Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

El almacén aparcacoches

08/01/2015

 

Mientras que una ciudad como Madrid intenta absorber los casi 400.000 vehículos nuevos que se matriculan cada año en la Comunidad, el precio de venta de una plaza de garaje, por ejemplo, en la zona centro, ha pasado de 38.267 euros en 2004 a 42.000 durante 2005, según los datos de la firma especializada en análisis inmobiliario Foro Consultores.

En la práctica, supone una subida anual del 10%.Esta situación se complementa además con la rehabilitación y nueva edificación de viviendas en el centro de las ciudades, en las que la demanda de los compradores por disponer de una plaza de garaje contrasta con las limitaciones de espacio características de estas zonas urbanísticas.

Ante esta situación, crear aparcamientos en los que se utilice un amplio espacio para rampas y para la maniobra de los coches en ocasiones no sólo representa una inversión .cuyo retorno operativo en términos de venta de las plazas es difícil, sino que en ocasiones su realización resulta, sencillamente, imposible.La alternativa que ofrece el mercado actualmente es el parking robotizado.

Se trata de sistemas automáticos en los que los automóviles, más que aparcados, son almacenados gracias a la utilización de robots que desplazan el coche, en lugar de ser el propio conductor quien lo coloca en una plaza. No hay rampas, sólo elevadores y sistemas de colocación de los vehículos.

"El principio de funcionamiento es el mismo que el de un almacén automatizado. En el caso de los parkings, hay elevadores que mueven los vehículos en vertical y lanzaderas que los trasladan en horizontal. La razón de que se haga así es poder mover la carga con mayor rapidez", explica Rafael Salichs, responsable de Mecalux Thyssen Ingeniería y Sistemas.

La idea no es nueva. Desde principios del sigloXX se ha venido experimentando con sistemas de parking mecanizado, más o menos rudimentarios,si bien fue a mitad de siglo cuando se empezaron a construir los primeros aparcamientos verdaderamente automatizados. En concreto, desde mediados de los años cincuenta hasta el final de los ochenta, se crearon cientos de instalaciones de este tipo, la mayoría en Europa –especialmente Alemania– y Asia–con Japón a la cabeza–. Krupp fue una de las empresas que más plazas construyeron de las 1.600.000 que se vendieron en el país nipón. En España ha habido y hay diversas instalaciones en Vigo, Zaragoza, Barcelona, Bilbao yTarragona, entre otras localizaciones.

 

Un mercado con recorrido

A pesar de la experiencia con este tipo de aparcamientos,el mercado del parking robotizado sigue,en estos momentos, en fase emergente. Las razones son, entre otras, que la situación está empezando a madurar, debido a la necesidad de integrar plazas de aparcamiento en zonas con poco espacio, como pueden ser edificios rehabilitados del centro de las ciudades europeas.

"Por ejemplo, hoy no se puede concebir que los pisos de un edificio de nueva construcción en el centrode Madrid, dado el precio que van a tener, no dispongan de plaza de garaje. La manera decontar con espacio de aparcamiento es instalar un sistema robotizado", analiza Rafael Salichs.

Así, al carecer de rampas y zonas de tránsito para la circulación de los vehículos se ahorra un importante espacio que se aprovecha con mayor eficiencia. Una instalación robotizada puede multiplicar hasta por tres el número de plazas de aparcamiento. Además es más eficiente en términos operativos y para el usuario. El flujo de entrada y salida de automóviles es alto si el sistema está bien organizado y los equipos son rápidos.

Se facilita el uso del aparcamiento a los clientes, especialmente a las personas con alguna discapacidad, ya que no se ha de buscar una plaza ni desplazarse hasta la entrada o desde ésta hasta el vehículo. Es el sistema el que lleva y trae el coche, como un robot aparcacoches.El hecho de contar con ese aparcacoches robotizado tiene otra destacada consecuencia, como es el impacto medioambiental.

Al no circular vehículos por el interior del recinto, se reduce la contaminación acústica y las emisiones de CO2 en el entorno del aparcamiento. Algo que por una parte mejora la calidad de uso del cliente,que no tiene que soportar malos humos, y la eficiencia energética de la instalación, que no precisa de sistemas extractores.

