Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Film: un mercado envuelto en dudas

27/03/2014

Los productores europeos de film para embalaje plantan cara a Asia y a los vaivenes del mercado local e internacional. La industria se debate entre la competencia externa y el crecimiento de nuevos fabricantes que emergen en Europa del Este. El desarrollo parece claro, pero aún está por ver quiénes serán sus principales beneficiarios.

En las pasadas conferencias celebradas en Barcelona sobre film estirable y retractilable organizadas por Applied Market Information (AMI), una de las empresas más importantes en Europa en estudios de mercado relativos a la industria del plástico, se compartieron algunos datos interesantes para el sector.

Sabic –uno de los principales fabricantes de productos químicos del mundo– predijo que el crecimiento de la demanda de film estirable destinado a envolver paletas será de un 3,8% anual de aquí a 2010. Las campanas, sin embargo, puede que no toquen a celebración para las compañías del centro y especialmente del oeste de Europa.

Un trabajo elaborado por AMI, a mediados de 2007 sobre el mercado europeo de film de polietileno, refleja como en 2006 se originó un fuerte descenso de la producción europea de esta familia de elementos, reduciéndose la lista de firmas dedicadas a esta actividad a 1.300 nombres.

Las razones para el cambio en la situación del sector fueron básicamente un crecimiento lento del mercado, a lo que contribuyó las fluctuaciones de las materias primas; una presión muy alta por parte de los clientes en lo relativo a los precios; y la feroz competencia asiática, que exporta a Europa conformados de plástico y que ha aumentado, todavía más, esa presión.

 

Italia lidera

Los países en los que tuvo lugar un golpe más duro fueron Reino Unido, con un 11% menos de empresas vinculadas a esta actividad, así como Francia e Italia, que quedaron también afectadas, pero en menor medida. En el marco de esa situación, los españoles acaparan el 11% de la producción europea de film de polietileno, si bien los italianos (20%) y los alemanes (17%) consiguen copar las primeras posiciones.

Las mayores empresas tienden a localizarse en Alemania y Bélgica (en este último país existe una notoria concentración de grandes firmas de extrusión de film con un elevado nivel de exportaciones). En el informe de AMI aparecía un dato significativo, como es el hecho de que la producción tuviera un mayor crecimiento en los dos últimos años en Europa Central (12%) que en la Europa Occidental (3%).

Y esta tendencia podría verse trasladada incluso más hacia el este, a Europa Oriental. Durante las conferencias de AMI en Barcelona –más concretamente, en una presentación sobre el mercado del film de polietileno de baja densidad (LLPDE) en los países de la antigua Unión Soviética–, un representante de la Confederación Nacional Rusa de Embalaje alertó sobre el exceso de capacidad productiva de film de embalaje que puede experimentar Europa en los próximos años.

La razón hay que buscarla en las nuevas plantas que se han montado en Rusia, Ucrania, Turquía y otros estados del Este. En particular, se espera que la capacidad de fabricación en estos países se duplique de aquí a 2010 –hasta las 250.000 t– mientras que la demanda solo cubriría el 60%, unas 200.000 t.

¿El resultado? Según la Confederación, podría ser una tendencia hacia la consolidación entre las empresas que operan en el Viejo Continente. En otras palabras, en los próximos dos años es posible ver movimientos en el mercado, y ostensibles; pero quién quedará perjudicado o favorecido es todavía una incógnita.

_______________________________________________________________________________________

AL LA MEDIDA DEL CLIENTE

Hoy es cada vez más habitual que a la hora de hablar de embalajes surjan términos como “consultoría” o “estudio previo”. Los fabricantes de este tipo de soluciones intentan ofrecer a sus clientes los productos que mejor se adapten a sus necesidades. Y dado que el mercado del embalaje está protagonizado por materiales sumamente configurables como el cartón y el plástico, resulta necesario llevar a cabo un trabajo de consultoría para afinar lo más posible el resultado final.

Como en el caso del producto destacado de este mes para Nokia, Nefab pone a punto soluciones a la medida mediante un procedimiento denominado Complete Packaging Solutions (CPS o, en castellano, soluciones completas de embalaje). Su objetivo es ofrecer un proceso de embalaje completo, sin tener que recurrir a distintos proveedores, lo que redunda en un ahorro de costes.

 

ANÁLISIS RIGUROSO

El proceso que se sigue es, en primer lugar, realizar un estudio del negocio del cliente a fin de que se entiendan las necesidades globales de la compañía. El segundo paso es un análisis, denominado Pre Audit, en el que los expertos de Nefab examinan los flujos de embalaje que se estén utilizando.

Mediante el apoyo de programas informáticos avanzados, los auditores analizan los puntos del proceso que se pueden mejorar y efectúan comparaciones entre el procedimiento actual y las posibles alternativas que se tomen. Tras esta fase se emprende una auditoría de embalaje que describe las reducciones de costes encontradas, de modo que después sea posible instalar los productos y servicios recomendados por Nefab para hacerlas efectivas