Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

‘Outsourcing’ logístico a medida

27/03/2014

CTC ofrece servicios de externalización (outsourcing) en varios sectores productivos. Está especializada en dar soluciones de carácter logístico y en proporcionar un apoyo en la producción, bajo ciertas circunstancias, en las que los volúmenes o la actividad no justifican para el cliente un desembolso extra para cubrir ese trabajo.

En el ámbito de la logística, CTC es una experta en ofrecer servicios y trabaja desde hace más de 14 años con sociedades de alto nivel. Uno de los casos prácticos más habituales con los que se encuentra está representado por el de un firma de paquetería líder en España –la confidencialidad de los clientes resulta esencial en una actividad como la que desempeña y por eso no cita nombres– que cuenta con dos grandes centros de transbordo,uno en Madrid y el otro en Barcelona.

Disponían de tiempos muy ajustados, un gran volumen de mercancía y una elevada variedad en el nivel de actividad; podían tener días muy intensos de trabajo combinados con otros de baja operación”, explica Carlos Gonzalvo, director general de CTC.

Este cliente buscaba, por una parte, una com pañía de outsourcing que le permitiera tener una mayor flexibilidad para adaptar sus recursos a la actividad diaria, incluso con variaciones de un día para otro”–comenta Gonzalvo– “a la vez que necesitaba evitar un coste fijo que no se ajustaba a la demanda variable que experimentaba en sus operaciones”.

Estudiar cada caso

Ante una situación así, el proceso que sigue CTC comienza por dos análisis, uno de los procesos implicados en la operativa y otro de la curva de demanda.“Si somos capaces de definir esas dos cuestiones, podremos ofrecer al cliente una oferta que convierta los costes fijos en variables”, reflexiona Gonzalvo.

Los ingenieros rediseñan el proceso, el departamento de recursos humanos cuantifica el nú- mero de horas de trabajo que se necesitan cada día y el gerente que este proveedor de outsourcing designa para este caso se encarga de gestionar los recursos día a día.

Una vez analizada y redefinida la situación, “le pedimos al cliente que nos proporcione un espacio fí- sico; utilizamos nuestros propios mandos para coordinar la operativa –tanto por cuestiones legales como para hacernos responsables de la parte económica–, y ponemos las herramientas necesarias para llevar a cabo el trabajo, desde las carretillas al software que se requiera”, describe Gonzalvo.

En ocasiones, CTC facilita también espacio físico e infraestructura si se precisa. Ese es el caso de una conocida compañía industrial catalana cuyos productos se fabrican en plantas de China y de Cataluña. Necesitaba emprender una consolidación de la producción de los centros de uno y otro lugar en el puerto de Barcelona.

El propio transitario confesó a este fabricante catalán que no tenía intención de efectuar una inversión en España para realizar esa consolidación y propuso a CTC como proveedor de una solución. En concreto, debía analizar la operativa del transitario para replicarla en sus propias instalaciones y ocuparse así de un eslabón de la cadena de negocio que de otra manera habría resultado poco atractivo como inversión o como coste a las dos partes implicadas inicialmente.

La firma especializada en externalización se responsabilizó de llevar a cabo las operaciones de almacenaje y preparación de la carga, para lo que además de personal, procedimientos y herramientas, aportó parte de los 60.000 m2 de los que la empresa dispone para acometer actividades logísticas e industriales.

Aliado en la producción

La externalización de la logística no es la única actividad de la que puede hacerse cargo. Carlos Gonzalvo comenta un tercer caso que ilustra otros servicios que proporciona una sociedad como la que dirige: “En el sector de la automoción, los fabricantes trabajan con proveedores llamados ‘A’. Desde los años noventa, las empresas tratan con el menor número de proveedores posible para reducir los interlocutores. Nosotros no nos situamos como uno de estos proveedores ‘A’, sino que les ayudamos en dos vertientes”.

Una de ellas es la relativa a procesos aplicados a piezas de poca tirada para los que el proveedor tiene escasa capacidad de automatización y en los que, por el poco impacto que tienen en el resultado global del negocio, no se invierte tiempo de los ingenieros en mejorarlos.

En ese caso, CTC asume la producción de esas series cortas y las elabora en sus instalaciones con su personal y su tecnología. A la empresa, como está especializada en este tipo de peticiones, sí que le resulta rentable dedicar esfuerzos en la I+D de esta clase de procesos.

La pregunta inevitable que surge ante esta afirmación es por qué una actividad no resulta atractiva por su rentabilidad para el proveedor, y, en cambio, sí lo es para CTC. Gonzalvo apunta que “tenemos adaptada nuestra organización a la fabricación de series pequeñas, mientras que un proveedor ‘A’ está preparado para series automatizadas y las tiradas limitadas les resultan caras”.

Además –señala Gonzalvo-, en el convenio de automoción tienen unas restricciones en la productividad que nuestra sociedad no padece porque cuenta con un convenio propio que permite una mayor flexibilidad y eso nos hace ser más competitivos”.