Además de respirar mejor, los clientes también pueden estar más tranquilos: sus automóviles se encuentran más seguros, porque se estacionan en zonas completamente cerradas con accesos restringidos, lo que evita los actos vandálicos.

Todas estas ventajas se resumen en la principal: los estudios realizados sobre el nivel de satisfacción de los usuarios de los parkings robotizados denotan el buen grado de aceptación. El usuario valora, sobre todo, el hecho de queno haya accesibilidad para robos, ni necesidad de buscar plaza libre, lo que conlleva una gran comodidad.

 

Cómo funciona

Esa comodidad y facilidad de uso que comenta Rafael Salichs se puede comprobar fácilmente a través del sistema Auto Park. Desarrollado por ThyssenKrupp Ingeniería y Sistemas y en la actualidad propiedad de Mecalux, el Auto Park, tiene como principales características su gran velocidad, gracias a los eficientes elementos mecánicos que lo componen, así como requerir un 35% menos de suelo y un 60% menos de volumen de edificio frente a los parkings convencionales.

Su funcionamiento es sencillo y muy transparentepara el usuario. El conductor sólo tiene que dejar su coche en una cabina y situarlo tal y como le muestra un monitor que le da instrucciones verbales, gráficas y textuales. Una vez hecho esto, el usuario debe bajarse y tomar su tarjeta de parking, nada más. Lo que viene después es labor del sistema automático: la instalación recoge la plataforma en la que se encuentra el vehículo, y lo baja hasta uno de los niveles de almacenamiento.

Allí, se traspasa el automóvil, a través de una mesa de transferencia, a una lanzadera que coloca el coche junto a otras plataformas.A la hora de recogerlo, el sistema funciona justo en dirección contraria. Después de que el conductor haya pagado e introducido su tarjeta, la lanzadera recoge la plataforma donde se sitúa el vehículo en cuestión y la lleva hasta lamesa de transferencia.

Para que la lanzadera extraiga el automóvil de su localización cuandoéste se encuentra entre otros coches, se utilizauna solución que recuerda a los puzzles móvilesen los que hay un hueco para una pieza, de tal manera que las demás van ocupando el lugar del hueco y así se desplazan por todo el cuadro del puzzle.

Una vez colocado el coche en la mesa de transferencia, es el elevador el encargado de devolverlo a la superficie, colocándolo en la cabina desde la que el dueño lo recogerá. En todo momento, la interacción del usuario con el sistema está asegurada por la forma en la que se realizan los procedimientos; por ejemplo, no se puede entrar en la cabina a recoger el vehículo hasta que la plataforma no se ha situado y parado del todo en la zona destinada para ello.

Hay otros sistemas disponibles en el mercado, cada uno con su propia forma de afrontar el problema. De hecho, en lo que respecta a las soluciones residenciales (parkings de viviendas), las empresas desarrolladoras tienen en sus catálogos diversas alternativas para casi cualquier situación o necesidad. En lo que sí coinciden todos estos sistemas es en que ahorran un importante espacio y aprovechan mucho mejor el disponible, son cómodos para el usuario pero, sobre todo, son una más que interesante propuesta para absorber el exceso de número de coches que padecen actualmente las ciudades.

______________________________________________________________________________________

EL GARAJE GENERA NEGOCIO

El sector del aparcamiento en España es ungran desconocido, incluso internamente. Según la Asociación Española de Aparcamientos y Garajes no hay un censo oficial de estas instalacionesen nuestro país y tampoco se dispone de datos muy claros sobre el sector. No obstante, la consultora DBK publicó en abril de2005 un estudio en el que se daba a conocer un poco mejor el panorama de los parkings y garajes españoles. Estos son algunos de los datos que recoge el informe:

* El negocio de los parkings de alquiler en estructura creció en 2004 un 8,2% con respecto al año anterior, y la facturación se situó en los 330 millones de euros. De estos, 84 millones corresponden a plazas de abonados y 246 millones a plazas en rotación.

* Para 2005 se espera que la cifra de negocio de los parkings de alquiler en estructura lleguea los 355 millones de euros y a los 400 millones en 2007.

