Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Envases y embalajes renuevan su piel

27/03/2014

Los envases ya no sólo cubren los contenidos que envuelven hasta el momento que llegan a las manos del consumidor. La industria hoy les pide además que les protejan en sus transportes por tierra, mar y aire; que garanticen su almacenamiento a medio, corto y largo plazo; que conserven determinadas temperaturas y que sirvan para comunicar un sinfín de mensajes que empiezan por la marca y acaban con la fecha de caducidad, pasando por otras informaciones como el peso u otras características específicas.

El envase y el embalaje son el medio por el cual se pretende satisfacer una enorme gama de necesidades, todas centradas en la protección del contenido, sean alimentos, objetos de uso cotidiano, herramienta y/o maquinaria”, afirma Silvia Oropeza. profesora investigadora de envase y embalaje de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco de México.

A raíz de la preocupación por el deterioro medioambiental y del fuerte escrutinio público al que se han visto enfrentados los productores de plásticos –principal materia prima de plásticos y paletas–, el sector ha tenido que abandonar determinadas materias y optar por otras.

Es el caso de los clorofluorocarbonos, muy utilizados como líquidos refrigerantes, y prohibidos por el Protocolo de Montreal, debido a sus efectos nocivos para la capa de ozono. Esas normativas y acercarse a un público cada vez más concienciado por reciclar, han llevado a los fabricantes a realizar cambios en los sistemas de envasado y a modificar gamas completas de productos.

Por una parte, se ha reducido la cantidad de embalajes utilizada y, por otra, se empiezan a utilizar otros tipos de materiales más fáciles de separar –lo que posibilita un reciclaje más efectivo–, a la vez que se buscan diseños que faciliten una mejor compactación. A continuación, Logismarket expone las últimas novedades aparecidas en el mercado en lo que concierne a envases, paletas y máquinas de envasado.

 

Carga ordenada y protegida

Para transportar los envases, todavía en fábrica o en los centros de comercialización, se utilizan paletas (de madera, plástico u otros materiales). Facilitan el levantamiento y manejo de mercancías por medio de pequeñas grúas hidráulicas, denominadas carretillas elevadoras. El Ejército estadounidense fue el primero en emplearlas para el suministro de sus tropas en Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

En cuanto a su futuro, el sector coincide en destacar que el plástico continuará siendo el material rey en el transporte, almacenaje, distribución y logística en sectores como el de la alimentación, el farmacéutico, la automoción o la gestión de pools.

 

Nuevas paletas

Totalmente reciclable. La paleta reutilizable BIPP Everest 1208 HR de Schoeller Arca Systems es un ejemplo de cómo las paletas de plástico van ganando terreno a las de madera por motivos de higiene, calidad, peso y características físicas (no producen astillas, clavos, ni absorben agua). Pesa 17,5 kg,mide 1.200 x 800 mm y tiene una capacidad de carga de 1.250 kg.

Está provista de un material antideslizante, cuatro asas en la superficie y cuatro mangos en la parte inferior. Cumple con todas las exigencias del Sistema de Análisis de Peligros y de Puntos Críticos de Control (HACCP); por lo que es apta para su aplicación en alimentación. Posee un estándar de compartimentos para integración vertical de chips RFID y es totalmente reciclable.

Para volar. BIPP Everest también presenta la paleta BIPP 1208 SL, idónea para el envío de mercancía por vía aérea. Pesa 5,2 kg y ofrece un equilibrio óptimo de peso, volumen y capacidad de carga. La paleta cumple con todas las exigencias del ISPM Nº 15 (International Standards for Phytosanitary Measures), siendo muy adecuada para la aplicación en exportación sin tratamiento ni certificado.

Para combinar con madera. Por su parte, la paleta de Schoeller Arca Systems modelo BIPP y EOS 1208 MR+3R puede utilizarse en combinación con paletas de madera en sistemas automatizados debido a su altura:145 mm.

Protecciones de paletas

‘Film’ para proteger. Wrapman, de Control Pack, es un envolvedor con film estirable para cargas de cualquier medida y peso. Tiene una autonomía de trabajo de hasta cien paletas. No se necesitan instalaciones ni colocarlo en un lugar fijo en el almacén. Ocupa poco espacio (el volumen de una persona) y está disponible en dos modelos: sin y con preestilo. Utiliza una batería de 24 V y se comercializa con cargador.

El film macro perforado para envolver paletas de Control Pack es una solución para proteger productos que necesitan buena ventilación. Consiente que las mercancías paletizadas se conserven en frío, en seco y a temperatura constante. Es fácil de utilizar y está fabricado en polietileno.

