Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Estanterías de ángulo ranurado

Las estanterías de ángulo ranurado conforman un sistema de almacenaje manual y de picking de cargas ligeras muy versátil, económico y fácil de montar.

Solicitar información y/o presupuesto

Las estanterías de ángulo ranurado de Mecalux se fabrican con materiales y procesos de alta calidad para asegurar la máxima resistencia y una larga duración. Su montaje es muy sencillo, con un perfecto encaje de los componentes y sin necesitar herramientas especiales. Además, son totalmente desmontables y admiten su modificación o ampliación tanto en altura como en longitud.

Estas estanterías tipo mecano ofrecen múltiples medidas y posibilidades de combinación para adaptarse a cualquier requerimiento de almacenamiento en industrias, talleres, almacenes, oficinas, comercios, etc.

Conozca sus componentes básicos

Conozca sus acccesorios


Sistema de almacenaje para cargas ligeras y medias, económico y de fácil montaje, con múltiples accesorios para adaptarse a las más diversas aplicaciones.


Ventajas destacadas

  • Bajo coste con un gran resultado.
  • Gran resistencia: capacidad de carga de hasta 300 kg por nivel.
  • Excelente versatilidad: se adaptan a cualquier necesidad de almacenaje.
  • Óptima calidad de los materiales y acabados.

Conozca las ventajas en detalle

Uno de los sistemas de estanterías metálicas con mejor relación calidad-precio del mercado

Ahorro de costes

Las estanterías de ángulo ranurado son un sistema económico que ofrece un resultado excelente. Tanto la fabricación como el pintado de sus componentes y accesorios se realizan con materiales y procesos de gran calidad, lo cual garantiza su larga duración.

Ahorro de espacio

  • Las distintas medidas y combinaciones de los perfiles y paneles posibilitan su adaptación a los más diversos volúmenes de producto. Los estantes pueden graduarse en altura cada 25 mm.
  • Es posible incorporar pasillos intermedios y pasarelas para optimizar el espacio en altura.

Facilidad de montaje

  • Los componentes se atornillan entre sí fácilmente, sin necesidad de herramientas especiales ni personal especializado, favoreciendo un rápido montaje y desmontaje.
  • Este sistema posibilita ampliar o cambiar por completo la distribución de las estanterías, que pueden variar tanto en altura como en longitud. También es posible incorporar estantes adicionales.

Versatilidad

Versatilidad

Ejemplos de ensamblaje de ángulos y paneles

El diseño tipo mecano de los perfiles metálicos permite conformar otros elementos además de estanterías, ya que ofrece múltiples posibilidades de configuración.

Resistencia y seguridad

A pesar de su sencillez, las estanterías de ángulo ranurado ofrecen una elevada resistencia para el almacenaje manual de todo tipo de cargas ligeras:

  • Hasta 110 kg por nivel con puntal o barra simple.
  • Hasta 300 kg por nivel con puntal o barra doble y con panel con refuerzo.
  • En función del peso de la carga, es posible incorporar diversos elementos de rigidización para incrementar la estabilidad: escuadras de refuerzo, pórticos superiores, chapas laterales, etc.

¿Cómo montar una estantería metálica con sólo dos componentes?

Los componentes principales de las estanterías de ángulo ranurado son los perfiles metálicos o barras (que cumplen la función de puntales y/o de travesaños), y los paneles metálicos que sirven de soporte para la carga. A partir de estos dos elementos se puede montar toda una estructura sin necesidad de otras piezas.

Perfiles metálicos

Tienen forma de ‘L’ y los dos lados del ángulo están perforados. Se fabrican en cualquier longitud múltiplo de 50 mm, hasta una altura de 12 m, y con tres posibles acabados: acero galvanizado, acero inoxidable o con pintura azul en polvo epoxi resistente a la corrosión y al fuego.
Cuando se colocan en vertical se usan como puntales, mientras que cuando se utilizan en horizontal cumplen la función de travesaños. En el primer caso, se apoyan en el suelo mediante pies de plástico o metálicos.

