Jami Brisass: Easy WMS potencia un mayor crecimiento

Jami Brisass: Easy WMS potencia un mayor crecimiento

El SGA actúa como el cerebro que coordina y dirige las operativas, realizando un estricto control del stock

Jami Brisass: Easy WMS potencia un mayor crecimiento

Productos Jami Brisass es una firma de artículos para el baño y colectividades en constante transformación. Su máxima prioridad es atender las necesidades cambiantes de sus clientes y afrontar las perspectivas de futuro. La empresa se proponía prestar un buen servicio y agilizar la preparación de pedidos y, para lograrlo, ha implementado Easy WMS. Este sistema de gestión de almacenes desarrollado por Mecalux lleva a cabo un control muy preciso de las 1.000 referencias disponibles en este almacén y potencia la preparación de pedidos.

  • Ficha técnica
    Almacén de Jami Brisass
    Capacidad de almacenaje: 1.900 palets
    Dimensiones de los palets: 800 x 1.200 mm
    Sistema de gestión: Easy WMS
  • Descargue PDF

Aprovechar cada oportunidad

Fundada en 1991, Productos Jami Brisass S.L. es una compañía española con una larga trayectoria diseñando, fabricando y comercializando soluciones integrales de baño para el sector de la hostelería. Cuenta con un catálogo de aproximadamente 2.000 artículos que incluyen dosificadores de jabón, secadores de manos, fuentes de agua y asientos para la ducha.

Jami no deja escapar ninguna oportunidad para potenciar su negocio, de ahí que transforme y mejore sus procesos con asiduidad. Esta estrategia le ha proporcionado muy buenos resultados: “nos hallamos en una situación de crecimiento que se ha materializado con la construcción de un nuevo almacén de 4.000 m2 en Antequera (Andalucía), dedicado a las pertinentes labores logísticas y de ensamblaje”, celebra José Ignacio Matesanz, gerente de Jami.

En la actualidad, posee dos almacenes en esta misma comunidad autónoma (uno en Málaga y otro en Sevilla). El de Málaga es el almacén central de la compañía, pues desde allí se lleva a cabo la distribución final de los productos hasta los clientes que tiene repartidos por toda España.

Este almacén ocupa una superficie de 2.000 m2 donde se depositan más de 1.000 referencias de productos terminados. Está compuesto por estanterías para palets que ofrecen una capacidad de almacenaje para 1.900 palets.

Una de las particularidades de este sistema de almacenaje es que el acceso directo a la mercancía facilita y agiliza las labores de almacenaje y preparación de pedidos. En el nivel inferior de las estanterías se hace picking (ya sea de cajas o directamente de los palets) y en los superiores se almacenan los productos de reserva.

Anteriormente, la gestión de la mercancía era manual, es decir, los operarios organizaban los productos a medida que llegaban de producción y después los almacenaban. Esta operación requería mucho tiempo y se podían errores, algo que Jami deseaba evitar.

La compañía tenía claro que debía implementar un SGA porque supondría una gran mejora para su almacén y, en definitiva, para toda su cadena de suministro. Las ventajas son muy atractivas: contar con el stock necesario en todo momento para evitar interrupciones en el servicio, emplear el menor tiempo posible en las operativas y optimizar los flujos.

Logística avanzada

La logística es una de las actividades básicas de Jami y, por ello, debía contar con un software que llevara a cabo una gestión minuciosa de todos los procesos del almacén (recepción, almacenaje y preparación y expedición de los pedidos).

“Después de estudiar varias propuestas, nos decantamos por Easy WMS, el sistema de gestión de almacenes de Mecalux, porque podíamos vincularlo fácilmente con nuestro ERP”, destaca José Ignacio Matesanz.

Jami utiliza el ERP Sage Murano para organizar los flujos de información de todos los departamentos de la compañía, incluido el de logística. Sin embargo, a diferencia del SGA, un ERP no se emplea para dirigir los procesos logísticos porque es incapaz de efectuar un control exhaustivo del inventario.

El SGA actúa como el cerebro que coordina y dirige las operativas, realizando un control del inventario mucho más estricto. Easy WMS se ha integrado con el ERP Sage Murano de Jami con el objetivo de rentabilizar todos los procesos y, como consecuencia, atender las necesidades de los clientes en el menor tiempo posible. La conexión entre ambos softwares se efectúa mediante ficheros de texto para transferirse datos e información de forma ininterrumpida y bidireccional.

