Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Ataduras del embalaje

27/03/2014

Es una pieza fundamental del conjunto de la industria y la economía de un país. En ocasiones pasa inadvertida, fuera del foco de la atención que, la mayoría de las veces, recae sobre los fabricantes de automóviles o las constructoras, pero vive en radical sintonía con las principales actividades industriales.

Y experimenta sus mismas contradicciones. Si quiere perdurar como un sector rentable y competitivo, debe innovar, invertir en I+D y adaptarse a las demandas concretas de las empresas. Si quiere evitar las amenazas de la deslocalización de gran parte de la industria de los países avanzados hacia Europa del Este y Asia, debe mirar más allá de lo que han sido las vicisitudes del sector hasta este momento.

La industria del embalaje está muy ligada al resto de los sectores industriales”, explica Nuria García, directora de marketing de Nefab, multinacional del sector que ha disfrutado de un crecimiento en sus ventas del 26,8% en 2006, mejorando el beneficio neto a cotas históricas de hasta un 47% respecto a 2005.“ Las soluciones de embalaje son necesarias para el transporte y almacenaje de cualquier producto. Por tanto, si la situación económica es favorable, de igual manera será favorable la evolución en nuestro sector”, matiza García.

 

Embalajes reutilizables

Respecto a los rasgos que adquiere el sector en los últimos años, la directora de marketing observa “el incremento de los sistemas de embalaje reutilizable frente a los de un único uso, sobre todo en sectores con tecnología avanzada donde existe subcontratación de la producción, ya sea parcial o total”.

Para García, un buen ejemplo de ello es el sector de la automoción, “con cadenas de producción final a las que llegan componentes ya montados, que necesitan soluciones de embalaje específicas y reutilizables para ser rentables”. En la guipuzcoana Gemini Sistemas de Embalaje, filial de la compañía Comarme en España, consideran que el sector ha evolucionado considerablemente en los últimos años, demandando “tecnologías y estándares cualitativos cada vez más innovadores y elevados”.

Y ahí se sitúa Comarme, que ofrece productos de primera calidad y centra sus esfuerzos en satisfacer las necesidades del cliente. Desarrolla “una labor comercial y formativa hacia los usuarios con el objetivo de dar soluciones prácticas y funcionales a sus necesidades de embalaje”.

No va demasiado mal, pero tampoco va muy bien”, dice, por su parte, José Alcaraz, gerente de la firma valenciana Dositec, especializada en envasado y embalaje de productos de limpieza. No todas las empresas se dirigen hacia actividades relacionadas con la automoción. Muchas de ellas se centran en negocios más concretos.

Dositec es especialista en detergentes, higiene personal y productos químicos. “En este segmento la situación resulta algo complicada, ya que las condiciones en las que se encuentra el sector de la distribución afectan mucho al negocio”, comenta Alcaraz.

Si se vende poco en los grandes supermercados, a nosotros nos repercute mucho”, concluye.

 

Competencia en Asia

Las empresas que se dedican al embalaje no son una excepción. La sombra de la deslocalización también planea sobre el sector. Y las recetas para sortear el traslado de manufacturas y empleos a Europa del Este y Asia son las mismas: innovación, I+D y calidad sobre cantidad.

La situación es complicada”, asegura Javier Martín, director comercial de la compañía barcelonesa Cadepa. “Las empresas compran cada vez más sus productos en los países asiáticos; ya casi todo se fabrica en China”, manifiesta. Las razones que han abocado a esta situación son de sobra conocidas: costes mucho más contenidos; mano de obra con menores salarios; legislación medioambiental menos restrictiva; un enorme mercado de millones de personas,etc. +

Hay que ser mejores cada día y buscar la necesidad puntual de los clientes”, señala Javier Martín, quien apuesta por la innovación y el just in time para proteger al sector de bandazos deslocalizadores. Para ello, Cadepa se está especializando en productos que se puedan aplicar al aislamiento en la construcción y ampliar el conocimiento de sus artículos entre el público.

La competencia es dura. “Hay mucha oferta y no tanta demanda”, apunta. Y sólo existe una forma de sobrevivir con garantías: “La calidad: los productos casi a la medida de lo que nos pidan nuestros clientes”, reflexiona Martín.

 

Deslocalización

Para Rodolfo Perona, director general del grupo italiano de logística Incas, “el año pasado fue un buen ejercicio en el desarrollo de la gestión logística tanto en las empresas que distribuyen como en las que producen artículos relacionados con el sector”.Si bien, según Perona, el sector industrial se encuentra muy afectado por lo que en los últimos años se ha convenido en llamar deslocalización.

La distribución logística, sin embargo, está en alza. Y eso incluye al segmento del embalaje y envasado. Aunque aquí se hacen distingos, en opinión del director de Incas, respecto a la mayor o menor cantidad de valor añadido que incorpore el producto.

La ecuación es sencilla: cuanta más innovación e investigación, más posibilidades de crear productos y ganar mercados eludiendo la deslocalización de las actividades a países con mano de obra más barata. “Nosotros hemos decidido invertir en identificación de artículos, en software y en sistemas de handling automático”, señala Perona.

Esto se concreta en la apuesta por un “desarrollo enfocado en la monitorización de la producción, los sistemas SAP, la preparación de pedidos y la automatización de los procesos de clasificación de los productos”. La innovación, por lo demás, también afecta a los procesos de embalaje, “que se dan al final de la producción o de las líneas de producción” en el negocio logístico.

