Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

El imperio del vidrio

20/03/2002

Una estrategia empresarial de expansión y de reestructuración de sus fábricas ha logrado que la división de construcción de la sociedad Saint-Gobain Cristalería siga siendo la principal productora y distribuidora de vidrio plano de nuestro país. El dinamismo del sector al que se dirige la compañía y las soluciones de transporte de su peculiar producto le permiten seguir avanzando en innovación y en cifras de negocio.

Desde su constitución en 1905, el grupo Saint-Gobain Cristalería ha sido el principal fabricante de vidrio en España. Su división de construcción, que centra su actividad en la producción, transformación y distribución de láminas de vidrio flotado y fibra de vidrio, sigue siendo la fuente más importante de ingresos de la sociedad.

Sus productos están dirigidos a solucionar eficientemente los retos de la arquitectura moderna mediante el acristalamiento y revestimiento de fachadas y la decoración interior de los edificios. Ejemplos de sus llamativas aplicaciones en los diseños arquitectónicos son el Instituto de Restauraciones Artísticas, la piscina de la Ermita y la cúpula del Banco de Santander, las tres edificaciones en Madrid, y la calle cubierta del Polígono de Fontiñas de Santiago de Compostela, entre otros.

Esta actividad de la división se ha visto impulsada en los últimos años por el crecimiento del sector constructor, especialmente por el aumento de la edificación tanto residencial como industrial dentro y fuera de nuestras fronteras, lo que le ha supuesto a la empresa el 35% de la facturación de 1.633 millones de euros alcanzada en 2001.

El grupo, a través de sus 30 sociedades consolidadas, desarrolla además cuatro actividades vidrieras de fabricación: la de hilos de vidrio para refuerzo, que corresponde a las empresas Tevesa y Vetrotex, ubicadas en España; la de vidrio plano para el automóvil, dependiente de Saint-Gobain Glass México, Saint-Gobain Colombia, Autover Ibérica (España) y Autover Lusa (Portugal); la de lanas de vidrio y roca para aislamiento, a cargo de la compañía también española Wanner & Vinyas; y la de envases de vidrio correspondiente a las sociedades Vicasa, Vidrieras Canarias, Mont-Blanc, Calmar, Saint-Gobain La Granja, todas ellas en España, además de Mondego, en Portugal, y Rayén Curá, en Argentina.

A su vez, el grupo se dirige a otros sectores industriales como el de la canalización y obras públicas, competencia de las sociedades Saint-Gobain Canalización, con sede en España, y Pam, en Colombia; al de los plásticos de alta tecnología, a través de Norton Perfomance, de nuestro país; y al de las arenas y feldespatos, de la sociedad española Incusa.

Quién le iba a decir al artesano Basilio Paraíso, cuando fundó en Zaragoza el primer taller de la empresa La Veneciana y consiguió asociarse con el grupo galo Compagnie Saint-Gobain en 1905 para formar Cristalería Española (actualmente Saint-Gobain Cristalería), que esta filial española iba a alcanzar la diversificación sectorial actual.

Desde 1906, año en que se abre la primera fábrica en Arijo (Burgos), la división de construcción ha ido ampliando su capacidad de producción. Sus principales centros en la península Ibérica se localizan en Avilés, inaugurada en 1950, en L´Arboç (Tarragona), en Renedo de Piélagos (Santander) y en Lisboa (Portugal). Además, la empresa tiene una planta de transformación de vidrios de alta tecnología en Madrid y otras 40 factorías en nuestro país, también de transformación, desde las que se realiza la distribución del producto acabado.

Expansión en Hispanoamérica

La francesa Compagnie Saint-Gobain determinó hace cinco años que su filial en España fuese la encargada de realizar la expansión de la división de construcción en Hispanoamérica.

"Hemos tenido que realizar una inversión financiera de 112 millones de euros en los últimos años para reforzar nuestra presencia en mercados tan dinámicos como México, Chile, Argentina y Colombia mediante la apertura de nuevas fábricas de vidrio flotado y plantas fabriles de transformación de vidrio, desde las que se distribuye el producto final, y así poder mejorar nuestra atención a la demanda proveniente de todo el continente americano", subraya Agustín Dorronsoro, director general de la división de construcción de Saint-Gobain Cristalería.

Esta inversión industrial y financiera le supuso al grupo una caída del 24% en los beneficios netos del año 2000 debido a los precios de la energía, a las operaciones de reestructuración de las factorías de España y a las pérdidas de su filial Vetrotex América -ubicada en Argentina y dedicada a la producción de fibra de vidrio de refuerzo- como consecuencia del arranque de su actividad.

Aunque esa estrategia también ha conseguido que en la actualidad esta división sea la más importante de la sociedad y esté representada por numerosas filiales, entre factorías y compañías de distribución del grupo en España, Portugal y Latinoamérica.

