Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

La UE se apunta a la energía limpia

14/03/2004

La iniciativa Concerto de la Comisión Europea, centrada en el uso racional de la energía y en la sustitución de las actuales fuentes energéticas por otras más respetuosas con el entorno, ha suscitado interés en España. Con un presupuesto total de 75 millones de euros, se pretende que los Estados miembros de la UE se apunten a las energías renovables.

Entre las iniciativas españolas presentadas a concurso, destaca el aeropuerto de Ciudad Real —más conocido como Aeropuerto Don Quijote— que ofrecería una solución sostenible a la ciudad manchega y aliviaría la saturación de Madrid-Barajas. Algunos proyectos recibirán el definitivo respaldo comunitario el próximo verano y otros, por el contrario, serán desestimados.

Concerto representa un intento de integrar a gran escala el uso de las energías renovables en una gestión de la demanda, un empleo racional de los recursos, así como un compromiso a largo plazo con el desarrollo sostenible. En esta convocatoria, y de manera excepcional, cada proyecto presentado debe implicar a un máximo de tres participantes, aunque puedan reunir a varias entidades de ámbito local, ya sean agencias de desarrollo local, municipios o empresas.

Esta iniciativa quinquenal, englobada dentro del VI Programa Marco de la Unión Europea, supone un importante impulso para fomentar la creación de comunidades sostenibles. Un impulso al respeto medioambiental a escala comunitaria que se concreta en un presupuesto de 75 millones de euros.

Los beneficiarios de estas acciones son las comunidades locales, que con la aplicación de las soluciones previstas por los proyectos aprobados por Concerto, lograrán reducir sus niveles de consumo de energía, disminuyendo a la vez los costes que supone el suministro. Adicionalmente, se consigue un aumento del control del dicho suministro por parte de las entidades municipales, lo que mejora la calidad de vida y apoya el desarrollo sostenible de la zona.

De acuerdo con la terminología de la Comisión, podemos distinguir dos tipos de comunidades susceptibles de aprovecharse de esta acción: las contratantes y las de observadores. Las primeras, agrupadas en un consorcio de tres integrantes como máximo, son las responsables y cofinanciadoras del proyecto, que en colaboración con los suministradores de energía y usuarios se encargan de difundir el plan de progreso y las actividades formativas.

Preferentemente, pertenecerán a tres países diferentes y en ningún caso serán comunidades virtuales. Esta comunidad ideal para Concerto se compone de unos 100.000 habitantes, para que una dotación presupuestaria de unos 10 millones de euros tenga un impacto demostrable.

En cuanto a la comunidad de observadores, que como máximo recibirá un 20% del presupuesto, formarán parte de ella autoridades locales, regionales y municipales, agencias de energía, proveedores de energía, suministradores de tecnología, usuarios, asociaciones ciudadanas, empresas o instituciones de investigación.

Su papel no es el de financiar sino el de aportar su trabajo y dar a conocer los logros del proyecto. En esta categoría se engloban los países candidatos por su potencial ahorro energético. Por otra parte, a la hora de evaluar un proyecto de esta índole, la Comisión tiene en cuenta su relevancia, su impacto potencial, la excelencia científica y tecnológica, así como la calidad del consorcio y la gestión, especialmente en relación a la movilización de recursos.

Para ello, toda propuesta debe presentar una descripción de objetivos, una descripción de las comunidades, una viabilidad económica, unas acciones vinculadas a las fuentes renovables y un uso racional de la energía, una integración innovadora de las nuevas tecnologías y unos resultados mesurables.

Este último aspecto cobra especial relevancia en lo relativo a la transferencia a otras comunidades —principalmente a las que participan en calidad de observadoras— de las buenas prácticas desarrolladas, como es la transformación de los hábitos energéticos de proveedores y usuarios, la preparación de los agentes implicados para una toma de decisiones eficaz o la movilización de recursos financieros.

La iniciativa Concerto también está orientada a las pymes, no sólo como usuarias finales, sino por su potencial a la hora de gestar negocios o parques empresariales y por ser calificadas de “óptimas” —según la Comisión— para la creación de redes dentro del programa europeo. Las pequeñas y medianas empresas pueden brindar servicios o productos en los que las energías renovables y el uso racional de la energía sean prioritarios.

Entre las iniciativas españolas presentadas para optar a las subvenciones de Concerto están:
 

1) El proyecto de CIDAUT, una fundación castellana de investigación y desarrollo tecnológico que trabaja principalmente en la implantación de técnicas de uso energético racional tanto en viviendas como en edificios industriales y en el desarrollo de energías renovables (optimización de sistemas de biomasa, producción de biodiésel a partir de semillas de girasol y residuos de aceites vegetales, energía solar, etc.).

