Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Una ruta llena de desafíos

01/03/2008

Los grandes carriers mundiales afrontan un año de turbulencias.Con el petróleo sobre los 90 dólares el barril y la principal economía del mundo en trance de recesión –Estados Unidos es, además, el mercado nacional de UPS y FedEx–, 2008 se presume bastante complicado. Las primeras turbulencias ya comenzaron a sentirse en la segunda mitad del pasado ejercicio; preludio de lo que está por venir.La respuesta de los cuatro grandes pasa por la consolidación de sus planes de expansión internacional, una estrategia que ya les reporta buenos réditos,especialmente en los países emergentes,y que puede constituir la parte del negocio que salve el ejercicio.

 

UPS se renueva

El coloso estadounidense de paquetería y logística empieza el año con cambios en su cúpula. Tal y como estaba anunciado, Mike Eskew, el hombre que ha conducido con acierto la estrategia de la compañía marrón durante los seis últimos años, ha dado el relevo a Scott Davis, hasta ahora vicepresidente y director financiero.Davis toma las riendas en un momento delicado. Su reto más inmediato será salvar la compleja coyuntura de su negocio local debido a la ralentización de la economía estadounidense, que ya ha empezado a mermar su cuenta de resultados.

En este sentido, en la reciente presentación trimestral de resultados, e lnuevo presidente se mostró confiado en el área exterior. “Aunque la evolución de las ventas minoristas frenará el crecimiento de nuestra actividad en Estados Unidos, los resultados se verán impulsados por el buen rendimiento de las operaciones internacionales”,aventuró.

 

FedEx acusa el petróleo

El año se presenta igualmente comprometido para el segundo gran carrier estadounidense. Ya acusa en sus carnes la debilidad de la economía americana y las consecuencias del alza del precio de los carburantes. Frederick Smith, presidente y consejero delegado, confía, no obstante, en la buena marcha de la actividad exterior.

Los altos precios del combustible y la ralentización del crecimiento de la economía de Estados Unidos están teniendo un fuerte impacto en nuestro negocio. Pero la economía global es sólida y eso contribuirá a nuestro desarrollo a nivel internacional”, sostiene Smith, y sigue: “Sigo creyendo que FedEx recogerá en un futuro inmediato la recompensa de nuestra estrategia de invertir en mercados clave en crecimiento y de reforzar y extender nuestra red global”.

FedEx centra sus planes de expansión en el mercado chino, en particular a través de su negocio exprés, donde ya ofrece servicios a más de 200 ciudades y donde está consiguiendo abrirse hueco con su entrega en 24 horas.

 

TNT se vuelca en Asia

2007 ha sido un año de transición para TNT: de consolidación de su apuesta estratégica de centrarse en los segmentos de transporte urgente y servicios postales. El grupo ha dedicado buena parte de los recursos que le generó la venta de su actividad logística a acelerar su plan de crecimiento internacional, sobre todo en los mercados asiáticos.

Y la apuesta le ha dado grandes frutos. De cara a 2008, su objetivo principal en este año olímpico es China.El carrier holandés acaba de anunciar la incorporación de este país a su red asiática de transporte por carretera.Con este paso, se convierte en el primer operador terrestre de Asia, con una red de más de 4.000 km en 24 horas.

TNT se vuelca en Asia 2007 ha sido un año de transición para TNT: de consolidación de su que conecta 120 ciudades de Singapur, Malasia, Tailandia, Indochina y China.“Esta integración supone un paso decisivo en nuestra estrategia de construir e integrar redes de trasporte exprés en los mercados emergentes,avanzando en el compromiso de crecer en Asia”, asegura Marie-Christine Lombard, directora general de TNT Express.

 

La digestión de DHL

El cocodrilo digiere al elefante”. La expresión, tan gráfica, corresponde a Scott Price, consejero delegado del operador alemán, y se refiere al largo y tortuoso proceso que ha vivido el grupo en los últimos años. “DHL se ha enfrentado a un alambicado periodo de integración. Desde 1999, la matriz ha adquirido un total de 60 compañías.Este proceso nos ha costado mucho, ha sido como si un cocodrilo tuviese que hacer la digestión de un elefante. Ahora es el momento de disfrutar del esfuerzo inversor”.