Socio con soluciones

Ya se encargue de la logística o de parte de la producción de sus clientes, la externalización de los servicios con una empresa como CTC requiere de una integración lo más perfecta posible con la operativa y el negocio de la compañía contratante. Para conseguir esa compenetración, “tenemos un departamento de ingeniería que analiza espacios, tiempos, procedimientos, herramientas, personal, flujo de materiales, etc. y estima el hipotético coste que debería tener ese proceso para la firma que nos contrata”, dice Carlos Gonzalvo.

Conforme a esa valoración, CTC plantea responsabilizarse de la actividad en cuestión e introducir una serie de mejoras. Ese es el primer paso para la externalización del servicio. La segunda fase, que puede darse o no en función de las circunstancias del cliente, evita posibles traumas en el cambio, ya que CTC se ocupa sólo de una parte del proceso, a veces incluso absorbiendo personal de la empresa contratante y sin aplicar cambios inmediatamente.

El tercer paso del proceso supone la aplicación de las mejoras que se consideren oportunas y que se han identificado en la primera fase. Con estas premisas de trabajo, la firma que dirige Gonzalvo se presenta a sus actuales y futuros clientes como un socio con soluciones. Unas soluciones que, además de evitar complicaciones a las empresas contratantes,optimizan procesos.

Para ello cuenta con herramientas de mejora de la calidad, como las normas ISO 9001 (la compañía tiene el certificado para las actividades de automoción,cables y sector farmacéutico),los cuadros de mando, así como con la ayuda de la informática.

Software especial

Estamos implementando el sistema de gestión SAP con el propósito de controlar la parte financiera, la de recursos humanos y algunos procesos productivos”, avanza el responsable de la sociedad de outsourcing; “en el área farmacéutica utilizamos un software muy especializado (Labware) para gestión y logística. Tenemos otro paquete de software, de esta actividad, orientado a empresas pequeñas y creado por nosotros”.

Asimismo –añade- contamos con un software de análisis y control de las llamadas para call center, que es capaz de evaluar la eficiencia del centro.En cuanto a la innovación aplicada a los recursos humanos, disponemos de una aplicación propia enfocada a la gestión, análisis del desempeño, evaluación de carreras, absentismo,etc.”.

Todas estas herramientas, junto con la experiencia, una cartera de clientes variada y el aprovechamiento al máximo de las sinergias posibles, facilitan que CTC sea capaz de convertir en rentable y altamente eficiente lo que para sus clientes sería, sin su ayuda, un problema entre las manos.

 

Necesidad:

✑Gestión de dos centros logísticos para paquetería con una alta variabilidad en el volumen de actividad, lo que obligaba a tener que contar con recursos que no se adaptaban a las necesidades reales.

Solución:

✑Externalización de los recursos y la gestión del centro a una empresa que estudia la demanda y gestiona las capacidades de una manera flexible a un coste variable

 

Necesidad:

✑Consolidación y gestión del almacenaje de cargas provenientes de plantas situadas en varios países, sin tener que realizar una inversión en infraestructuras.

Solución: ✑Externalización de todo el servicio, incluyendo la infraestructura, con una compañía especializada que ya cuenta con los recursos necesarios.

 

Necesidad:

✑La maquinaria y estructura de la empresa, orientadas a la fabricación masiva de piezas de automoción, hace que la elaboración de series cortas sea cara, poco práctica e insuficiente para dedicarle tiempo de I+D.

Solución: ✑Externalización de la producción de esas series a una firma cuya organización está orientada a trabajar con ellas y que puede aprovechar la estructura para ofrecer ese servicio a varios clientes con el mismo problema. La I+D en la fabricación de series cortas es rentable, práctica e indispensable

_______________________________________________________________________________________

UNA HISTORIA EN SIGLAS

Para entender el trabajo de CTC lo mejor es analizar sus orígenes. Sus siglas evidencian su herencia, ya que la empresa fue constituida por directivos y personal de otras compañías. Cedes era una sociedad de ingeniería que diseñó y construyó el parque de proveedores de Seat en Martorell a principios de los años noventa.

La compañía establecía no sólo los edificios, sino también las cadenas de montaje que trabajaban con el concepto just in time para dotar a la firma automovilística de las piezas que necesitaba en el momento preciso y de acuerdo con los volúmenes de demanda.La exitosa solución del parque de proveedores se replicó posteriormente para otras marcas de automoción, como por ejemplo Nissan.

Los otros socios

Tutor es el segundo nombre de origen de otra parte de los directivos de la enseña especialista en externalización. Se trata de una empresa que actualmente pertenece al grupo External y que se centra en recursos humanos. Y la tercera compañía de la que se nutrió CTC fue Ces, una sociedad dedicada a la seguridad de la que salieron algunos profesionales que pasaron a formar parte de este proveedor de outsourcing.