Estiramiento extra. Air-O-Stretch 150% de Soretrac es un film de paletización macroperforado diseñado para máquinas envolvedoras semi y completamente automáticas equipadas con un poderoso sistema de estiramiento. Asegura un rápido embalaje, ya que está pensado para un estiramiento del 150%, 200% y 250%.

Un beneficio añadido del Air-O-Stretch es la naturaleza amigable del producto con el medio ambiente, absolutamente reciclable. Se utiliza principalmente para artículos paletizados en caliente: evita la condensación dentro de la paleta (bebidas refrescantes, zumos, cerveza, comida enlatada, alimentos para mascotas, etc.); y productos helados y congelados que requieren para su conservación un rápido enfriamiento después de la paletización (lácteos, helados, carne, pescado y vegetales congelados, entre otros).

Nuevos envases

Para fríos de hasta -55ºC. Realizado en un plástico muy resistente,el contenedor reutilizable Kodiak de Kern Frío mantiene la temperatura interior entre 2º y 8º, -10º o -55ºC hasta cinco días sin necesidad de electricidad ni baterías a una temperatura ambiente exterior de 25ºC. Se puede usar para cualquier tipo de medicamento termolábil o producto termosensible que deba transportarse en condiciones adversas durante más de 36 horas.

Existe la opción de incorporar un data logger, que controla la temperatura interior y exterior en todo momento. Su diseño garantiza la misma temperatura en la totalidad de la carga. Se presenta con un volumen útil de 36 o 14 l.

Tubos de ensayo refrigerados.Termovial, el biocontenedor isotérmico porta probeta de Kern Frío, es un producto diseñado para mantener los tubos de ensayo con muestras de diagnóstico refrigerados o congelados. Puede transportar dos recipientes de hasta 11 cm de altura y 20 mm de diámetro.Está fabricado con polietileno rígido de alta densidad y posee un sistema anticracking para evitar roturas en su congelación. Mantiene la temperatura requerida (congelada o refrigerada) durante más de 24 horas.

Para pesos pesados. Probado con éxito en todos los sectores industriales que operan con productos sensibles, de alto valor y que requieren una protección y transporte eficaces en términos de coste, el embalaje de exportación ExPak Tipo P de Nefab es un sistema plegable y ligero diseñado para las condiciones de transporte más exigentes.

Está fabricado con tablero de contrachapado y acero, que aporta máximas prestaciones en términos de resistencia, peso y utilización de volumen. El sistema modular de medidas estándar permite que las diferentes alturas de los cuerpos puedan ser empleadas para los mismos fondos y tapas. El fabricante ofrece la opción de personalización y fabricación a medida.

Contenedor retornable. El embalaje retornable de Nefab, conocido como RePak, es un contenedor de acero con paredes de plástico diseñado para el sector de automoción y eléctrico. Está adaptado para envíos marítimos y se puede entregar con divisores internos, horizontales o verticales, además de otros accesorios interiores en acero, plástico y contrachapado. Asimismo es plegable, lo que representa ventajas a la hora de almacenarlo y transportarlo.

De papel. Los pads de papel de Nefab pueden ser utilizados como sistema de inmovilización o de relleno para muchas aplicaciones. Son reciclables, fabricados con papel virgen, sin colas ni grapas. Además, este producto puede ser empleado para envolver y amortiguar. Resultan muy adecuados para artículos de forma irregular y delicada. Es un sistema de embalaje flexible, de muy fácil manejo, fiable y que necesita un mantenimiento mínimo. Para emplearlos, se requiere una máquina especial (facilitada por Nefab).

 

Máquinas de envasado

Alimentación automática.Rovebloc ha instalado recientemente una nueva versión de su envasadora Penta2100 con alimentación automática, que gracias a la colocación de tres cuentapiezas envasa–sin necesidad de operario– distintos elementos en una bolsa de plástico.

Dependiendo del tipo de kit o conjunto a embalar, se alcanzan producciones de entre 15 y 20 bolsas por minuto. Una impresora térmica identifica cada bolsa con su referencia y código de barras.La nueva versión de la envasadora vertical está dotada de una pantalla táctil de fácil manejo. Los cambios de tipo de piezas y de formato se efectúan muy rápidamente.

Sacos en vacío. Rovebloc ha diseñado una máquina de embolsado en sacos, con realización de vacío para una mayor conservación de productos. Gracias al modelo RVB-700 se puede usar polietileno grueso, poliamidas y poliéster. Permite un largo de soldadura de 700 mm y un ancho de seis.

Adiós a la oxidación.La soldadora y retractiladora manual minipack Galileo de Soretrac ofrece diez programas de trabajo, incluido el embolsado. Entre sus características, posee una campana de alta resistencia, es ligera y ocupa poco espacio. Su chasis central, construido con resina de alta resistencia, minimiza su riesgo de oxidación. Los elevadores del producto garantizan un mejor acabado.

