Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

México: un gran estadista del comercio

27/03/2014

 

Puente entre Estados Unidos, Europa y Latinoamérica, México es uno de los países a tener muy en cuenta por los empresarios que estén interesados en abrir nuevos mercados. Su coherencia a la hora de rubricar acuerdos comerciales internacionales le ha otorgado una agenda repleta de socios poderosos.

La novena economía del mundo y la séptima con mejores acuerdos comerciales puede presumir de estar muy bien relacionada y de saber escoger a sus socios. Colindante con la primera potencia mundial, México es una plataforma inigualable para optar tanto al mercado estadounidense como al iberoamericano.

A pesar de que hace algunas décadas el país se caracterizaba por un régimen proteccionista que gravaba generosamente las mercancías en sus fronteras, los últimos gobiernos mexicanos se han preocupado mucho por colocar a esta potencia al frente del ámbito latinoamericano en lo que a recepción de la inversión extranjera se refiere.

La estrategia ha dado sus frutos: de las 500 principales empresas españolas asentadas en Latinoamérica, la mayoría ha escogido a México para invertir.España es sólo una de las muchas naciones que se ha rendido a sus encantos. En la actuali dad hay cerca de 16.000 firmas extranjeras operando en su territorio y beneficiándose de su privilegiada situación estratégica.

 

Alianzas comerciales

Esta tendencia se ha intensificado en los últimos años gracias a las alianzas comerciales. En estos momentos, México tiene pactos privilegiados con, entre otros países, Canadá, Estados Unidos, la Unión Europea y diez economías latinoamericanas de primer nivel.En total, 11 acuerdos de libre comercio que otorgan acceso preferencial a 32 potencias económicas en tres continentes, según BancoMext.

Además,el actual Gobierno del conservador Felipe Calderón ha colocado la firma de nuevas alianzas comerciales entre sus prioridades desde que asumió el cargo en diciembre de 2006. Las conversaciones para ampliar este impresionante abanico de países socios se suceden de forma ininterrumpida. Junto a esta brillante posición comercial, México puede vanagloriarse también de un potencial humano de primer nivel.

La mano de obra mexicana –significativamente más barata que la de otras regiones con similar nivel de desarrollo– se caracteriza por su alto grado de formación, su juventud y su versatilidad. La cada vez más frecuente implantación de compañías internacionales en su suelo y los esfuerzos realizados en la modernización económica de su territorio en los últimos tiempos han puesto a los trabajadores en contacto con las últimas tendencias de la cultura empresarial.

La mano de obra es una de las mejor preparadas de América Latina, según un estudio elaborado por el Departamento de Estado de Estados Unidos. La lista de ventajas no acaba con las ya enunciadas. Sus inagotables recursos turísticos, su legislación diseñada expresamente para la protección de la inversión extranjera y su potencial económico se añaden al recuento.

 

Complejidad política

En el otro lado del fiel de la balanza, hay que tener en cuenta la difícil situación política que se ha vivido en los últimos meses. La victoria del candidato conservador Felipe Calderón no fue aceptada por una gran masa de votantes del partido de la oposición, liderado por Andrés Manuel López Obrador. Meses de conflictividad social protagonizados por los seguidores de Obrador han dejado una profunda brecha entre las dos grandes fuerzas políticas mexicanas

Los principales medios internacionales de análisis económico apuntan a que la estabilidad política de México en los próximos años dependerá expresamente de la capacidad de Calderón de solucionar el conflicto abierto con la oposición. A pesar de esta delicada situación política (en vías de superarse), México continúa siendo una de las potencias más tentadoras para la inversión extranjera.

Las autoridades mexicanas han emprendido una labor de modernización de las infraestructuras de transporte para dotar al país de los medios que se merece una nación con su capacidad de captar capitales.El segundo socio comercial de Estados Unidos sabe por experiencia que tiene que esforzarse para mantener su lucrativo papel de llave comercial de América Latina y puente entre dos mundos.

 

Direcciones imprescindibles:

Embajada de México en España

www.sre.gob.mx/espana embamex@embamex.com

Bancomext www.bancomext-esp.com

cc-espana@bancomext.gob.mex Consulado General de España en México www.mae.es/Consulados/Mexico consgales@prodigy.net.mx