* El alquiler de plazas en rotación, es decir, lo que se entiende por parking por horas, pierde cada vez más participación en el sector, mientras que las plazas de abonados experimentan un aumento mayor cada año. En concreto, en 2004 el crecimiento fue de un 9% en el caso de estas últimas.

El sector vive una competencia muy dura que va a obligar a los parkings a adoptar una estrategia cada vez más orientada a la satisfacción del cliente, su fidelización y unas tasas de precios ajustadas a la demanda de los consumidores. En abril de 2005 había en España aproximadamente 200 empresas que explotaban 510 parkings. El número de plazas de aparcamiento llegaba a las 154.000. Los mayores costes de las instalaciones vienen derivados de los gastos externos y de la mano de obra, de un 23 a un 27% en cada uno de los conceptos.

______________________________________________________________________________________

PARKING DE ALAXE: EFICIENCIA COMPACTA

Situado en Vigo, frente al Club Náutico, el parking de A Laxe almacena, principalmente, los automóviles de los pasajeros de las naves que van a embarcar, en su mayoría, con destino a las islas Cíes. Fue inaugurado en 1999 y su construcción corrió a cargo de ThyssenKrupp Ingeniería y Sistemas en una UTE (Unión Temporal de Empresas) con Dragados, ya que el proyecto comprendía también la realización de la obra civil, además de las instalaciones robotizadas.

El impulsor del aparcamiento y desde entonces su propietario es el Consorcio de la Zona Franca de Vigo. Dentro de la iniciativa de abrir esta ciudad al mar, se debía proporcionar un lugar de estacionamiento. El terreno disponible para el proyecto quedaba a sólo cinco metros del agua y no permitía profundizar muchos niveles. De hecho, tuvo que recurrir a la voladura para poder traspasar el duro granito que aloja las instalaciones. Con estos condicionantes,construir un parking con capacidad para un alto número de automóviles habría sido imposiblede la manera tradicional.

La solución fue el aparcamiento automatizado.Así, se consiguió concluir un proyecto que permite el almacenamiento de hasta 400 vehículos en un espacio de menos de 4.000m2.La instalación consta de ocho cabinas para la recepción y entrega de vehículos, así como cuatro elevadores y ocho lanzaderas. La combinación de elementos está pensada para aprovechar espacio a lo ancho y no a lo alto, ya que la estructura, al no poderse profundizar demasiado en el terreno, tiene una disposición plana y alargada. De hecho, tan sólo hay dos niveles de almacenamiento.

Espera media de tres minutos

Lanzaderas y elevadores se combinan inteligentemente para optimizar los movimientos tanto en la colocación como en la retirada del vehículo de su ubicación. En concreto, la media de espera del usuario cuando recoge su coche es de sólo tres minutos. Se trata de muy poco tiempo comparado con los parkings tradicionales.

En estos, en muchas ocasiones, las máquinas de pago están en un lugar alejado de la plaza de aparcamiento, lo que junto a la necesidad de buscar elautomóvil, llegar hasta él y maniobrar hasta la salida, explican que los sistemas tradicionales permitan hasta diez minutos de demora desde que se paga el ticket hasta que se sale con el coche por la barrera.

En caso de tener que evacuar la instalación del aparcamiento de A Laxe, el vaciado completo se puede realizar en 1,8 horas. El sistema está ideado para que a cada plaza se pueda llegar con dos lanzaderas o con dos elevadores independientes, por lo que aunque se sufra alguna avería, el parking puede seguir entregando y recibiendo vehículos.

Todo funciona de forma completamente automática,si bien se cuenta con la presencia de una persona por si hubiera que ayudar a algún cliente que no supiera utilizar la instalación, así como para labores de cobro en el caso deque el usuario no tuviera manera de pagar enlas máquinas automáticas.

______________________________________________________________________________________

LAS HERRAMIENTAS

Los equipos automáticos del sistema Mecaluxrequieren componentes habituales en un sistema de almacenamiento, como son las propias estanterías, y sistemas menos comunes y específicos para un parking, como las plataformas rodantes.

