Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Economía con vistas al optimismo

01/04/2005

La economía española emite buenas señales. Al menos si nos atenemos al informe "Perspectivas Empresariales 2005" elaborado por las Cámaras de Comercio de Europa y que recoge la opinión de cerca de 80.000 empresas europeas, de las cuales 8.454 son españolas.

Este optimismo se ha trasladado a losempresarios. Tanto es así, que de acuerdo con el estudio dos de cada tres empresas españolas espera aumentar su cifra de negocio en 2005, a pesar del clima de incertidumbre mundial. Y hay más. España tiene mejores expectativas que el conjunto de Europa, especialmente en inversión y empleo, que son tres y cuatro veces superiores a las de la media europea.

Durante este año las empresas europeas prevén una aceleración de su cifra de negocio. Este impulso procederá tanto de la demanda interna como externa. Por el contrario, la inversión y la demanda de empleo, uno de los talones de Aquiles de la economía en Europa, presentan unas expectativas más discretas, motivadas por la elevada cotización del euro y el incremento constante del precio del petróleo.

Para las firmas europeas, las ventas interiores y las exportaciones seránlos motores de la actividad económica durante este ejercicio. Conforme a este trabajo, el 50% de las empresas espera aumentar sus ventas en el exterior; un 43% las mantendrá y sólo el 7% aguarda una reducción. Esta última cifra contrasta con la obtenida en el informe de 2003, año en el que un 23% de las compañías predijo una caída de las ventas fuera de sus fronteras.

El tirón de la demanda interna, a juicio de la encuesta, parece garantizado. Ésta se fortalecerá tanto por el impulso de los nuevos como de los antiguos socios de la UE. En este apartado los que mejor comportamiento registrarán en sus ventas nacionales serán Letonia, Irlanda, Dinamarca, Estonia y Lituania.

En cuanto a las previsiones para la ventas españolas, éstas ocupan un lugar intermedio, aún así, la demanda interna soportará el impulso español frente a Europa.

 

La inversión se consolida

No cabe ninguna duda de que uno de los motores de este crecimiento tiene que estar en la inversión.Las firmas europeas pronostican para 2005 la consolidación de la inversión en unos niveles que no se recordaban desde 2001. Los países de la Europa del Este que se acaban de incorporar a la Unión Europea son los que lideran el ranking, con Letonia, Polonia, Estonia, Eslovaquia y Lituaniaa la cabeza.

Mientras que Alemania, tradicional locomotora europea, mantiene una previsión negativa de crecimiento. Lo cual planteala duda de hasta qué punto afectará esta situación al resto de socios. Mientras se dilucida esta cuestión, España se sitúa en primer lugar entre los miembros de la antigua UE-15.

El informe trasluce ese optimismo renovado enlas posibilidades de nuestra economía. De tal forma, que cerca del 90% de las empresas españolas espera aumentar o mantener sus planes de inversión, frente al 80% de 2004. Tal y como afirman las Cámaras, el vigor que refleja la inversión en los últimos meses –sobre todo las elevadas tasas de inversión en bienes de equipo–contribuye a esperar un crecimiento con mayores perspectivas en el futuro.

En cuanto al empleo en Europa, las previsiones para 2005 continúan siendo muy débiles pero positivas. Letonia, Estonia y Polonia tienen –acorde con sus niveles de recepción de inversión– las mejores expectativas de creación de empleo.

En el ranking que elabora este estudio, España aparece en octavo lugar –el primero de los países de la zona euro–, mientras que Alemania continúa en negativo por quinto año consecutivo. En nuestro país, en términos de optimismo, las empresas son cautas en este aspecto, puesto que un 58% de las encuestadas espera mantener las plantillas, un 33% incrementarlas y sólo el 9% considera que reducirá el empleo.

Como hemos visto, comparando estos datos con el resto de la Unión Europea, España continúa siendo uno de los líderes en creación de puestos de trabajo, lo que le permitirá seguir aumentando la renta disponible y el bienestar.

Las comunidades autónomas de Extremadura, Asturias, Madrid y Castilla-LaMancha están entre las 12 regiones más optimistas de Europa en términos de cifra de negcio. Todas se hallan por encima de la media europea y sólo Canarias y Cantabria se encuentran por debajo.

 

Buen panorama para los servicios

Por sectores, los servicios presentan las expectativas más optimistas y superan un año complicado como ha sido 2004. La construcción mantiene su tendencia de crecimiento. Si nos atenemos al tamaño de la empresa, las perspectivas son más positivas conforme aumenta la dimensión de la misma, aunque todas muestran un comportamiento muy dinámico.

Según Fernando Gómez Avilés, director general del Consejo de las Cámaras de Comercio: "Los datos de la encuestan avalan las previsiones de las Cámaras sobre el comportamiento de la economía española en 2005. El crecimiento se situará en torno al 3%, impulsado por el fuerte dinamismo inversor y el consumo, y se crearán, además, más de 300.000 empleos.