Una vez multiplicado su tamaño, el líder europeo de mensajería y logística se plantea como objetivo para 2008 superar en rentabilidad a su rival en Europa: TNT. Scott Price confía en situar los márgenes de rentabilidad del grupo en el 9% y, de esta manera, poder adelantar al carrier holandés a partir de 2009. En el mercado español, 2008 será el año de lanzamiento de TDD (Time Definite Domestic), un nuevo servicio de entrega de envíos antes del mediodía.Con ello pretende arrebatar cuota de mercado a los grandes operadores nacionales de mensajería, principalmente Seur y Nacex.

 

______________________________________________________________________________________

UN NEGOCIO INTRINCADO PARA LOS OPERADORES

La nebulosa de recesión que envuelve a la economía estadounidense y la carestía del precio del petróleo ha pasado factura a los grandes carriers mundiales, que han vivido un ejercicio 2007 muy intrincado.En algunos casos, estos factores han lastrado sus cuentas de resultados hasta provocar, en ciertas ocasiones, drásticas caídas de los beneficios. UPS cerró los nueve primeros meses del año con una merma de su beneficio atribuido del 1,7%, hasta 3.023 millones de dólares.Esta reducción se produjo a pesar de que la facturación global del operador con sede en Atlanta aumentó un 4%, hasta 36.300 millones de dólares.

 

Más ingresos,menos ganancias.

Pero, pese al deterioro del beneficio acumulado, las cuentas del tercer trimestre han sido mejores de lo esperado por los analistas. Entre julio y octubre, ganó 1.076 millones de euros, lo que supone una mejora próxima al 4% con relación al mismo periodo del año anterior, mientras que la facturación se elevó por encima de los 12.200 millones, un 4,7% más.

A pesar de las dificultades a las que tienen que hacer frente las grandes compañías, UPS, que opera en 200 países, espera cerrar 2007 con unos resultados ajustados a sus previsiones. Eso equivale a un beneficio por acción de entre 4,13 y 4,19 dólares por título.El encarecimiento del precio del combustible ha perjudicado a FedEx en el primer semestre de su ejercicio fiscal. En el segundo, el beneficio neto descendió un 6%, hasta 973 millones de euros.

Este peor comportamiento redujo el resultado del conjunto de los seis primeros meses hasta 973 millones de dólares, un 1% menos que en la primera mitad de 2006.TNT mejora El grupo holandés de paquetería y mensajería TNT obtuvo en el tercer trimestre del año un beneficio de 167 millones de euros, comportamiento que está en línea con lo anunciado.

Los ingresos ascendieron a 2.648 millones.La compañía prevé mejorar su previsión de cifra de negocio para el conjunto del año entre un 30%y un 35% gracias a la venta de la división logística, a la buena evolución del área exprés y a la aportación de sus nuevos negocios. TNT ha puesto en marcha un plan para recomprar acciones propias en el que ha invertido 500 millones de euros y cuyo fin es sujetar el valor, que este año mantiene un comportamiento claramente bajista.

Los resultados de DHL en el tercer trimestre –con una revalorización del 2% en su beneficio y del 7,3% en su facturación– han salvado el complejo momento que experimenta el sector. Peor le ha ido a su matriz, Deutsche Post. De enero a septiembre, su resultado neto cayó un 10,5%: 1.134 millones menos que en el periodo enero septiembre.

______________________________________________________________________________________

UPS PROHÍBE GIRAR A LA IZQUIERDA

 

La nebulosa de recesión que envuelve a la economía estadounidense y la carestía del precio del petróleo ha pasado factura a los grandes carriers mundiales, que han vivido un ejercicio 2007 muy intrincado. En algunos casos, estos factores han lastrado sus cuentas de resultados hasta provocar, en ciertas ocasiones, drásticas caídas de los beneficios.

UPS cerró los nueve primeros meses del año con una merma de su beneficio atribuido del 1,7%, hasta 3.023 millones de dólares. Esta reducción se produjo a pesar de que la facturación global del operador con sede en Atlanta aumentó un 4%, hasta 36.300 millones de dólares.

 

Más ingresos,menos ganancias.

Pero, pese al deterioro del beneficio acumulado, las cuentas del tercer trimestre han sido mejores de lo esperado por los analistas. Entre julio y octubre, ganó 1.076 millones de euros, lo que supone una mejora próxima al 4% con relación al mismo periodo del año anterior, mientras que la facturación se elevó por encima de los 12.200 millones, un 4,7% más.

