Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Al hilo del sector logístico

01/12/2005

Si me hacen la pregunta típica sobre las ventajas que las empresas textiles encuentran al externalizar su logística con un operador especializado en su campo, como consejero delegado de Logisfashion, me es muy fácil enumerarlas.Cómo no, siempre empiezo diciendo que permite a los clientes convertir sus gastos fijos de almacénen variables; que da una mayor eficiencia al tratarse de un especialista en logística y, por tanto, supone una reducción de costes; y posibilita a la empresa dedicar el 100%de sus recursos (humanos y financieros) a aquello que constituye la base de su negocio (diseñar, comprar y vender).

Todos estos puntos son importantes para una empresa textil que necesita, ante todo, flexibilidad. Esta es la palabra clave. Flexibilidad para eliminar sus altos costes en temporada baja; flexibilidad para producir y servir según las necesidades del mercado; flexibilidad para diseñar lo que el público compra; flexibilidad para invertir sus recursos de caja en abrir tiendas y no tener que invertirlos en almacenes…Contar con personal cualificadogarantiza que los procesos defabricación se realicen correctamente.

Lógicamente, tales ventajas deben de ir unidas a un servicio excelente.Para ello, el socio logístico elegido debe contar con el know how necesario en logística textil yestar capacitado para manejar y gestionar un producto tan especial. No sólo la maquinaria y los almacenes tienen que ser los adecuados, sino que ha de disponer de personal experto y formado.

 

Soluciones globales

Sin embargo, con la deslocalización de la producción hacia países con mano de obra más económica,los clientes van buscando mejorar la eficiencia y reducir costes. Todo este movimiento nos trae una realidad mucho más compleja, con un número en crecimiento de actores interactuando en la cadena desde puntos muy remotos: suministradore sde materias primas, fabricantes,diseñadores, transportistas, manipuladores...Y todos tienen algo que decir en esta cadena globalizada.¿Tiene sentido seguir ofreciendo exclusivamente un servicio en el área de destino de las prendas (Europa) cuando los clientes requieren soluciones logísticas globales acordes con esta cadena de suministro cada vez más compleja?

Igual que la producción se ha trasladado de Europa a otros países más baratos y eficientes (especialmente a China), ¿no ocurriría lo mismo con determinadas operaciones logísticas que actualmente llevamos a cabo en destino pero que, contando con el desarrollo de los servicios logísticos en tales países, serían susceptibles de ser ejecutadas de manera más eficiente en el origen?¿No buscarían nuestros clientes minimizar sus costes logísticos con soluciones globales una vez que sus costes productivos estén optimizados?¿Será necesario a medio plazo prestar servicios logísticos especializados en países tan importantes y que están en plena fase de desarrollo?

 

Exigencias del cliente

El que aumente continuamente el número de actores en la cadena de suministro (y además cada vez más diferentes y en distintos países) obliga a los clientes a buscar medios para simplificar su seguimiento y supervisión. Necesidades globales exigen soluciones globales.¿Cuáles son estas nuevas necesidades y con qué medios debe contar el operador logístico ideal para satisfacerlas?

En primer lugar, el cliente exige visibilidad del proceso, para lo cual eloperador ha de contar con una herramienta informática que posibilite introducir información acerca del seguimiento de las órdenes de producción y sobre el estado de las prendas y, a su vez, permitir que los diferentes actores extraigan información sobre pedidos, fechas de entrega, consignatarios, etc.

Es decir, todos aquellos datos necesarios para completar el proceso.Y, en segundo lugar, el operador ha de estar físicamente allí, cerca de las fábricas. Porque las tiene que controlar, garantizar el cumplimiento de los hitos productivos (llegada del tejido y fornituras a tiempo, recogida del fabricante, consolidación en un almacén acondicionado…)y ser un centro especializado en textil para llevar a cabo las operaciones requeridas "como en casa": control de calidad, operaciones de valor añadido, preparación de pedido por destinos,etc.