Paneles

Son planchas metálicas rectangulares de 35 mm de altura, que sirven de soporte a la carga. Se fabrican con chapa de acero laminado en frío de primera calidad, y con acabado en acero galvanizado, acero inoxidable o pintados en color gris con pintura secada a alta temperatura. Existe una variante de panel que está ranurado cada 51 mm para permitir la colocación de divisores y cajones. También existe la posibilidad de formar los estantes con tableros de madera aglomerada o laminados en blanco.
Este tipo de panel se atornilla directamente a los puntales. También es posible otro sistema de fijación, que consiste en apoyar el panel sobre soportes atornillados en las ranuras frontales de los puntales.
Se presentan en diferentes medidas de largo y ancho (desde 400 x 200 mm hasta 1.200 x 700 mm) que pueden combinarse para formar estanterías adaptables a productos de una amplia variedad de tamaños.

Pies

Son las piezas que se colocan en los extremos inferiores de los puntales y permiten el apoyo de la estantería en el suelo. Dependiendo de la carga que necesiten soportar se utilizarán pies de plástico o pies metálicos.

Accesorios opcionales que multiplican la funcionalidad de las estanterías de ángulo ranurado

Las estanterías de ángulo ranurado de Mecalux disponen de una amplia gama de accesorios que amplían su funcionalidad y facilitan su adecuación a cualquier demanda de operativa. Los más utilizados son los siguientes:

Puertas

Permiten convertir las estanterías de ángulo ranurado en armarios cerrados. Se pueden instalar en estanterías de 2.000 mm de altura y en módulos de 900 mm de longitud. Para que el armario sea totalmente cerrado también deberán colocarse chapas metálicas en los laterales y el fondo. Incluye tiradores con cerradura. Este accesorio es idóneo para entornos de oficina y para preservar la mercancía más delicada o valiosa.

Chapas laterales

Piezas metálicas que se utilizan como elemento de estabilización longitudinal y para cerrar el fondo y laterales de las estanterías o separarlas entre sí. Existe una variante con la chapa perforada, ideal para colgar herramientas o piezas diversas.

Cajones

Pueden ser metálicos o de plástico, son fáciles de colocar y se presentan en numerosas medidas, para poder mantener en orden todo tipo de productos. Pueden incluir divisorias para lograr diferentes volúmenes en un mismo cajón. Los cajones metálicos incluyen topes en su parte posterior para evitar que puedan caerse al abrirlos. Se colocan sobre unas guías de plástico que se insertan en el panel ranurado inferior y que facilitan el desplazamiento de los cajones.

Divisorias

Son placas metálicas que se utilizan para dividir en diferentes huecos los niveles de carga. Hay dos modelos, las que se insertan en los paneles ranurados, y las divisorias tipo sujetalibros, que se colocan encima del panel y pueden desplazarse.

Escuadras de refuerzo

Son piezas triangulares metálicas que se atornillan al puntal y al panel para dotar de mayor rigidez a la estantería.

Estanterías de fácil montaje y modificación para mantener en orden todo tipo de productos de peso ligero

Dada su resistencia y flexibilidad, las estanterías metálicas de ángulo ranurado son una excelente elección para resolver multitud de necesidades de almacenaje o picking en todo tipo de entornos: almacenes de tamaño pequeño o mediano, talleres, oficinas, trasteros, pequeños comercios, etc.

  • En almacenes, las diversas medidas y accesorios de las estanterías las convierten en la solución idónea para el almacenaje y preparación de pedidos de cajas, paquetes, productos sueltos o a granel, productos voluminosos, etc. También son una solución idónea para aprovechar el espacio en altura, gracias a la posibilidad de incorporar pasarelas y escaleras.
  • En oficinas, la incorporación de puertas y laterales de chapa transforma las estanterías en armarios metálicos que posibilitan el archivo de todo tipo de documentos, guardar bajo llave artículos valiosos o material de oficina, etc.
  • En talleres, su capacidad de carga y facilidad de limpieza las convierten en un soporte óptimo para herramientas y productos que puedan dejar residuos. También pueden añadirse laterales de chapa perforada para colgar las herramientas y tenerlas al alcance de la mano. Los cajones, por su parte, permiten guardar la tornillería ofreciendo, al mismo tiempo, un acceso directo.
  • En trasteros y pequeños comercios, las posibilidades que ofrecen las estanterías de ángulo ranurado son infinitas: desde guardar ropa colgada en perchas, hasta almacenar cajas de cartón, libros, etc.

Solicitar información y/o presupuesto

Consulte con un experto y resuelva sus dudas ahora.