Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Envases de alta costura

01/09/2005

Si quiere ver una exposición de arte contemporáneo vaya al híper. Botellas azules, metálicas, con efecto de escarcha, ergonómicas, diseñadas más para un video juego que para una nevera. "La función del envase es muy variada, su diseño abarca desde aspectos técnicos hasta simbólicos, pero es evidenteque el consumo de un producto representa un estilo de vida. Las bebidas compiten para transmitir beneficios no sólo nutritivos sino personales. Para diseñar un envase hay que identificar esas sensaciones y comunicarlas", comenta la doctora Cristina Ventura, especialista en envases y directora del Instituto de Diseño, Innovación y Tecnología de Valencia.

En 1915, Coca-Cola convocó un concurso para diseñar un envase diferente del resto de botellas, que fuera reconocido incluso al romperse...Seguramente ahora hubiesen escogido otro material. A pesar de sus cualidades de conservación, el vidrio ha ido perdiendo terreno frente a materiales más ligeros y versátiles como el plástico. Si la imagen provoca y transmite un estilo, el material determina la utilidad del envase.

Según el estudio "Envases no reutilizables puestos en el mercado" de Ecoembalajes y Ecovidrio,de los más de 100.000 millones de envases que al año se consumen en España (cinco millones de toneladas), el 56% corresponden a plásticos, el 24 a papel-cartón, el 6,8 a acero (hojalata), el 5,4 a cartón, el 5 a vidrio y el 2 a aluminio. En cuanto a la familia de los plásticos, tienen su propio rey, el PET (polietileno tereftalato).

 

El plástico consentido

"Desde hace 14 años el consumo de PET en España es imparable. El 48% de las bebidas refrescantes y casi la totalidad del agua se envasan en este material. En los últimos dos años su uso para agua ha aumentado hasta un 22,9%, lo que quiere decir que le ha arrebatado mercado a los envases de vidrio", explica Enrique Gallego, director de la Confederación Española de Empresarios de Plástico (Anaip).

La fortaleza del PET radica en su versatilidad. Es ligero,resistente, cristalino, barato, reciclable y de fácil producción: las piezas (con tapón incluido) se meten en una sopladora de aire queda forma al envase. No es de extrañar que haya colonizado refrescos e incluso zumos que inicialmente no podía envasar porque se desconocía su resistencia al pasteurizado.

Las cervezas, en cambio, esperan. "Ya existe el envase dePET para cerveza, del mismo color que la botella, pero de momento las envasadoras tienen que hacer grandes inversiones en maquinaria y no se deciden. Además, el sector del vidrio intenta que no se le escape el mercado", comenta Enrique Gallego.

A pesar de todas susventajas, el PET tiene una debilidad. Mientras el vidrio es un material muy estable que conserva los alimentos durante más tiempo, el PET, como todos los plásticos, sufre un proceso químico conocido como migración: deja que el aire y los compuestos del envase pasen al alimento y viceversa. De ahí que una cerveza envasada en este tipo de plástico sólo dure unos días mientras que en vidrio resista años. Quizás por ello su trono esté más asediado que nunca.

 

Una bolsa que permanece de pie

Existen cientos de polímeros como el PP (polipropileno)o el PEN (más resistente a las altas temperaturas) que podrían consolidarse como serios competidores del PET. Son de la misma familia pero en algunos casos más baratos. El PET es tan caro como el PVC, su predecesor, pero no tiene los problemas tóxicos que éste cuando se incinera.

En otros países de Europa ya se comercializa una versión mejorada que conserva más tiempo las bebidas. En otros sectores destacan los botes de cartón y aluminio y el stand-up-pouch, un envase alargado de plástico y aluminio que recuerda los sobres de sopa con la diferencia de que tiene una base redonda que le permite permanecer de pie.