La perspectiva adoptada es científica, centrada en la demanda de energía y en procesos eficientes. No obstante, uno de sus campos de mayor proyección es el de las Células de Combustible Poliméricas (PEMFC) para conseguir energía eléctrica y térmica para viviendas residenciales, así como las simulaciones y diseño de gas natural y prototipos para el procesado de combustible diésel.

Por último, CIDAUT estudia el reciclado de neumáticos mediante procesos de termólisis (ruptura por calor) para generar energía térmica y eléctrica.

2) El proyecto de la compañía David Fuel Cell Components (DAVIDFCC), que presenta un programa para la investigación, desarrollo y comercialización de los componentes y tecnologías que emplean las células de combustible PEM (Membrana de Intercambio de Protón), no sólo elaboradas con polímeros, sino con conversores de combustibles como el etanol.

3) El Ayuntamiento de Gijón presenta un proyecto destinado a identificar las necesidades y transformar el sistema de gestión hacia un modelo basado en recursos de energías renovables (termales o fotovoltaicas) en la provincia.

Este programa contempla la reducción del consumo de energía y la mejora de su eficiencia en todas sus aplicaciones, favoreciendo su sustitución por formas sostenibles. El departamento de Medio Ambiente de este municipio se hará cargo de la difusión de la información para promover este modelo (plantaciones hidropónicas, granjas ecológicas y domóticas, reciclado de aguas...) entre los ciudadanos.

A su vez, se dará el soporte financiero y técnico a quienes deseen implantar alguna de las iniciativas. Se prevén ayudas locales para viviendas especialmente diseñadas según criterios de ahorro energético y la instalación de estos sistemas en edificios oficiales evitando el uso de combustibles convencionales y aminorando el consumo.

Además, se pondrán en marcha plantas fotovoltaicas en las escuelas y paneles solares en centros deportivos y se implantarán vehículos eléctricos para la policía local. La previsión es lograr un ahorro de hasta un 70% de energía que compensará los costes iniciales del proyecto a desarrollar entre otoño de este año y finales de 2009.

4) El proyecto Benalúa Camino Solar (BCS), presentado por el Ayuntamiento de Benalúa (Granada), la promotora de viviendas Azucarera de Benalúa y la entidad Desarrollo Industrial, pretende establecer las bases legales, técnicas y económicas para que las energías renovables y el uso racional de los recursos sean un hecho.

La intención es crear un parque solar —para reconvertir la abandonada industria azucarera— y diez prototipos de edificios ecológicos, además de constituir un Consorcio Regional de Energía, para que en el futuro este respeto medioambiental sea extrapolable a otros municipios de la zona.

En cuanto a las instalaciones industriales se contempla la puesta en funcionamiento de una planta de energía fotovoltaica, de una de cogeneración, alimentada por biomasa, y de túneles solares para el secado de frutas y vegetales, con la financiación de las cooperativas de la región.

5) El proyecto promovido por la sociedad CR Aeropuertos engloba tres iniciativas: el futuro aeródromo Don Quijote, situado a 12 km al sur de Ciudad Real y a 45 minutos de Madrid en el AVE; la creación de una ciudad satélite a 300 km de Helsinki (Finlandia) en el municipio de Puumala, con la construcción de veinte casas de madera y ecológicas y la reapertura de una pequeña pista de aterrizaje; y la transformación de una antigua estación de ferrocarril, ubicada en la ciudad polaca de Szczecin (a unos 100 km de Berlín) en un edificio de energía sostenible.

Esta estación en desuso se encuentra en pleno centro de la localidad. El objetivo es ponerla a disposición de los viajeros otra vez, dándole una utilización comercial, y emplearla para la carga y descarga de mercancías, ya que en el proyecto participa la empresa nacional de ferrocarriles polaca PKP.

Cuando surgió la idea de construir Don Quijote, la sociedad promotora CR Aeropuertos confió en el asesoramiento de la consultora Euradia Internacional SL para la elaboración del proyecto. Además puso en sus manos la búsqueda de socios con el objetivo de acceder a Concerto, de modo que se han presentado de forma conjunta las iniciativa proyectos de Ciudad Real, Puumala y Szczecin. La subvención de la Unión Europea, de unos 14 millones de euros, permitiría apoyar la financiación de los tres.

 

_______________________________________________________________________________________

Entrevista a Davor Stipancic, consultor técnico de la consultora Euradia Internacional

Está previsto que el aeropuerto de Ciudad Real abra sus puertas a principios de 2006 para atender un volumen de 700.000 pasajeros en su primer año de funcionamiento. El complejo, que incorporará vehículos eléctricos dentro de la terminal de pasajeros y se construirá mediante técnicas respetuosas con el medio ambiente, nace con la intención de dinamizar y aplicar estas soluciones ecológicas en las localidades próximas. Davor Stipancic, consultor técnico de Euradia Internacional, nos cuenta cómo Don Quijote será una solución sostenible para Ciudad Real.

