Digitalización que transforma la cadena de suministro

Digitalización que transforma la cadena de suministro

Carglass instala Easy WMS de Mecalux en su almacén central de Eslovenia y renueva las operativas de sus nueve establecimientos

Carglass

Carglass, empresa de reparación, sustitución y recalibración de lunas de vehículos, ha instalado Easy WMS de Mecalux en su almacén de Eslovenia. La compañía puede hacer un seguimiento preciso de las 8.000 referencias en stock y agilizar las tareas de almacenaje y preparación de pedidos.

Carglass®: el mejor servicio para los conductores

Carglass®, integrante de Belron group, es una compañía líder en la reparación, sustitución y recalibración de lunas de vehículos de cualquier marca, modelo o año de fabricación. Su prioridad es resolver los problemas de los clientes de la forma más satisfactoria posible, reparando las lunas de los coches en vez de sustituirlas para ahorrar tiempo y costes.

  • Fundada en 1897 en Ciudad del Cabo (Sudáfrica)
  • Presencia internacional: 40 países
  • N.º de empleados: 27.000
  • N.º de clientes al año: 14,9 millones
 

RETOS

  • Optimizar la cadena de suministro de Carglass en Eslovenia.
  • Agilizar las tareas de almacenaje y la expedición de los pedidos.
  • Eliminar errores en la preparación de pedidos.

SOLUCIONES

  • Software Easy WMS de Mecalux.
  • Estanterías para picking personalizadas para almacenar lunas de coche y parabrisas.

BENEFICIOS

  • Control preciso de 8.000 referencias y clasificación de los parabrisas y las lunas de coche en función del número de serie y marca.
  • Reorganización de los nueve establecimientos en Eslovenia y mejora del servicio prestado al cliente.
  • Reducción de errores en la entrega de los pedidos a los talleres de reparación.

 

“Queríamos digitalizar nuestra logística porque el número de referencias no paraba de crecer y teníamos dificultades para controlarlas todas”, explica Dejan Šeruga, director general de Carglass en Eslovenia. La empresa de reparación y sustitución de lunas para vehículos lo tenía claro: digitalizar su almacén era la solución óptima para agilizar las operativas y evitar roturas de stock.

Carglass ha equipado su almacén central de 600 m² en Celje (Eslovenia) con el software de gestión Easy WMS de Mecalux para controlar sus 8.000 referencias y optimizar todas las operativas. Según Šeruga, “Easy WMS dirige todas las operativas, desde las recepciones y el almacenaje de la mercancía, hasta la preparación y expedición de los pedidos”.

La digitalización con Easy WMS no solo ha servido para mejorar los procesos del almacén, sino que también ha motivado a la compañía a reorganizar toda su cadena de suministro. “Decidimos instalar Easy WMS en el almacén de Celje porque, después de estudiarlo, consideramos que esta instalación debía ser el almacén central desde el que abastecer a los otros tres almacenes y a los nueve talleres que poseemos en Eslovenia”, comenta Šeruga.

El almacén también está equipado con estanterías para picking de Mecalux diseñadas para dar cabida a los parabrisas y a las lunas de coche, que se depositan debidamente protegidas y etiquetadas.

Retos de una logística manual

Anteriormente, Carglass organizaba toda la logística con la ayuda de su ERP VASCO. Para hacer cualquier tarea, los operarios imprimían un papel en el que se especificaban los pedidos que debían preparar o las referencias que necesitaban para completar cada pedido. Sin embargo, este modo de trabajar presentaba muchos inconvenientes.

Para empezar, el riesgo de cometer errores era muy elevado, algo que la compañía estaba decidida a cambiar. Las lunas de coche son muy similares y están identificadas con un código muy largo y complejo. En ocasiones, los operarios enviaban lunas equivocadas a los talleres de reparación, lo que obligaba a devolverlas y a realizar envíos adicionales. Como consecuencia, se producían retrasos y reclamaciones de los clientes.

La dependencia de los operarios a la hora de gestionar la mercancía era absoluta. Cuando recibían los artículos, los operarios tenían que anotarlos en un papel e introducirlos después en el ERP. “Uno de los inconvenientes de la gestión manual era que la ausencia de alguno de los operarios podía provocar demoras en el servicio”, admite Šeruga.

Otro de los problemas que Carglass quería resolver era la falta de organización en las tareas de almacenaje y preparación de pedidos. Los artículos se almacenaban en cualquier ubicación, lo que obligaba a los operarios a tener que recorrer todo el almacén para encontrar la referencia correspondiente. “Era una dinámica altamente improductiva y generaba costes adicionales”, afirma el director general.

La punta del iceberg era el control del inventario: en palabras de Šeruga, “era un desastre”. De forma habitual, se producían descuadres en el stock. Por ejemplo, faltaban artículos que, en teoría, debían estar en stock.

La expedición de la mercancía era otro de los puntos críticos en la logística de Carglass. “Para cada pedido, teníamos que imprimir un albarán en el que se especificaban los artículos que habían de localizarse en el almacén. Una vez completados los pedidos, los operarios introducían en el ERP qué parabrisas o qué lunas habían recogido para comunicar su envío a los talleres de reparación”, añade Šeruga.

“Éramos conscientes de que era una manera de trabajar inviable a largo plazo. El punto de inflexión tuvo lugar cuando inauguramos nuestro almacén de Celje en 2020. El número de referencias aumentó rápidamente y nos dimos cuenta de que teníamos que abandonar la gestión manual de la mercancía”, explica Šeruga. Carglass decidió buscar un software de gestión de almacenes.