En el almacén, el SGA se encarga de supervisar el trabajo de los operarios y de guiarles en la recepción de la mercancía, la preparación de los pedidos y su posterior distribución:

Recepción de mercancía

El ERP notifica a Easy WMS la llegada de los productos con antelación. Automáticamente, el SGA imprime una etiqueta para cada referencia, que los operarios deberán colocar en el palet correspondiente. Lo más habitual es que los palets sean monorreferencia e incluyan todos los artículos de una misma referencia.

Una vez recibidos todos los productos, los operarios verifican que esté todo correcto y de acuerdo con la notificación previa del ERP. Utilizan terminales de radiofrecuencia para que el SGA les indiqué qué artículo comprobar y qué hacer posteriormente con él. Los operarios reciben las órdenes en los terminales RF y confirman que las han cumplido, lo que reduce al mínimo los fallos.

“Identificar el producto desde el momento en que llega al almacén ayuda a tener un control muy estricto del inventario. Hemos eliminado los problemas a la hora de localizar la mercancía cuando la necesitamos”, dice José Ignacio Matesanz. Este control asegura la trazabilidad y que el SGA conozca la ubicación de cada artículo en todos los procesos.

Una vez identificada la mercancía, el SGA le asigna un emplazamiento teniendo en cuenta el tipo de artículo y su nivel de demanda. Easy WMS organiza los productos en función de si pueden almacenarse (a la espera de distribuirse cuando sean solicitados) o de si están destinados a reponer los estantes de picking.

Preparación y expedición de pedidos

El ERP distingue dos tipos de pedidos: los que se pueden recoger en el almacén y los que se envían a las empresas. En realidad, la operativa en sí es la misma, pues los operarios recorren el almacén para recoger esas referencias. La única diferencia radica en que los pedidos recogidos en el almacén son prioritarios, al tratarse de empresas que han solicitado un artículo en concreto. Los operarios deben ir a buscarlo al almacén inmediatamente y acondicionarlo con la mayor prontitud posible. Algunos de estos pedidos se preparan incluso por cross-docking, es decir, se entregan en el momento en que se recibe la mercancía, sin tener que almacenarse.

Los pedidos para las empresas, por su parte, incluyen toda la mercancía que Jami distribuye a sus clientes con periodicidad. A través de los terminales de radiofrecuencia, Easy WMS indica a los operarios a qué pasillo dirigirse y qué ubicación localizar y, una vez allí, les señala cuántos artículos extraer.

Una vez que se han cerrado los pedidos, estos se agrupan en la zona de expediciones. Easy WMS los organiza en base a la ruta de transporte para garantizar, por ejemplo, que se introduzcan primero en el camión aquellos pedidos que se entregarán al final del recorrido.

Un servicio de calidad

La compañía ha puesto su cadena de suministro a la vanguardia con un sistema de gestión capaz de dirigir y optimizar todas las operativas del almacén. Al tener toda la mercancía bajo control, Jami puede organizar el trabajo de los operarios con más precisión y tomar medidas que contribuyan a elevar su rendimiento con más facilidad.

“Si hay algo que hemos ganado con Easy WMS es que hemos eliminado los errores y los problemas a la hora de buscar la mercancía”, celebra José Ignacio Matesanz. Después de implementar el SGA de Mecalux, Jami ha incrementado la productividad de su almacén en un 50%. En la práctica, esto se traduce en una preparación y expedición de los pedidos mucho más ágil y, por tanto, un mejor servicio para los cientos de clientes que esperan recibir los productos que han adquirido.

José Ignacio Matesanz - Gerente de Productos Jami Brisass
“Hemos dado un vuelco a nuestra cadena de suministro. Easy WMS asigna una ubicación a cada producto desde el momento en que llega al almacén y, de este modo, tiene localizada cada referencia. Ahora tenemos un mayor control de la mercancía”.

Beneficios para Productos Jami Brisass

  • Una logística renovada: Jami ha transformado por completo su cadena de suministro. De llevar una gestión manual de los productos ha pasado a hacerlo de forma automática con Easy WMS, lo que ha repercutido en un aumento del 50% en la productividad.
  • Mercancía controlada: Easy WMS conoce la ubicación exacta de las 1.000 referencias disponibles en el almacén. De este modo, la trazabilidad es muy rigurosa.
  • Guía y supervisión: el SGA ayuda a los operarios a preparar los pedidos. Dado que estos reciben órdenes sobre qué producto recoger y dónde localizarlo, se minimizan los errores.
Almacén de Jami Brisass
Capacidad de almacenaje: 1.900 palets
Dimensiones de los palets: 800 x 1.200 mm
Sistema de gestión: Easy WMS

Productos utilizados en este proyecto

Consulte con un experto 900 670 123

Solicitar información y/o presupuesto