Al año se producen unos 16.000 millones en todo el mundo; es la estrella del momento, con dos dígitos de crecimiento anual. En países como Estados Unidos y Japón está haciendo furor porque se adapta como un guante al estilo de vida actual. Es flexible, diferente, cómodo, protege el producto y se abre y cierra con facilidad por medio de una cremallera o ta-pón con rosca.

Esto sin subrayar el espacio vertical para la comercialización y las facilidades para llenarlo, en un minuto se llenan hasta 600 bolsas. De momento, en España, se les ha dado un uso limitado, sobre todo como contenedores de salsas, mahonesas y preparados para tartas. En otros países ya se emplean para comidas y bebidas hidratantes.

 

Ser diferente vende

El stand-up-pouch tiene una desventaja a largo plazo. ¿Cómo diferenciar una bolsa de otra? Algo así como las latas de cervezas, casi todas son iguales salvo por el logotipo. La exclusividad del envase será uno de los ejes de la feria Drinktec que se celebra este mes de septiembre, una de las más importantes del sector. En Munich (Alemania) desfilarán los últimos modelos de la industria como las sofisticadas shaped cans o latas de diseño.

Elaboradas en aluminio parecen latas convencionales pero llevan contornos y relieves únicos, cada serie se fabrica con un molde especial que no necesariamente aumenta los costes. "Está claro que conlleva un esfuerzo, pero se ve apoyado por la diversidad de consumidores y la individualización de los productos. Donde hay que incrementarlos esfuerzos para reducir los costeses en el embalaje y en el sistema logístico",comenta la experta Cristina Ventura.

Hasta hace poco este tipo de envases sólo se producían para conmemoraciones pero cervezas como Heinekken o Amstel ya los utilizan. Para elFórum de Barcelona, Estrella Damm encargó el diseño de una botella de aluminio.Y es que la relevancia del diseño no es nueva. En el Museo de Arte Moderno de Nueva York se exponen envases como el de Coca-Cola o los primeros cartones de Tetra Pack y Tetra Brick. Aunque no todos los modelos han sido afortunados. En el pasado Pepsi produjo auténticas rarezas como las Bottle caps, envases con tapas con forma de dinosaurios, personajes de Star Wars y poses de Pepsiman, un aspirante a superhéroe.

Se puede provocar y ofrecer funcionalidad. La prueba son las bottle cans, elaboradas en aluminio como las shaped cans pero con un tapón de rosca en la parte superior de la lata. No ha habido mucho cambio en las latas desde que la actual lengüeta sustituyó al anillo que se desprendía para abrirlas a finales de los años ochenta.El nuevo sistema ha sido desarrollado por Can Company de Japón, donde las bottles cans duplican sus ventas cada año: el 14% de los 18.000 millones de latas que se venden en el país tienen tapón con rosca. En Europa y Estados Unidos todavía no despiertan mucha confianza aunque la multinacional estadounidense Kraft ya las estáutilizando en los zumos de frutas para niños.

Una de las claves del éxito de las bottle cans esque las consumen los conductores. Se pueden abrir y cerrar como las botellas de plástico pero además protegen mejor el contenido de la luz y el oxígeno. Los plásticos no se quedan atrás, sus debilidades se están volviendo fortalezas. Ahora se habla de envases inteligentes o activos.Sólo les falta hablar

"Se trata de que el envase participe del sistema de protección del alimento. Lo habitual es interponer una barrera entre el medio exterior y el contenido para minimizar los procesos de deterioro. Esta barrera es pasiva. En los envases activos incorporamos una serie de componentes que actúan sobre el contenido mejorándolo o haciéndolo más estable. Por ejemplo, los secuestradores de oxígeno que generan una atmósfera en la que este elemento está poco presente, alargando la vida del alimento", explica el químico Rafael Gavara, experto en polímeros del Instituto de Agroquímica y Tecnología del CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas).