¿Podría describirnos el objetivo de este proyecto conjunto?
Concerto quiere fomentar que se creen comunidades sostenibles desde un punto de vista energético: por un lado, se trata de producir energía y, por otro, de hacer todo lo posible para ahorrarla. El proyecto que hemos presentado incluye el empleo de fuentes de energía renovables (energía solar, biomasa, eólica, etc.) disponibles en el territorio en cuestión, mientras que el ahorro energético consiste en aplicar un diseño eficiente, nuevas tecnologías y materiales renovables, entre otros aspectos.

¿En qué fase se encuentra a día de hoy en cuanto a la concesión de la subvención por parte de la Comisión?
Estamos a la espera de su aprobación por parte de la Unión Europea. El pasado 17 de diciembre se entregó la documentación y ahora mismo se está analizando si se cumplen los requisitos solicitados en la convocatoria. No obstante, esta iniciativa es muy diferente a otras europeas y, por lo que sé, se han presentado muy pocos proyectos.

La dotación total prevista es de 14 millones de euros para esta iniciativa española y las otras dos a escala europea, ¿cómo se repartirán en caso de que la Comisión dé el visto bueno?
El proyecto español percibiría unos ocho millones de euros, el polaco algo más de cuatro millones y el finlandés recibiría la cantidad restante.

¿La inyección financiera de Concerto excluye la obtención de otras ayudas?
Si existe una ayuda preexistente, por ejemplo, por parte del Gobierno polaco, que entra dentro de los fondos estructurales de la UE, podría aplicarse a la parte del proyecto que no esté directamente afectada por la iniciativa Concerto, es decir, se emplearía en todo aquello que no esté relacionado con la producción de energía sostenible y el ahorro energético.

Por ejemplo, el edificio de pasajeros de la estación ferroviaria de Szczecin, se entiende que a efectos presupuestarios ya está cubierto, aunque si se quiere renovar el trazado de las vías o los andenes se puede recurrir a otros recursos financieros. En el caso español, si el edificio del aeropuerto Don Quijote estuviera subvencionado por Concerto no podría recibir ninguna otra ayuda.

¿Cómo será este edificio y todo el recinto aeroportuario exactamente?
El aeropuerto Don Quijote, presupuestado en unos 230 millones de euros, está situado a 128 km al sur de Madrid, a 12 de Ciudad Real y a 18 de Puertollano.

En concreto, incluye sistemas de acondicionamiento térmico dirigidos a reducir el consumo energético y un acuerdo con la empresa proveedora de energía para facilitar el uso de energías limpias.

Por otro lado, para resolver el transporte, dentro del edificio y en sus alrededores circularán vehículos eléctricos o de gas natural, lo que disminuirá aún más las posibilidades de impacto medioambiental.

¿Qué otras características medioambientales del nuevo aeropuerto forman parte de este diseño ecológico?
El edificio principal es una nave completamente blanca por fuera de 9 m de altura. Su ubicación física, su orientación y el uso de unos colores determinados permitirán reflejar la luz solar, lo que hará que el interior no se caliente demasiado. Todo ello, unido a una doble pared de vidrio, actuará como efecto almohada para reducir la temperatura, manteniéndola en torno a los 21 grados.

Desde una pequeña oficina se gestionará este acondicionamiento térmico, se controlará el ambiente interno del recinto en cuanto a temperatura (aire acondicionado), la iluminación (regulando el tiempo de encendido) y el funcionamiento de los ascensores y de las escaleras mecánicas. En el exterior del edificio, unos paneles metálicos regularán la entrada de luz solar, permitiendo mantener una temperatura moderada en el interior.

Por otra parte, se construirán dos campos de paneles solares y todo el equipamiento necesario (transformadores y generadores, etc.) para obtener energía que podrá utilizarse para el calentamiento del agua.

Como se ha optado por colocar estos dispositivos solares en el exterior del edificio en vez de en el interior, por cuestiones arquitectónicas, servirán de sistema de apoyo para el aire acondicionado y la iluminación. Además, en el aparcamiento se instalarán postes con células solares capaces de acumular energía para proporcionar luz es este recinto durante varias horas.

¿Se utilizará también la energía solar en los otros dos proyectos?
En el caso del proyecto de Polonia sí porque se instalarán unos paneles solares en el mismo edificio de la terminal de pasajeros de la estación. En cambio, en la iniciativa finlandesa se construirán pequeñas centrales de biomasa mediante residuos procedentes del bosque.

