Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Almacén polivalente para logística integral

28/03/2014

Cualde Control dispone en Cornellà (Barcelona) de un nuevo almacén donde la característica principal es la polivalencia de las instalaciones, que cuentan con un complejo de estanterías convencionales para más de 5.000 paletas, un puente grúa de 10 t y zonas de picking y verificación de mercancía. En ellas, la empresa realiza desde la consolidación y desconsolidación de camiones hasta la preparación de pedidos, pasando por el almacenaje, la manipulación, el embalaje o las gestiones de aduanas para todo tipo de mercancías.

El operador logístico Cualde Control ha inaugurado en Cornellà de Llobregat (Barcelona) un nuevo almacén de 5.200 m2, situado junto a la salida 15 de la Ronda de Dalt y próximo al puerto y al aeropuerto de Barcelona. La instalación está dotada con sistemas de radiofrecuencia para el control e identificación de la mercancía, mientras que la operativa está supervisada y garantizada por una novedosa aplicación informática que la compañía ha desarrollado conjuntamente con la empresa de software Msoft. El resultado es un almacén polivalente que ofrece un servicio logístico integral y tiene capacidad para 7.700 paletas, 5.000 de las cuales se encuentran en estanterías de paletización convencional.

El complejo de estanterías mide 46 m de ancho y 42 m de largo, mientras que la altura máxima es de 13,5 m (la última paleta reposa a algo más de 11 m). Se trata de ocho pasillos de estanterías de 15 módulos en longitud y siete niveles de carga, con capacidad para tres europaletas en cada uno de ellos. La unidad de carga admitida para los cuatro primeros niveles es de 1.000 kg por paleta, mientras que para el quinto nivel es de 700 kg y, para los dos últimos, de 500 kg. El módulo número 11 de todas las estanterías no dispone de los dos primeros niveles de carga, ya que se ha habilitado un paso inferior para que el personal pueda cambiar de pasillo sin tener que volver a la cabecera del almacén.

La empresa aumentará en breve la zona de almacenaje en altura con nuevas estanterías con capacidad para más de 1.100 paletas. Un área de 2.000 m2 situada frente a los diez muelles de carga y descarga acoge por el momento el producto que deberá almacenarse en las nuevas estanterías. Cuando esté lista la ampliación, la mitad de esos 2.000 m2 quedarán destinados a la verificación de la mercancía. El almacén cuenta además con un puente grúa de 10 t para manipular cargas especiales de gran volumen o peso en una zona de 500 m2, que está situada por detrás del complejo de estanterías y cuenta con su propio muelle de carga. La nave dispone igualmente de una playa de 1.000 m2 y de una zona de picking de 2.200 m2 habilitada en un altillo de obra de dos plantas en altura que se encuentra justo encima de la playa de recepción.

En la instalación se trabaja sin papeles gracias a la aplicación de un sistema de radiofrecuencia, y se realizan tareas de control e identificación de las mercancías con lectores de código de barras, al tiempo que se asegura la trazabilidad de todas las operaciones. Un sistema de seguridad con videovigilancia las 24 horas del día (12 cámaras) completa el equipamiento del almacén.

Con estas características, las instalaciones de Cualde están en disposición de ofrecer multitud de servicios, entre los que destacan los siguientes: consolidación y desconsolidación de contenedores; mercancías en depósito aduanero (conexión con el sistema informático de la Aduana); picking y preparación de pedidos de unidades sueltas, cajas y paletas (sistema FIFO); gestión de pedidos de kits; retractilado y flejado de paletas; operaciones de cross-docking; control de fechas de caducidad, número de lote y número de serie; etiquetados; embalaje; manipulaciones especiales; etc.

Sobre la variedad de servicios y las necesidades que se tuvieron en cuenta a la hora de construir las nuevas instalaciones, los responsables de Cualde afirman que “la mayoría de nuestros clientes son empresas transitarias, por eso contamos con un almacén polivalente, con mucha zona de tierra (almacenaje, verificación, picking, etc.) y una parte con estanterías y otra con puente grúa. Aquí puede tener cabida prácticamente cualquier tipo de mercancía”.

Punto de inflexión
 

El almacén inaugurado supone un nuevo punto de inflexión en la historia de esta compañía, que comenzó su andadura en 1952 como empresa de transportes y que pasó a ofrecer servicios de almacenaje a partir del año 1989. Los inicios en el negocio del almacenaje y la logística están vinculados a la firma de mobiliario Habitat, que fue el primer cliente de Cualde en esta nueva singladura hacia la diversificación en la oferta de servicios. Para poner en marcha esta nueva actividad, Cualde contaba entonces con un almacén de 700 m2. Un año después, en 1990, sumó a su oferta otra nave de 2.300 m2 situada en el mismo polígono industrial donde ahora dispone de otros 5.200 m2. Con estos activos, la compañía presta en la actualidad servicios de logística integral a firmas como Antonio Puig, Thyssen Krup, Shell España, Chemitex, entre otros. Además, ofrece la posibilidad de realizar la logística en los almacenes de los clientes (como en el caso de Siemens, por ejemplo). Para ello pone a su disposición el personal, los medios de manutención y las herramientas informáticas necesarias.