El sistema consiste en introducir en el envase un dispositivo irrompible con el agente activo. "Si utilizáramos PET para envasar cerveza, una bebida muy sensible al oxígeno, podríamos incorporar compuestos en el tapón y las paredes del envase para reducir la concentración de este gas. Esto permitiría conservar su aroma y frescura. También es cierto que una vez agotado el agente, el deterioro del líquido sería mucho más rápido: de unos cuantos meses", agrega Rafael Gavara.

En este casono se añadirían dispositivos sino una lámina invisible sobre el recipiente.El envase transparente de un refresco puede tener hasta siete capas de agentes que aprovechan la transformación de los compuestos del plástico para aromatizar un alimento, reducir oxígeno o cambiar las condiciones térmicas de la bebida.

"El aditivo lo lleva el envase no la bebida. Hay materiales que pueden consumir gas metano, que alargan la vida útil del alimento sin necesidad de incorporar conservantes. De cara al marketing estos aditivos pueden detectar gases que indiquen el estado del contenido. Así, el envase cambiaría de color, de azul arojo, si lo que contiene está estropeado",comenta Ángela Osma, directora del departamento técnico de Anaip.

Estos envases ya existen en otros países de Europa. En España, el grupo de trabajo del químico Rafael Gavara ha desarrollado una tecnología que impide el crecimiento de hongos en los contenedores de fresas.

 

Futuro de aluminio

Existe otro material que es un duro competidor para plásticos, cartones y hojalatas: el aluminio. Según la Asociación para el Reciclado de Productos de Aluminio (Arpal), de los140.000 millones de latas que anualmente se consumen en el mundo, el 80% ya son de aluminio;dicho de otra manera:cuatro de cada cinco botes.

Incluso en Estados Unidos, Japón y algunos países de Europa como Suecia y Noruega, el 50% de las botellas de cerveza se fabrican en este material."No deja pasar nadade gas ni de luz al contenido, pesa la mitad de la hojalata,no se oxida, no transmite ningún sabor y no se degrada como el plástico; es totalmente reciclable", señala José Miguel Benavente, director de Arpal. Con el aluminio se pueden producir láminas muy resistentes de seis micras de espesor, más delgadas que dos folios.

Su utilización en España se abre camino. "El 80% de los botes son de hojalata y el 20% de aluminio. Estamos creciendo a un 5% anual",agrega Benavente. Elaborar aluminio todavía es energéticamente caro aunque sea uno de los metales más abundantes en la corteza terrestre. Para hacerse una idea baste decir que se necesitan tres o cuatro toneladas de bauxita para producir una de este elemento; hasta hace dos siglosse le consideraba un metal semiprecioso.

Quizás por ello lo más barato y práctico sea reciclarlo. Además todo el aluminio es aprovechable, sólo hay que fundirlo. Benavente confía en la proyección del material:"A corto plazo marcará una tendencia clara en los productos de cierto prestigio. Y más adelante puede sustituir a las latas".

Los populares Tetra Brik, envases de cartón, podrían clasificarse como híbridos.Las paredes del recipiente están formadas por capas de cartón y aluminio que hacen las vecesde barrera para el oxígeno y la luz. Su peso ha disminuido casi al nivel de una botella de PET. Además, a muchos envases se les comienza a añadir tapón con rosca. En Europa más de 100 millones de litros se envasan a diario en cartones para bebidas, según la Asociación Española de Fabricantes de Envases de Cartón (AE FECCPAL).

De hecho es el envase para zumo y leche más utilizado. Su gran reto es mejorar el reciclaje debido a la variedad de materiales que lo componen, entre ellos el cada vez más escaso papel. En 2003 se reciclaron 227.000 t en la Unión Europea, el 28% del consumo. El futuro pasa por ahí.

 

_______________________________________________________________________________________

DE LA MANO DE LOS ROBOTS

Con tanto envase futurista, no es extraño pensar que detrás haya un robot. Las tecnologías robóticas no sólo se están utilizando en la producción sino en el empaquetado. En la feria Drinktec (Munich) se mostrarán algunas alternativas de ese tipo para conseguir una automatización más completa y aumentar la productividad.

