Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Eficiencia automática

01/03/2008

La integración de la logística en las cadenas de suministro ha tenido un impacto muy nítido sobre los almacenes, y se relaciona de forma directa con las necesidades que los clientes han ido generando y, en cierta medida, imponiendo (cada día más preocupados por conseguir un servicio de calidad al menor coste posible).

La logística se ha convertido en una pieza esencial en el proceso de producción y se trabaja para perfeccionarla día a día.Quizás uno de los factores que más presente está en los procesos logísticos es el tiempo. Los usuarios exigen mayor rapidez, entregas más frecuentesy con un menor stock. Con esto se consigue una disminución del valor del producto inmovilizado y una menor necesidad de espacio para almacenar mercancías.

A la hora de entregar dicha carga se busca que ésta sufra la menor manipulación posible, por lo que la tendencia actual se encamina hacia la gestión de medias paletas en lugar de paletas completas,o bien de otros formatos que simplifiquen su movimentación. Otro factor muy valorado por los distintos actores de la cadena logística es la fiabilidad que ofrecen las instalaciones.

La razón de ello es que para brindar un servicio de calidad los elementos físicos implantados en el almacén deben ser los adecuados, y la gestión del inventario ha de garantizar una cobertura no inferior al 97% y una rotura de stock que no supere el 3%. Existen otro tipo de valores añadidos que facilitan las labores al receptor final como por ejemplo la asignación de embalajes o sistemas de etiquetaje específicos para cada cliente.

 

Agilidad y precisión

Si se mira atrás en el tiempo puede apreciarse que la logística empleada para suministrar productos de alimentación para supermercados y grandes superficies se hacía una o dos veces por semana. Sin embargo, hoy la política de empresa que suele seguirse es la de ajustar el stock al máximo. Así, con una mínima reserva en el almacén, se abastece menor cantidad en los puntos de venta, con lo que el suministro resulta mucho más eficaz, el inmovilizado en los puntos de venta es considerablemente inferior y se incrementa la agilidad del servicio.

Además de ese dinamismo en la cadena de suministro, se hace imprescindible que la transmisión de datos sea precisa, correcta y puntual. En el pasado se utilizaban faxes, llamadas telefónicas y listados de manera excesiva, hecho que provocaba no solo una gran pérdida de tiempo sino también errores de transcripción o la alteración de los datos originales.Los nuevos y dinámicos sistemas de transmisión de información posibilitan la creación de ficheros que la almacenan sin que haya manipulación por parte de los operarios

Todo lo mencionado anteriormente no estaría completo si no se hiciera referencia a la importancia que tienen las conexiones con los diferentes sistemas de transporte que se ven involucrados en el proceso. Para que este se desarrolle de forma efectiva, debe contar con un gran flujo de vehículos, con flotas ágiles y con disponibilidad de movimiento para cualquier tipo de vía, por lo que a su vez la gestión de los recursos dedicados al transporte se ha convertido en un apartado primordial.

 

Elemento básico

La cadena de suministro ha ido enriqueciéndose con el paso del tiempo, y la logística ha ido afianzándose en su desarrollo. Hace unos años, los procesos de almacenaje y distribució neran considerados como un mal necesario; se invertía el menor capital posible en ellos, y recibían la mínima atención y consideración por parte de quienes controlaban los distintos pasos de la cadena.

No obstante, actualmente los sistemas de distribución comienzan a afianzarse como un elemento estratégico de gran relevancia dentro de la gestión de la cadena de suministro. Y son muchos los que apuntan que en el futuro serán un elemento capital para diferenciar unas compañías de otras, tanto en términos de nivel de servicios como de costes. No todos los sectores han adoptado las mismas medidas ni al mismo tiempo; cada uno de ellos ha evaluado las principales exigencias de su mercado y en función de ello han modificado su modo de operar.

 

Primero, distribución

Así, sobresale entre todos ellos elsector de la distribución. Es el dedicado a productos de gran consumo y de alimentación. Los procesos de almacenaje y comercialización requieren de almacenes con un gran dinamismo y una gran agilidad para hacer frente, por ejemplo, a los cambios en las tendencias de consumo del cliente final.

Esto significa que las grandes plataformas logísticas tienen la necesidad de combinar todos los inputs y de hacerlo con el menor coste posible, por lo que resulta fundamental que estén preparadas tecnológicamente para estos cometidos.

Sin duda, este es uno de los sectores pioneros en la implantación de sistemas de gestión del almacén SGA y de fuertes conexiones con el sistema ERP de planificación de recursos empresariales. Asimismo, gestionan la mercancía mediante transelevadores de paletas, cuentan con armarios rotativos y verticales, y disponen de mecanismos de preparación de mercancía al hombre.