 

Futuro en el ocio

Otros empresarios del sector ven mucho negocio para el embalaje y el envasado en las aplicaciones relacionadas con los servicios y los productos de ocio. Es el caso de Plaesa, una firma que, tras varios años dedicados al embalaje de artículos electrónicos o vinculados al mundo de la automoción, ha decidido centrarse en el mercado del vino.

Sé que los sectores de la informática y la electrónica ya han tocado techo en España. Sólo puede ocurrir que un productor le quite mercado a otro, pero que ninguno de los dos crezca”, razona Rafael Trufero, director comercial y propietario de Plaesa.

En cuanto a las actividades relacionadas con la automoción, es bien sabido que están en crisis, sobre todo por la deslocalización de la producción a países del Este o Asia”, indica Trufero, quien no esconde que sus principales apuestas para los próximos ejercicios son el embalaje de botellas de Rioja y otras actividades en principio ajenas al mundo del envasado.

Y esta estrategia no le va mal: espera obtener un crecimiento en sus ventas del 20% este año. “Ahora nos vamos a introducir en el negocio de los estuches de lujo, para regalos de empresa en eventos”, comenta Rafael Trufero, que reitera la necesidad de diversificar el negocio en un contexto de dura competencia y altos precios.

La base de la sociedad, sin embargo, seguirá siendo la misma en lo que se refiere al embalaje: el polietileno. La mayoría de los productos de embalaje ofertados tienen que ver con este material, especialmente concebido para proteger artículos sensibles, como ordenadores, piezas de electrónica o botellas de vino.

 

_____________________________________________________________________________

 

Máquinas que esculpen productos

En Dositec disponen de una amplia gama de máquinas de embalaje y envasado. Entre las primeras, podemos destacar las envasadoras rotativas y lineales. De las segundas resaltamos las formadoras de cajas. Las envasadoras lineales son máquinas robustas, de reducido espacio y con gran flexibilidad para el envasado de distintos formatos de envase con volúmenes diferentes.

Los materiales empleados por las máquinas van del PVC a los aceros de alta resistencia, pasando por el Perlast. De aquí salen envases semicilíndricos o irregulares, garrafas o latas para contenidos desde 250 ml hasta 25 l. El modelo comercializado por Dositec es el EVLM, que consiente instalar de dos a 12 unidades de llenado, dependiendo de la producción requerida o el tamaño del envase.

Las rotativas son máquinas más flexibles y permiten incorporar diferentes elementos que complementan el procesado de envases en distintas estaciones con la misma tracción común en monoblock. Los materiales que emplea son idénticos a los del modelo lineal, aunque su diseño conduce a aplicaciones diferentes, para contenidos desde 500 ml a 5 l.

La gama comercializada por Dositec se llama EV RM/ RN y puede instalar de 6 a 34 unidades de llenado, en función de la producción requerida. Las envasadoras alternativas, por último, son máquinas compactas rotativas, de reducido espacio con gran flexibilidad para el envasado y taponado de envases de pequeña y media capacidad.

Permiten la elaboración de envases muy diminutos, como botellas de cuello reducido, de hasta 6 mm, y contenedores promocionales para volúmenes desde 5 ml a 1 litro. Dositec comercializa las envasadoras rotativas RM-RC-AT, que admiten instalar una, dos o tres unidades de llenado según la producción requerida.

 

Fabricar cajas

También hay ingeniería detrás de las cajas de cartón. Hacen falta máquinas para confeccionar este tipo de contenedor de artículos. Una de ellas es la formadora de cajas FC de Dositec, ingenio de sencillo diseño desarrollado para la elaboración de cajas preformadas con láminas de cartón del tipo B1 en sólo dos movimientos. Las cajas se posicionan abiertas, con su base encolada o precintada, y se preparan para el encajado de envases de modo manual o automático.

 

____________________________________________________________________________

 

Mini-bazar

 

ExPak: respuesta a las exportaciones El producto estrella de Nefab se llama ExPak. Es una solución de embalaje plegable de tablero contrachapado con perfiles de acero galvanizado. La caja está formada por tres componentes independientes: tapa, cuero plegable y base. ExPak, además, es adecuado para exportaciones en condiciones de transporte exigentes. Esta caja se puede utilizar para cualquier aplicación y personalizar conforme a las especificaciones del cliente.

Su peso, hasta un 60% inferior al de las tradicionales cajas de madera, y el mínimo espacio de almacenamiento logran una reducción de los costes de transporte y almacenaje para sus clientes, especialmente en operaciones de exportación. Y puede ser de gran utilidad para los envíos de mercancías peligrosas.

 

PC200: un paletizador robusto

El robot paletizador PC200 está especialmente diseñado para paletizar bultos (cajas, sacos, envases de brick, etc.) procedentes de una cinta transportadora motorizada. Con una estructura sólida y robusta, además de unas medidas compactas, permite trabajar con precisión y velocidad.

En cuanto al funcionamiento, se gobierna mediante PC, con un software que funciona en el entorno Windows. El paletizador está concebido siguiendo el concepto heavy duty, ideado para cubrir las exigencias del mercado actual, un mercado que debido a las últimas tecnologías incorporadas en el sector del envase y embalaje, se encuentra en continuo crecimiento.