Una necesidad acuciante de los envasadores es que los cabezales con forma de garras de las empaquetadoras se puedan cambiar automáticamente para no cortar la línea de producción.La solución puede estar en la robótica. Cada vez más los robots realizarán tareas mecánicas, como el acarreo de material para las empaquetadoras o la inserción de prospectos.

De hecho, ya desempeñan labores de carga cada vez mayores, así, por ejemplo,pueden acarrear pilas de envases grandes (botellas de PET de dos y tres litros) o dispensadores de agua. Una herramienta para complementar el trabajode los robots son los dollys, pequeños armazones con rodillos que pueden moverse fácilmente por los pasillos.

_______________________________________________________________________________________

EL VIDRIO AGUANTA EL GOLPE

Si hay un formato que soporta el paso del tiempo y la competencia es el vidrio. Durante siglos ha sido el material más fiable para envasar y, lo sigue siendo, lo que pasa es que ahora no está solo. Los fabricantes lo saben y, a pesar de que inciden en sus cualidades (inerte, higiénico, impermeable y ecológico), desarrollan nuevos acabados.

Para enfrentarse al PET tienen una línea de botellas más ligeras, resistentes y agradables al tacto con un revestimiento, una especie de barniz, que las protege y les da un efecto de escarcha. La gama e intensidad de los tonos es amplia. Y aunque parezca artesanal las empresas adaptan sus sistemas de producción para que los acabados de las botellas se realicen en línea.

Otro elemento de adaptación son las tapas de abrir y cerrar de las cervezas. Una manera de conservar más tiempo su frescura. "Al final lo que buscamos en cualquier envase es que el producto parezca fresco, artesanal. Que no digamos que sabe a lata o a plástico. Eso vende", analiza el químico Rafael Gavara. Y que provoque. La marca de refrescos Schweppes ha vuelto a sacar al mercado su botella inaugural. Pequeña, de vidrio y con relieves geométricos parece llegada del futuro.Pero fue diseñada a finales del siglo XIX.

_______________________________________________________________________________________

EN BUSCA DEL ENVASE PERFECTO

La competencia por conseguir el envasei deal es tan feroz que algunas marcas compiten con multienvases, adiós al diseño: lo que importa es la cantidad. Son paquetes de tres, seis, ocho, diez o 20 unidades, prácticos y fáciles de llevar, que están invadiendo mercados como el estadounidense.

Por ejemplo, el fridge pack (paquete tumbado) pensado para dejarlo en la nevera. Formado por varios envases, también puede utilizarse como dispensador, sólo hay que abrir (o cerrar) una de las unidades y acercar un vaso. Práctico pero pasivo, ¿qué pensaría si su bebida se calentara o enfriara sólo con abrirla?"Existen envases que llevan doble cuerpo,uno dentro del otro. En uno se pone agua y en el otro calcio, al abrir el envase entran encontacto y provocan una reacción isotérmicaque produce mucho calor. Es perfecto para el café", explica el químico Rafael Gavara.

La idea no es nueva, la desarrolló el Ejército británico hace 40 años pero ahora países como Japón la capitalizan. En España se pueden conseguir en algunas gasolineras.Fabricados en aluminio cuestan más que el cortado de la cafetería pero también atraen más.Al otro lado del termómetro no ha habido tanta suerte. "Hace algunos años Coca-Cola desarrolló un envase autorrefrigerante,pero no prosperó. Es unconcepto más complejo. Con el mismo sistema del doble cuerpo se podría poner un desecante que al contactar con el agua enfriara la bebida 10 ó 12ºC",explica Rafael Gavara. Salvo el caso de los envases isotérmicos, este tipo de recipientes inteligentes siguen guardados en laboratorios como rarezas con poco presente comercial.