Sus creadores afirman que el software puesto en marcha para gestionar las instalaciones es pionero en muchas soluciones logísticas y aporta un alto valor añadido. El operador estuvo trabajando un año y medio conjuntamente con la empresa de software para desarrollar esta nueva aplicación, con la que han obtenido “un resultado muy satisfactorio que nos ha permitido aumentar la productividad con los mismos recursos”. Por este motivo, la empresa ya trabaja en la ampliación de la zona de estanterías, donde ganará espacio para almacenar en altura otras 1.100 paletas.

El crecimiento de la cartera de clientes tendrá un fiel reflejo en la cuenta de resultados de la compañía, que espera un salto importante en la facturación a partir de este ejercicio (aproximadamente un 20% más que en 2002). La empresa asegura que “la demanda de servicios logísticos es tan importante que se podrían gestionar almacenes de mayores capacidades. En nuestro caso, apostamos por almacenes medianos, porque lo esencial es que puedas asegurar siempre un buen servicio basado en la calidad (estamos certificados con la norma ISO-9000 y 14.001): es preferible ir paso a paso, para que el negocio no se te vaya de las manos”.

El cambio en los procedimientos internos y el modo de trabajar del personal de Cualde han variado substancialmente, puesto que en el antiguo almacén de 2.300 m2 –que también cuenta con estanterías de paletización convencional– no se utilizaban soluciones de radiofrecuencia y la preparación de los pedidos se realizaba con papeles. Ahora la tecnología permite asegurar la trazabilidad de la mercancía, tanto dentro como fuera del almacén, y los operarios de las carretillas elevadoras reciben directamente las órdenes de retirada o cambio de ubicación de las paletas en la pantalla de ordenador que incorporan los vehículos. La trazabilidad resulta especialmente atractiva en aquellos casos en los que, debido a la transformación del producto, un grupo de referencias (componentes) acaba fusionándose en una sola (el producto final que sale a la venta). La trazabilidad permite aquí obtener el “historial” de esos artículos.

En el almacén de Cualde se trabaja con más de 2.000 referencias y el 70% de la mercancía tiene una rotación mensual. Como aproximadamente el 50% de sus clientes son transitarios, gran parte de la carga que mueve es de importación, de modo que, además de la gran cantidad de referencias, hay que sumarle otra dificultad: la de trabajar con paletas americanas.

Transporte y distribución

Cualde Control distribuye a toda España a través de una amplia red de corresponsales, mientras que en Cataluña dispone para esta tarea de una flota de 57 vehículos de diferentes características. Entre los servicios de transporte que presta la compañía destacan los siguientes: entregas y recogidas en terminales aduaneras; transporte de mercancías peligrosas (ADR/IMO); servicio en ferias; carga completa para toda la Península; servicios especiales (camión grúa, grúas de gran tonelaje, etc.); entregas concertadas y urgentes; y entrega en domicilios particulares.

< La empresa se especializó en los años setenta y ochenta en los servicios de apoyo a los transitarios (muelles, aeropuerto y terminales TIR) y se inició en la distribución de mercancías peligrosas (TPC/ADR), con lo que cuenta con una amplia experiencia en el sector del transporte. La compañía impulsa el uso de las nuevas tecnologías y el comercio electrónico; en este sentido Cualde realiza incluso reparto a domicilio de muebles embalados para particulares. Sin embargo, la compañía considera que este tipo de entregas son todavía demasiado caras y presentan demasiadas dificultades (hay que repartir fuera de las horas habituales) como para extenderlas a todo tipo de artículos.

A pesar de la gran variedad de servicios que ofrece en la actualidad Cualde Control, sus responsables opinan que el futuro de los operadores logísticos pasa por la especialización y por ocupar nichos significativos en aquellos servicios que las grandes agencias no quieren o no pueden hacer bien. En esta línea, Cualde almacena y transporta artículos complejos, como ascensores o maquinaria industrial, que requieren entregas especiales.
 


Ficha técnica del almacén de paletización convencional de Cualde Control

Longitud estanterías: 42.108 mm
Anchura estanterías 45.800 mm
Altura estanterías: 13.500 mm
Nº de estanterías: 16
Nº de pasillos: 8
Anchura del pasillo: 3,1 m
Niveles de carga: 7 (incluido el suelo)
Nº de módulos: 240
Longitud de los módulos: 2.700 mm
Capacidad por hueco: 3 euro paletas o 2 paletas americanas
Capacidad total: 4.956 paletas + 1.100 en ampliación prevista
Carga máx. por hueco: 1.500 kg, 2.100 kg y 3.000 kg
Unidad de carga: Paleta de 800x1.200 mm/ 1.000x1.200 mm
Estanterías servidas por carretilla retráctil