Ventajas de un almacén digital

Carglass contactó con la empresa tecnológica Špica para equipar su almacén central con un software de gestión avanzado. “Es uno de los mayores proyectos que Carglass Eslovenia ha sacado adelante en los últimos años, por lo que queríamos contar con el apoyo de un socio que tuviera los conocimientos necesarios y la experiencia probada en el sector. Elegimos a Špica porque es uno de los principales proveedores de soluciones tecnológicas para la cadena de suministro en nuestro país y, además, cuenta con un equipo de expertos muy cualificados y con excelentes referencias. La empresa se dedicó de lleno a resolver nuestras problemáticas y juntos encontramos el sistema de gestión más conveniente para nosotros”, señala el director general de la firma.

Špica analizó las necesidades de Carglass y propuso instalar Easy WMS de Mecalux, un software de gestión de almacenes capaz de controlar las 8.000 referencias de la compañía con rigor, evitar roturas de stock y disminuir errores. “Easy WMS interviene en todos los procesos que tienen lugar en el almacén, desde las recepciones y el almacenaje de los productos hasta el picking y el envío de las lunas y los parabrisas a los talleres de reparación”, agrega Šeruga.

Para dirigir y optimizar todos los procesos, Easy WMS se ha integrado con el ERP VASCO de Carglass. Ambos sistemas intercambian datos e información indispensables para gestionar el almacén con eficacia y para rentabilizar todos los procesos logísticos que allí se efectúan. El ERP, por ejemplo, notifica a Easy WMS los pedidos que deben prepararse para que este pueda organizar el trabajo de los operarios.

Otra de las ventajas más evidentes de digitalizar el almacén de Carglass ha sido la sustitución del papel a la hora de realizar cualquier tarea. Los operarios recorren el almacén con un terminal de radiofrecuencia en el que reciben instrucciones de Easy WMS. “Los terminales de radiofrecuencia son muy fáciles de usar. Comparado con nuestro antiguo sistema de trabajo, los operarios ahora son más rápidos y concienzudos a la hora de ejecutar cualquier tarea”, comenta Šeruga.

Carglass también ha experimentado una mejora notable en todos los procesos del almacén y, especialmente, en la gestión del stock. A diario, recibe multitud de palets que han enviado los proveedores y almacenes de Carglass y los remite a otros almacenes de Carglass en distintos países de Europa (sobre todo y entre otros, Alemania, Austria, Bélgica o Italia). Al llegar al almacén, los operarios identifican cada uno de los palets leyendo el código de barras con su terminal de radiofrecuencia. Después, Easy WMS imprime una etiqueta para cada luna o parabrisas en la que se especifica el número de serie, los datos del proveedor y la marca. Por último, asigna una ubicación a cada artículo teniendo en cuenta esas variables. “Con Easy WMS, el proceso de recepciones es mucho más veloz que antes, por lo que hemos ganado en tiempo que podemos dedicar a otros procesos”, constata Šeruga.

Easy WMS también ha facilitado y agilizado la preparación y expedición de los pedidos. Los talleres y almacenes de Carglass en Eslovenia piden al almacén central los artículos necesarios y, a partir de ese momento, los operarios localizan las lunas solicitadas y las expiden cuanto antes. “La preparación de pedidos es mucho más dinámica. Ya no perdemos tiempo preparando la documentación, sino que, a medida que un cliente solicita una luna, se expide cuanto antes. Los operarios encuentran los artículos con más facilidad”, afirma Šeruga. Antes de digitalizar el almacén, era frecuente que un operario tuviera dificultades para dar con alguna luna, algo que no ha vuelto a ocurrir con Easy WMS. “La satisfacción de los clientes ha aumentado”, añade el director general.

Además de optimizar el almacén central de Carglass, Easy WMS también ha tenido un impacto directo en toda la cadena de suministro de la compañía en Eslovenia. “Hemos aprovechado la digitalización de nuestro almacén central para tomar una serie de decisiones dirigidas a mejorar los otros almacenes. Hemos maximizado el espacio disponible, priorizando el orden y la limpieza. También hemos optado por almacenar únicamente el stock imprescindible para atender a nuestros clientes, por formar a nuestros operarios continuamente y por renovar nuestra flota de carretillas”, explica Šeruga.

Transformación de la cadena de suministro

“A pesar de la pandemia de coronavirus, en 2020, conseguimos mejorar los resultados de nuestro negocio respecto a 2019. Tanto para 2021 como para los años venideros, queremos seguir creciendo. Para ello, hemos aplicado medidas que esperamos que nos ayuden a prestar un servicio óptimo a los clientes”, comenta el director general de la división eslovena de Carglass.

La digitalización del almacén central en Celje es el primer paso para optimizar la cadena de suministro de la firma. Este sistema flexible, fácil de usar y con un alto nivel de personalización, ha posibilitado que Carglass mejore los procesos de su almacén y controle con exactitud todas las referencias para garantizar la distribución rápida de los pedidos.

La transformación del almacén en Celje ha puesto de relieve la importancia que tiene la logística para Carglass. Asimismo, Easy WMS ha aportado un mayor control en todas las operativas. “El software genera informes sobre todo lo que ocurre en el almacén. La información recabada nos permite analizar distintos escenarios y aplicar mejoras estratégicas”, concluye Šeruga.

El software de Mecalux ha maximizado las operativas de nuestro almacén central en Eslovenia y ha impulsado toda nuestra cadena de suministro. La digitalización del almacén optimiza los procesos y reduce errores en las recepciones y expediciones. Con Easy WMS podemos controlar con precisión las 8.000 referencias y conocer en todo momento el número exacto de existencias.

Dejan ŠerugaDirector general de Carglass Eslovenia