Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Una inversión con buenos cimientos

27/03/2014

La demanda de parques industriales tanto por promotores como por usuarios de este tipo de producto se concentra en zonas periféricas de las grandes ciudades como Madrid o Barcelona; áreas que además cuentan con buenos accesos por carretera y cercanías, tanto en lo que se refiere a radiales como redes viarias de libre entrada.

Esto indica que cualquier empresa que quiera adquirir una nave industrial, ya sea para uso propio o como inversión, ha de tener en cuenta una serie de factores y, sobre todo, valorar sus necesidades para elegir la ubicación más idónea.

En el caso de Madrid, buena parte de la actividad industrial se concentra en los pueblos de la zona del corredor del Henares hasta Guadalajara. Esta área aglutina todo lo que se refiere a logística, parques industriales o industrias escaparate centradas principalmente en el sector del automóvil.

Zaragoza es otra de las zonas que está incrementado la demanda de naves industriales. Su ubicación entre Madrid y Barcelona y sus accesos por carretera y ferrocarril, la convierten actualmente en un punto estratégico.

Mininaves modernas

En general, el sector industrial tiene un componente alto de inversores, sobre todo en lo que se refiere a mininaves destinadas a pequeños empresarios locales necesitados de infraestructuras modernas. Además, este segmento industrial se caracteriza fundamentalmente por tres elementos:

• Retroceso y escasez de producto residencial.

• Limitada competencia de operadores industriales.

• Incremento de demanda de este tipo de producto por parte de los usuarios. Lo ideal, para evitar errores en esta clase de inversiones, es la entra da en un producto pequeño que esté bien ubicado, en zonas con amplias avenidas y servicios. Debe ser un parque industrial en continua renovación y mejora tanto en construcción como en servicios y comunicaciones.

No hay que olvidar que el mercado inmobiliario industrial depende de los ciclos económicos, lo que puede provocar que una nave se quede vacía en un espacio corto de tiempo, resultando la posibilidad de encontrar un inquilino más difícil que en otros segmentos. Cuanto mejor sea la ubicación y mejores los servicios, mayor facilidad existirá para hallar nuevos inquilinos o inversores.

DE PERFIL

Luis Arredondo Sanjuan nació en Madrid en 1970. Es licenciado en Business Administration por la Universidad de San Francisco (Estados Unidos). En 2003 se incorporó a Foro Consultores como director de la división de urbanismo y suelo, cargo que ocupa hasta la actualidad. Su todavía joven carrera profesional se ha desarrollado en diversas empresas del sector. Además, ha trabajado en las consultoras internacionales CB Richard Ellis y Knight Frank en las áreas de Agencia Nacional y Residencial así como en la sociedad inmobiliaria Espais.