Cabinas: en ellas se deja el coche sobre las plataformas.Diseñadas para poder ser utilizadas incluso por personas discapacitadas, no disponen de barreras arquitectónicas y los mecanismos de transporte horizontal están ocultos para que el usuario no tenga que salvar obstáculos.Las paredes de la cabina pueden ser de cristal u otro material. Cuentan con tres puertas,una para entrada del vehículo, otra para su salida y una tercera cuyo fin es realizar la transferencia del coche de la cabina al elevador. Están equipadas con sistemas de seguridad, comprobación y comunicación con el cliente.

Plataforma rodante: es una estructura metálica. La superficie de la plataforma rodante está compuesta por una placa de aluminio, que forma una depresión que sirve como guía de la llanta y para acumular líquidos. Los enganches rígidos en el armazón permiten a la plataforma rodante acoplarse creando los llamados trenes de plataformas rodantes. Posee ocho ruedas.

Elevadores: realizan el transporte desde la cabina hasta los niveles de almacenamiento,ya sean en altura o bajo tierra. Se integran enla estructura de acero de las estanterías medianteunos raíles guía, que los estabilizan.Disponen de dos mecanismos, uno de agarre por fricción para sujetar lateralmente la plataformay otro para moverla. El paso del elevadora la lanzadera se lleva a cabo mediante una mesa de transferencia.

Lanzaderas: mueven las plataformas demanera lateral hasta su posición de almacenaje.Para ello tienen ocho ruedas de poliuretano.La lanzadera dispone de un mecanismo de extracción que acopla y almacena las plataformas en el canal de almacenaje. Este mecanismo también desplaza las plataformas del punto de transferencia al elevador.

Estanterías: son estructuras realizadas en acero, laminado en frío o en caliente donde se almacenan los vehículos.

 

______________________________________________________________________________________

SISTEMAS DE APARCAMIENTOS ROBOTIZADOS

Los parkings robotizados disponibles en el mercado utilizan distintas tecnologías, pero,sobre todo, obedecen a diferentes necesidadesy a formas de entender cuál es el sistema que combina cuestiones como la rapidez, el aprovechamiento del espacio, la seguridad en el funcionamiento y en situaciones de emergencia, entre otros factores. Estas son las soluciones que se plantean actualmente:

Elevador y plaza fija: es un sistema aplicableen dos modalidades, en edificio rectangular y en circular. Un elevador recoge el vehículo y lo lleva hasta un nivel de almacenamiento. Alrededor del elevador están situadas las plazas de loscoches, donde estos son colocados. Aunque elsistema es rápido, su principal desventaja radica en que el número de vehículos es limitado al sólo poderse colocar en un nivel de profundidad horizontal. Los sistemas cuadrados han sido utilizados en concesionarios de coches.

Elevador y plaza fija con lanzadera: sistema utilizado por Mecalux en el parking de A Laxeen Vigo. Se compone de elevadores que llevan los vehículos hasta las diferentes plantasy desde ahí, recogidos por lanzaderas, son trasladados hasta su ubicación horizontal. La gran ventaja del sistema es que se aumenta considerablementela capacidad del parking y, al igual que ocurre con cualquier método de almacenaje compacto,se optimiza el espacio conrelación a los sistemas de manutención.

Elevador móvil y plaza fija: el elevador se desplaza con el vehículo hasta una plaza fija. El movimiento del elevador es tanto vertical como hacia delante y atrás a lo largo de un pasillo; a ambos lados de éste, se encuentran las plazasde aparcamiento donde se depositan los coches.

Elevador y plaza móvil: son sistemas en los que las plazas son las que se mueven, por ejemplo en forma de cadena sin fin, noria, pate rnóster obanda continua de transporte. Los vehículos ocupan la plaza de acceso y ésta se mueve haciael sistema. A la hora de recoger un vehículo, toda la cadena se traslada hasta colocar la plaza en situación de salida.

Elevador fijo y plaza móvil: se trata de un método en el que el elevador únicamente eleva o desciende los vehículos hasta el nivel en el que está la plaza asignada. La estantería en la que se apilan los coches es la que se traslada en sentido horizontal hasta situarse junto al elevador. El automóvil pasa entonces a la estantería y ésta vuelve a su posición de almacenaje. La pila de vehículos se mueve gracias a un carro independiente que se traslada debajode la estantería en cuestión y la levanta con todo su peso para posteriormente llevarla hasta el elevador.