¿Qué entidades participan en cada uno de ellos?
En el polaco están presentes el Ayuntamiento de Szczecin, la empresa nacional de ferrocarriles PKP (Polskie Koleje Pañstwowe) y una compañía de desarrollo local de la ciudad. En cuanto a los promotores de la iniciativa finlandesa, son una consultora y el Ayuntamiento de Puumala.

Por último, en el proyecto español participan el ayuntamiento de la localidad de Aldea del Rey (Ciudad Real) y el Aeropuerto Don Quijote, que fue quien consultó a los municipios cercanos si estarían interesados en participar.

En concreto, ¿qué perspectivas se presentan para el aeropuerto Don Quijote?
Son bastantes buenas. Es el único aeropuerto internacional privado de uso público de España y además concurren otra serie de circunstancias que favorecen mucho su operatividad, como es la conexión directa de su terminal de pasajeros con el AVE y las distintas autovías que coinciden en esta zona. Una vez que Don Quijote esté en marcha está previsto que el primer año de su funcionamiento haya un volumen de unos 700.000 pasajeros y dos millones en el quinto año.

Entonces, ¿podría descongestionar el aeropuerto de Madrid-Barajas y funcionar como una alternativa, teniendo en cuenta la conexión prevista con el AVE?
Según los datos del Ministerio de Fomento, dentro de dos años Barajas habrá alcanzado las cifras previstas para 2010, con lo que ya estará colapsado. El Aeropuerto Don Quijote será una infraestructura complementaria a Barajas, de modo que la persona que aterrice en Ciudad Real pueda así desplazarse hasta Madrid en el AVE en tan sólo 45 minutos.


Don Quijote a vista de pájaro
 

  • Accionariado: el aeropuerto de Ciudad Real, Caja Castilla-La Mancha, Caja El Monte, Iberdrola, Isolux Wat, Grupo Méndez Pozo y la Universidad de Castilla-La Mancha, con el asesoramiento financiero de la entidad Santander Central Hispano Investment.
  • Inversión: 1.100 millones de euros, incluyendo el aeropuerto Don Quijote (230 millones de euros) y la red de infraestructuras en una zona calificada como Objetivo 1 por la Unión Europea.
  • Superficie: 1.800 ha de las que 24.000 m2 serán para la terminal, ampliables hasta los 35.000 m2, y 9.000 m2 para la zona de carga, distribuidos en 4.000 m2 para mercancía general, 2.000 m2 para perecederos y el resto para oficinas y servicios generales.
  • Dimensiones de la pista: 4.000 m de largo por 60 m de ancho, con una calle de rodadura de 3.000 m de longitud. Incluye sistemas de navegación ILS Cat III, NDB/DME y VOR, pensados para acoger a las aeronaves de próxima generación.
  • Operatividad: 24 horas al día y 365 días al año.
  • Capacidad de la terminal: dos millones de viajeros al año.
  • Características destacables: su modularidad permite agilizar las áreas industriales de carga y mantenimiento; la reserva de suelo se adecua a la evolución del tráfico y la demanda industrial y empresarial; su intermodalidad (integra los ejes de las autovías Lisboa-Levante y Madrid-Andalucía con el ferrocarril convencional para carga y el tren de alta velocidad (AVE) para viajeros en la propia terminal); su seguridad y su tecnología de vanguardia para pasajeros y mercancías; y la sostenibilidad medioambiental.
  • Desarrollo local: gracias a un acuerdo entre la Fundación INCIDE (Instituto Cameral de Creación y Desarrollo de Empresas) y CR Aeropuertos se creará un vivero de empresas en Ballesteros de Calatrava (Ciudad Real), dotado con un presupuesto de 356.000 euros. CR Aeropuertos ha puntualizado que todas aquellas compañías que se instalen en la zona de influencia del aeropuerto contarán con importantes subvenciones y ayudas del Gobierno regional de Castilla-La Mancha, tanto de cara a la inversión como a beneficios fiscales y laborales. Además este mismo Gobierno ha calificado el proyecto como de Interés Regional de Primer Orden.

Cuidando la logística
 

En el aeropuerto Don Quijote se ha cuidado especialmente la carga aérea para lo que se ha dispuesto de una terminal para mercancías con una plataforma independiente que atenderá estas aeronaves. La zona, situada junto a un espacio destinado al handling, permitirá optimizar los procesos de carga y descarga en frío de los perecederos y la operativa de productos secos.

Las instalaciones también contarán con un espacio reservado para grandes y pequeñas mercancías con capacidad para manipular más de 20.000 t al año durante la primera fase de operación.

Con el fin de atender mejor a las empresas del sector, se habilitará una conexión de ferrocarril específica que facilitará el envío eficiente de sus productos a cualquier destino nacional o internacional. Y por si alguna quiere establecerse en las proximidades del nuevo aeropuerto, se ha previsto una reserva de suelo suficiente para atender tal demanda.