont Performance– se situó en 2005 en el 27,3% del valor total del mercado; la proporción se acrecentó hasta el 41%, al ser considerados los diez primeros operadores. En resumen, y a pesar de la fragmentación sectorial, el poderío de los grandes fabricantes y grupos multinacionales tiende a consolidarse cada vez más.

Márgenes estrechos

“Madurez del mercado”es una de las expresiones que mejor resume y define la situación del sector y las previsiones de los expertos para los próximos años. De acuerdo con las conclusiones extraídas del estudio de DBK Consultores, la industria española de pinturas y barnices se enfrenta a corto y medio plazo a un contexto de madurez, fuerte competencia en precios en el segmento de pinturas para decoración y construcción, y debilidad de la producción de algunos sectores clientes en el área de pinturas industriales.

El encarecimiento del petróleo y de otras materias primas, sumado a las crecientes exigencias de la normativa medioambiental, “están provocando un estrechamiento de los márgenes de los productores”, a decir de la consultora.Y este es un escenario perfecto para impulsar procesos de deslocalización en el sector para incrementar el beneficio ahorrando otro tipo de costes, entre los que destaca la mano de obra.

Con todo, las previsiones de los expertos para 2006 indicaron un crecimiento del valor del mercado de pinturas y barnices en torno al 1,2%, hasta alcanzar una cifra de 1.953 millones de euros.Para 2007 y 2008 se prevén aumentos ligeramente superiores, del 2% y el 3%, respectivamente.

Por segmentos,el de pinturas para decoración y construcción, limitado por la fuerte competencia en precio, mantendrá previsiblemente en dicho período tasas de variación anuales de entre el 1% y el 2%. Por su parte, el de pinturas industriales, con un aumento inferior al 1% en 2006, podría recuperarse de forma más evidente en 2007 (creciendo hasta un 2,3%) y en 2008 (con un incremento del 4,1%).

 

_________________________________________________________________________________________

PINCELADAS TRIDIMENSIONALES PARA COMPETIR

En Depinsa, empresa catalana con más diez años de experiencia, han conseguido una amplia y diversificada cartera de clientes en sectores tan diversos como la automoción, el material eléctrico, informática, electrónica, cosmética, aparatos de laboratorio, diseñadores industriales y mobiliario.

Con un denominador común: la pintura tridimensional, o el color sobre superficies difíciles. “Es un sector diferenciado de la pintura industrial y nos ha Txt: Manuel Palos ido bastante bien por todos los proyectos que ya tenemos asignados”, comenta Pau Baltá, director adjunto de Depinsa.

La deslocalización

Pau Baltá reconoce que las cosas no son fáciles en el mundo de la pintura profesional. Hay que diversificar y ganar clientes. Y la deslocalización de las actividades acecha detrás de cada esquina. “Como en muchos sectores, los clientes deslocalizan parte de sus procesos a otros paí- ses, con lo que la actividad que nosotros realizamos se ve también afectada”, analiza Baltá.

En China, por ejemplo, la mano de obra es muy barata y la normativa medioambiental no es tan restrictiva como en Europa, lo que incita a muchas empresas a marcharse”, arguye. Y finaliza: “Las grandes, las de automoción especialmente, obligan a sus proveedores también a deslocalizarse”.