Soldaduras de precisión. La soldadora automática EFK de Soretrac es una máquina automática, rápida, fiable, de simple utilización y económica. Posee mordazas con calefacción permanente reguladas en la masa para una perfecta soldadura. Tiene un enrollador de sobrante, de tensión graduable destinado a acumular la merma. Es capaz de hacer perforaciones mecánicas en continuo y de establecer un reglaje preciso de la cantidad del film según el producto.

_______________________________________________________________________________________

Packaging a toda prueba

Los productos rechazados por ser defectuosos –en los que el envase falla en cuanto a su cometido de protección– suponen costes extras para la industria. Por eso en el momento de diseñar un envase hay varias pruebas de laboratorio que garantizan su calidad. Estas son algunas de ellas:

Verificación dimensional. Tarea obligada en todos los materiales de envase, se efectúa con material de medición como cinta métrica, escalas, pie de rey, micrómetro, comparadores ópticos, lentes de amplificación, o máquina universal de mediciones.

Tensión y compresión Unos sujetadores sostienen la muestra y la someten a un estiramiento gradual hasta que ésta se rompe. Los indicadores reflejan la capacidad de elongación de la mercancía.

Resistencia al impacto La prueba de impacto pendular determina la fuerza de impacto sobre papeles, cartulinas y películas. Una cabeza de impacto es colocada al final de un péndulo que oscila y se arroja a través de una muestra. El resultado que se obtiene es la resistencia al impacto de la muestra y se mide en unidades de kg/cm. Es muy útil para predecir la resistencia de un material a roturas por caída o golpes.

Rasgado La resistencia al rasgado se cuantifica en gramos por milésima de pulgada de espesor y es muy importante para papeles o para sustratos que pasarán por máquinas automáticas.

Rigidez La rigidez de un material es determinante ya que éste puede tender a curvarse. Si es demasiado rígido, ofrecerá excesiva resistencia a los dobleces, ocasionando problemas de maleabilidad.

Prueba de Mullen La resistencia a la explosión se usa para verificar la calidad del cartón y su firmeza. La prueba consiste en colocar una muestra sobre un diafragma de goma y hacer que una bomba inyecte un líquido a una cámara de presión debajo del diafragma. La presión del líquido rompe la muestra y así se establece el valor de resistencia de la misma.

Compresión Esta prueba consiste en ejercer una presión sobre la muestra con dos placas que se cierran gradualmente comprimiéndola hasta que ésta no ofrece resistencia a la fuerza. Se mide en kg/fuerza.

Resistencia al plegado Una mordaza superior aprieta el papel con un resorte y un cabezal oscilador de plegado sujeta el otro extremo de la muestra. Este cabezal tiene un mecanismo motriz para proveer una oscilación rotativa y un contador de vueltas. La prueba provee el número de plegados dobles que se requieren hasta deteriorar la muestra en el punto doblado

Prueba de Cobb Sirve para determinar la cantidad de líquido que puede absorber un material. Se coloca una muestra en el fondo de un recipiente cilíndrico y se agrega una cantidad determinada de agua. Al cabo de un tiempo, la muestra se retira. La absorción de agua, representada en g/m2 , se determina por diferencia de peso.

Coeficiente de fricción Es la característica, que poseen las películas y laminaciones, de resistencia al deslizamiento, ya sea en máquina o entre el mismo material. Resulta importante puesto que las máquinas manejan rangos de fricción: si el rango es alto, opondrá resistencia al manejo; y si es bajo, podría patinar la película. Se determina en un equipo especialmente diseñado.

Torque Es una comprobación para establecer la fuerza necesaria para destapar o cerrar un envase, con el fin de realizar esta prueba se usa un torquímetro.

 

_____________________________________________________________________________

La respuesta del envase a los “medicamentos piratas”

El 10% de los medicamentos que se comercializan en el mundo se falsifican. La viagra –en EE. UU– y la aspirina –en Europa– son los productos estrella de este mercado negro. Para proteger al consumidor y como signo de diferencia, la industria del envase y las empresas proveedoras de insumos y accesorios protegen los artículos originales mediante tintas especiales, sistemas de inspección por vídeo, tapas de seguridad, hologramas, envases inteligentes o mecanismos de identificación por radiofrecuencia, entre otros.

Fuentes: - Instituto Mexicano de Profesionales en Envase y Embalaje. -“Envases y embalajes sostenibles para el diseño eco-regional” de Silvia Oropeza, profesora investigadora de las áreas de envase y embalaje de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco de México. - Expo Pack.