 

Operadores logísticos

Se trata de un ámbito en auge y con un gran crecimiento a nivel mundial en el que coexisten empresas especializadas en el tratamiento de todo tipo de referencias. Durante largo tiempo este sector no ha vivido avances en sus procesos de almacenaje y preparación de la mercancía. Este hecho se explica por la variabilidad de los productos con los que opera y por la gran cantidad de canales de distribución que requiere.

A pesarde todos estos factores, el sector se ha caracterizado en los últimos años por la adaptación de sistemas tecnológicamente avanzados, en parte empujado por la presión deuna demanda que exigía especialización, distribución y almacenaje eficaz al mínimo coste. Si el sector quería ser competitivo, era esencial responder con contundencia a las peticiones del mercado.

Los avances más notables pasan por la implantación de sistemas informáticos avanzados SGA, pick/put to light; la puesta en marcha de almacenes selectivos mediante transelevadores de paletas y cajas; y el empleo de sistemas de clasificación automatizados de gran rendimiento.

 

Silos para producción

Dedicados a la fabricación y el ensamblaje, los fabricantes y productores se han visto obligados a adecuar todas sus instalaciones para afrontar los aumentos del stock, provocados por la demanda selectiva de los distribuidores. Este sector estaba habituado a almacenes pequeños que se localizaban junto a las naves de producción y que eran gestionados de una manera muy tradicional.

Sus mayores avances tecnológicos se han centrado especialmente en la instalación de grandes silos de almacenaje servidos por transelevadores de paletas con gran capacidad de almacenamiento, así como en el uso de tecnologías avanzadas de centralización para evitar el traslado de sus líneas productivas. Además, las empresas del sector han buscado sistemas automáticos de preparación para dar respuesta a una demanda que hasta el momento les era completamente desconocida.

 

Fuerte inversión

El sector de los recambios se ha englobado en el de servicios y se dedica al abastecimiento y suministro de componentes, piezas y elementos de bajo consumo. Su principal exigencia va encaminada a un proceso de suministro con un alto nivel de cobertura, con un lineal de referencias muy elevado y de gran eficacia.

Quizás este sea uno de los sectores en los que se han efectuado mayores inversiones a nivel técnico y operativo.Entre sus adquisiciones se encuentran los miniload con elevados rendimientos y con capacidad para gran cantidad de referencias; los armarios rotativos verticales y horizontales; y la intercomunicación entre el SGA y las plataformas de información.

Se podrían comentar más ámbitos empresariales que también han modificado su forma de operar para poder adaptarse a los nuevos cánones del mercado, si bien éstos son los más representativos. Con las diferentes acciones que han llevado acabo, es posible destacar el papel decisivo de la logística de almacenaje en los procesos de producción.

______________________________________________________________________________________

DESAFÍOS DE LA DISTRIBUCIÓN

El modelo actual de distribución y almacenaje se enfrenta a significativos retos:

Calidad. Quizás sea el más importante de todos ellos, ya que tiene como meta ofrecer a los clientes el mejor de los servicios posibles eliminando al máximo los márgenes de error.

Velocidad. El nivel de servicio, es decir, el tiempo transcurrido desde que el cliente pide una referencia hasta que la recibe, debe ser siempre inferior al que ofrece la competencia.

Reducción de costes. Es necesario adoptar el concepto de logística integral para reducir así los costes globales.

Flexibilidad. La evolución del mercado exige sistemas flexibles capaces de adaptarse con rapideza los cambios. Para lograr estos objetivos es preciso que se mantenga la tendencia creciente a automatizar el conjunto de actividades logísticas de las empresas y aumentar el nivel de complejidad de las soluciones adoptadas en este campo.

_____________________________________________________________________________

NECESIDADES DE LA CADENA DE SUMINISTRO DEL ALMACÉN

- Aumento de La necesidad de fiabilidad.

- Nuevos tipos de órdenes.

- Frecuencias de entrega más cortas.

- EDI

- Procesos de valor añadido.

- Ventanas de entrega reducidas.

- Fuerte conexión con los sistemas de transporte.

______________________________________________________________________________________

AL HILO DEL EXTIL

Ante la gran demanda de consumo requerido por el mercado europeo, las empresas textiles, que en un principio eran fabricantes, cambiaron su filosofía de actuación y ahora se abastecen de otros productores. En este proceso, y frente al gran volumen y diversidad de productos, es imprescindible la instalación de almacenes con una gran capacidad de recepción, almacenaje, preparación y expedición.

 

Versatilidad

Las temporadas en el mundo de la moda tienen una breve duración, por lo que los flujos de entradas y picking son muy reducidos. Paraeste tipo de silo ha sido necesaria la instalación de transelevadores de paletas y miniload, mecanismos de clasificación, transporte continuo y sistemas pick to light o put to light, que dotan a los almacenes de la agilidad y versatilidad que demanda el mercado.