Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

La logística continúa liderando el crecimiento económico

01/12/2004

La consultora DBK, especializada en la prestación de servicios de análisis e información sectorial en España y Portugal, ha hecho públicas sus previsiones de evolución para 35 de los principales sectores de la economía española. La mayoría de los sectores analizados crecerá en 2004 por encima de la inflación, aunque sólo tres, entre los que se encuentra el de los operadores logísticos, lo harán ligeramente por encima del 10%.

Los sectores de los operadores logísticos, las concesionarias de autopistas y los parques de ocio aumentarán en 2004 entre un 10 y un 11%. Tanto los operadores como las autopistas continúan beneficiándose de la relativa coyuntura favorable por la que atraviesan la mayoría de los sectores, así como de la cada vez más acusada tendencia a la subcontratación de ciertas actividades por parte de las empresas, en el caso de los operadores logísticos, y de la creciente apertura al exterior de nuestra economía, en el de las concesionarias de autopistas. Los parque de ocio, aunque liderarán el crecimiento, con un 10,7%, han visto como se reduce su ritmo de progresión en los últimos años como consecuencia del estancamiento del volumen de negocio de los parques temáticos y de atracciones.

En el extremo contrario, está previsto que registren tasas de crecimiento negativas en 2004 los sectores textil, de máquina-herramienta y del vino. Persiste la debilidad del mercado, aunque con ligeros crecimientos en términos nominales, en los de la leche, la industria editorial, el calzado y los tableros de madera. Continúa, por su parte, la recuperación de algunos sectores que atravesaron por dificultades en los primeros años de la presente década y que ya mostraron los primeros síntomas de recuperación a lo largo de ejercicio pasado: ordenadores y periféricos, automóvil y vehículos industriales. Mejoran asimismo otros, como el de consultoría, que en 2003 culminaron significativos procesos de ajuste.

En lo que se refiere a la industria del turismo, destaca el reforzamiento del sector de los tour operadores y agencias de viaje, apoyado en el dinamismo de la demanda nacional, así como la mejoría experimentada por el de transporte aéreo, a pesar de la tendencia al alza de costes y precios. En cuanto a los establecimientos hoteleros, el crecimiento es menor, previéndose, además, un significativo aumento de la capacidad de cuatro y cinco estrellas.

Por lo que se refiere a la construcción y sectores relacionados, continúa la desaceleración, aunque más lentamente de lo previsto. En los sectores de la industria química –plásticos, química industrial, papel– destaca el deterioro experimentado por el saldo con el exterior.

El freno de las exportaciones, provocado en buena medida por la debilidad de muchos de los mercados de destino, así como por la fortaleza del euro, está afectando a la evolución de un buen número de sectores a lo largo de 2004. Además de los citados de la industria química, cabe destacar por esta circunstancia el del calzado, textil, automóvil, vehículo industrial y farmacia. Las ventas en el exterior evolucionan favorablemente, en cambio, en los de vino, editorial, azulejos y elaborados cárnicos.

Los principales segmentos de la distribución, supermercados y autoservicios e hipermercados, continúan creciendo significativamente en 2004, año en el que, además, están viendo como su rentabilidad evoluciona de forma favorable.

Mercado de oficinas

Otro estudio editado recientemente por DBK destaca que la crisis atravesada por el mercado de oficinas en España durante el bienio 2002-2003 parece haber empezado a remitir. Los primeros signos de recuperación se notaron a finales del ejercicio 2003, donde destacó el fuerte repunte de la contratación en Madrid, que absorbió el 60% del volumen de negocio generado por el alquiler de oficinas en 2003. A pesar de los todavía elevados ratios de disponibilidad, difíciles de absorber con el actual nivel de demanda, el ritmo de incorporación de inmuebles terminados tiende a ajustarse a las necesidades del mercado.

En un marco de incremento en las tasas de desocupación y caída de los precios, el volumen de negocio generado por la actividad del alquiler de oficinas en España se situó en 2003 en 2.450 millones de euros, experimentando un incremento del 10,6%, inferior al 20,4% contabilizado en el ejercicio anterior.

El 59,6% de dicha cifra, unos 1.460 millones de euros, correspondieron a las rentas generadas en la provincia de Madrid, que contabilizaron una progresión del 15%. A pesar de la caída de los precios de nueva contratación y del aumento de la tasa de desocupación, la significativa ampliación de la superficie ocupada y los ingresos procedentes de contratos antiguos a precios más elevados impidieron un mayor deterioro de las rentas.

La provincia de Barcelona supuso en 2003 el 19,7% del volumen de negocio total, unos 482 millones de euros, experimentando un crecimiento más moderado, del 5%, debido al estancamiento de la superficie ocupada. El resto del negocio, 508 millones de euros, correspondió a las rentas generadas en el resto de España, con una variación del 4,5%.

En el sector del alquiler de oficinas coexisten un reducido número de grandes promotoras que operan a escala nacional, vinculadas por lo general a entidades financieras y grandes grupos constructores, y un amplio grupo de compañías de reducida dimensión con actividad limitada al ámbito local o regional.

Las grandes compañías inmobiliarias dedicadas a la promoción para venta y alquiler de todo tipo de inmuebles son las que disfrutan de un posicionamiento más sólido en el sector de alquiler de oficinas. Junto a las anteriores, opera un grupo de compañías de tamaño medio especializadas en el negocio patrimonialista, fondos de inversión y otros operadores como aseguradoras.

En 2003, Sacyr Vallehermoso, Metrovacesa, Colonial, Realia y Mapfre reunieron de forma conjunta más del 15% del volumen total de negocio generado en España por la actividad de alquiler de oficinas.

La situación vivida de aumento de las tasas de desocupación y evolución a la baja de los precios ha frenado la puesta en marcha de nuevas promociones e incluso la salida al mercado de promociones ya finalizadas. No obstante, a medida que se vaya corrigiendo el desequilibrio entre oferta y demanda, se moderará el ritmo de descenso de los precios, que previsiblemente se estabilizarán en 2005 y retomará una tendencia positiva en 2006.

Se mantendrá la tendencia de desinversión en inmuebles de oficinas por parte de grandes empresas para su reagrupación en sedes únicas y edificios más modernos, dejando importantes inmuebles vacantes en los núcleos urbanos, algunos de los cuales pasarán a tener uso residencial.

Las previsiones a corto-medio plazo apuntan a un mantenimiento de la tendencia de bajo crecimiento en el volumen de negocio generado por el alquiler de oficinas en Madrid, con aumentos anuales inferiores al 3% en el bienio 2004-2005, aunque en progresiva aceleración. En Barcelona se espera la obtención de una tasa de variación media anual en torno al 4% en el volumen de negocio durante el período 2004-2006.


Fuente: DBK - www.dbk.es