Vidrios de 6 m de largo
 

El producto básico que se conoce como vidrio plano en el sector de la construcción y que sale de una de las tres fábricas u hornos de flotación de la Península -la de Avilés (Asturias), la de Lisboa (Portugal) o la de L´Arboç (Tarragona)- es una plancha con unas dimensiones de 6 m de largo por 3,21 m de ancho.

Esta plancha debe transformarse en láminas de vidrio de distintas dimensiones y características para ser utilizadas en distintos edificios, correspondiendo esta labor a cada una de las plantas fabriles transformadoras. Del transporte de una factoría a otra se encarga una flota de camiones especializados en el traslado de este tipo de mercancía tan delicada.

Más tarde, las 14 filiales de distribución -diez españolas y cuatro portuguesas- serán las que comercialicen y entreguen los productos transformados según las exigencias de cada cliente, "que generalmente es el arquitecto y el autor del diseño de la construcción", aclara Agustín Dorronsoro.

Fuera de nuestras fronteras, la empresa sigue el mismo procedimiento para distribuir sus pedidos garantizando la entrega dentro de los plazos de encargo estipulados y siempre dependiendo del tipo del artículo solicitado. De esta forma, Cristalería ha incrementado su volumen de exportaciones cada año: ha llegado a ejecutar pedidos provenientes de México o Tailandia, evitando en lo posible transportar por barco las grandes planchas de vidrio plano debido a su gran tamaño.

Fabricación de vidrios especiales
 

La principal característica del vidrio es su transparencia o posibilidad de visión a través de él. Los productos vítreos adoptan la forma de una masa amorfa compuesta de elementos vitrificables, fundentes, estabilizantes y óxidos. Deben cumplir una serie de exigencias para ser utilizados como aplicaciones de la construcción: estética y diseño -transparencia, color y especiales dimensiones-, confort -aislamiento térmico y acústico, además de protección contra el fuego y los rayos solares-, seguridad - resistencia mecánica, protección de bienes y personas- y, por último, durabilidad.

Las investigaciones destinadas a la puesta a punto y lanzamiento de nuevos productos de vidrio plano y de sus tecnologías específicas de fabricación se han centralizado en las instalaciones de I+D ubicadas en Avilés (Asturias), que se han convertido en la pieza clave de la innovación y la calidad que aporta esta filial española a sus clientes.

Esas investigaciones han tenido como resultado los lanzamientos el pasado año del doble acristalamiento, considerado el más aislante del mundo, y del vidrio autolimpiable. El primero reduce el consumo energético y las emisiones de CO2, mientras que el segundo está destinado a acristalamientos expuestos a la lluvia, ya que permite que el agua no deje huella.

Fuente:Olga G. Braojos

200019981997

: Evolución de la facturación total del grupo Saint-Gobain Cristalería (en euros)
 
Ventas netas 1.465.670.188 1.205.287.704 1.036.277.090
Beneficios netos 65.000.000 72.938.829 55.545.539



Saint-Gobain cristalería deja de cotizar en bolsa

En abril de 2001, el grupo galo Compagnie de Saint-Gobain, SA lanzó una Oferta Pública de Adquisición (OPA) sobre su filial española Saint-Gobain Cristalería, SA con el objetivo de comprar el mayor número posible de acciones y excluir a esta compañía, considerada por los expertos como la más rentable, de la Bolsa española.

El precio de la operación fue de 60 euros por cada acción de la filial. La matriz intentaba adquirir el 25,53% que le faltaba de Cristalería, ya que hasta el momento, y con el 74% de las acciones, era el propietario mayoritario, pero no el único. El 24 de octubre de 2001, la Comisión Nacional del Mercado de Valores autorizó la OPA y el 30 de noviembre la empresa dejó de cotizar en Bolsa tras cumplirse su plazo de aceptación.

La división de construcción de Saint-Gobain Cristalería pertenece a la división mundial Saint-Gobain Vitrage (Glass), del grupo francés Saint-Gobain, el mayor fabricante de vidrio del mundo. Esta empresa fue fundada en 1695 y la división está representada por factorías y compañías de distribución en 33 países: en Europa -en 23 países, incluyendo Hungría, la República Checa, Croacia, Eslovaquia y Polonia-, en Norteamérica -en Estados Unidos y Canadá-, en Latinoamérica -en Chile, Argentina, Colombia, Brasil y México- y en Asia -en China, Corea, India, Japón y Tailandia-.

_______________________________________________________________________________________

Gráfico de porcentajes de la cifra de negocio (año 2000):

Vidrio plano para construcción y automóvil 47,1%

Lanas de vidrio para aislamiento 8,1%

Hilos de vidrio para refuerzo 6,1%

Envases 23,8%

Sistemas de canalización 9%

Plásticos de alta tecnología 2,8%

Arenas y feldespatos 3,1%