A pesar de las dificultades a las que tienen que hacer frente las grandes compañías, UPS, que opera en 200 países, espera cerrar 2007 con unos resultados ajustados a sus previsiones. Eso equivale a un beneficio por acción de entre 4,13 y 4,19 dólares por título. El encarecimiento del precio del combustible ha perjudicado a Fed Ex en el primer semestre de su ejercicio fiscal. En el segundo, el beneficio neto descendió un 6%, hasta 973 millones de euros. Este peor comportamiento redujo el resultado del conjunto de los seis primeros meses hasta 973 millones de dólares, un 1% menos que en la primera mitad de 2006.

 

TNT mejora

El grupo holandés de paquetería y mensajería TNT obtuvo en el tercer trimestre del año un beneficio de 167 millones de euros, comportamiento que está en línea con lo anunciado. Los ingresos ascendieron a 2.648 millones .La compañía prevé mejorar su previsión de cifra de negocio para el conjunto del año entre un 30%y un 35% gracias a la venta de la división logística, a la buena evolución del área exprés y a la aportación de sus nuevos negocios.

TNT ha puesto en marcha un plan para recomprar acciones propias en el que ha invertido 500 millones de euros y cuyo fin es sujetar e lvalor, que este año mantiene un comportamiento claramente bajista. Los resultados de DHL en el tercer trimestre –con una revalorización del 2% en su beneficio y del 7,3%en su facturación– han salvado el complejo momento que experimenta el sector. Peor le ha ido a su matriz, Deutsche Post. De enero a septiembre, su resultado neto cayó un 10,5%: 1.134 millones menos que en el periodo enero septiembre.

 

TNT

Los títulos del operador holandés han cerrado un año bursátil francamente negativo. El valor se halla en un canal bajista cuyo techo ha sido incapaz de romper en los sucesivos rebotes alcistas. Las perspectivas para 2008 no son, ni mucho menos, optimistas. Deutsche Post-DHL

La evolución del valor ha sido muy favorable, en contra de la tendencia general, en los últimos meses. Es cierto que su recorrido bursátil se vio muy deteriorado por los problemas que lastraban al carrier alemán. Los analistas consultados confían en que la racha se mantenga debido a las buenas expectativas de la compañía para 2008.

 

UPS

En el último tramo del ejercicio pasado inició una recuperación de la tendencia a la baja que se prolonga desde la segunda mitad del año.Queda saber si es suficiente en un contexto de recesión en Estados Unidos, del que UPS sigue dependiendo en exceso.

 

FedEx

El valor está inmerso en una tendencia bajista que no encuentra solución de continuidad. Los intentos que hizo en 2007 por cambiar de rumbo fueron en vano. El ejercicio pasado perdió un 30% de su valor en Bolsa, y no parece que afronte 2008 con mejores expectativas.

______________________________________________________________________________________

RONDA DE EXPERTOS

 

TNT

Dresdner Bank

Su analista, Joel-Coop Barlen, mantiene su recomendación de comprar por las buenas expectativas que ofrece su negocio exprés y, en menor medida, el de correo, en 2008.

HSBC

Robin Byde es menos optimista y persiste en una posición neutral sobre el valor. En su opinión, su deterioro en Bolsa continuará debido al difícil contexto para el sector.

 

UPS

Argus Research

La experta Suzanne Betts considera que las acciones del operador estadounidense tienen potencial alcista. Sitúa su precio objetivo en la zona de máximos anuales: 78 dólares.

Lehman Brothers

Gary Chase prevé un año complicado para el valor en Bolsa. Sin embargo, los sólidos resultados de UPS le hacen mantener cierto optimismo sobre su evolución en 2008.

 

FEDEX

Stifel Nicolaus & Co.

Igualmente positivo sobre FedEx es John Larkin.Recomienda comprar y justifica su análisis favorable en una mejor evolución de su cuenta de resultados este año.

 

UBS

Su analista Rick Paterson es de los más entusiastas sobre el recorrido de las acciones deFedEx. Le otorga nada menos que cinco estrellas en su cartera de recomendaciones.

 

DEUTSCHE POST-DHL

 

UniCredit

Aconseja comprar. Si bien considera que el operador alemán se enfrenta a un futuro liberalizado, sus analistas vislumbran que la recuperación del valor en Bolsa es sólida.

Morgan Stanley

El banco de inversión estadounidense se muestra más moderado en relación a la evolución en Bolsade Deutsche Post, aunque varía su recomendación neutral a sobreponderar.