Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Un día con Grafietic

27/03/2014

Grafietic se expande.Integrada en el grupo Lara,la empresa tiene entre sus máximos objetivos convertirse en líder del etiquetaje en el centro de España,–en Madrid y en las dos Castillas–.Ya es la primera compañía comercializadora de etiquetas de la Comunidad Valenciana y quiere crecer más.

La empresa de referencia en etiquetaje de la Comunidad Valenciana también lo quiere ser en Madrid y en todo el centro de España. Para ello, Grafietic apuesta por las recetas ya aplicadas en Valencia: calidad en los productos y precios muy competitivos.Asimismo, planea abrir una nueva nave para distribuir artículos relacionados con el etiquetaje, en Coslada, a pocos kilómetros de la capital madrileña.

Por el momento, el centro de operaciones sobre el que gira la distribución de sus productos se encuentra ubicado en Ribarroja del Turia. Allí también se sitúan las oficinas centrales de la compañía. Un día con Grafietic Txt: Manuel Palos Un grupo de cajas con etiquetas en estanterías de paletización convencional.

7.45: Llegan los pedidos

A primera hora de la mañana, los dos operarios, que se encargan de que la instalación de Grafietic funcione,abren las puertas de la nave. Una instalación de 4.000 m2 y con estanterías de tres alturas de paletización convencional.Son el jefe de almacén y el mozo. La primera tarea del día es recibir al camión que proviene de la fábrica de etiquetas que tiene la empresa en Viladecans (Barcelona).

Una vez el transporte accede al único muelle de que dispone la planta, se procede a la descarga del género y a su control en la zona de recepción. Normalmente, suelen llegar entre seis y ocho paletas al día. Cada una de ellas viene a pesar entre 350 y 400 kg, lo que supone unos 3.000 kg diarios en total.

La materia a descargar es tan variada como los clientes a los que asiste Grafietic:son etiquetas para artí- culos de El Corte Inglés,de Panamá Jack, para ropa, zapatos, cinturones, etc. Cualquier mercancía necesita de etiquetas. Por otro lado, Grafietic forma parte del grupo Lara, con lo que su cartera de clientes coincide con los de la compañía matriz.

De momento, cubrimos Valencia, pero a finales de verano ya estaremos en disposición de tener una nave operativa en Coslada (Madrid) para suministrar mercancía a la zona centro”, describe Rafael Benlloc, director comercial de Grafietic. “Efectuamos envíos directos a Coslada desde Valencia o desde nuestra fábrica de Barcelona”, señala Benlloc.

Las tareas de la mañana realizadas por los dos empleados del almacén se completan con la clasificación de los albaranes de los productos recibidos y el desembalaje de la mercancía que entra en la instalación.

9.30: Artículos de Toshiba

A esa hora se reciben los distintos productos de impresión de la compañía japonesa Toshiba, comercializada por Grafietic. Se trata de impresoras, cabezales, guillotinas, cinta térmica, consumibles… La empresa es el distribuidor oficial de la marca nipona en la Comunidad Valenciana, Murcia y Albacete.

La media de entradas de productos de Toshiba suele ser de una o dos paletas diarias. A continuación, los operarios del almacén se encargan de preparar los albaranes de estos artículos y del almacenaje de los mismos. No hay un horario de almacén en sentido estricto, sino que las labores de recepción y almacenaje se efectúan durante toda la jornada laboral.

Todas las entradas y salidas de mercancías están informatizadas y la empresa cuenta con una detallada base de datos donde se organizan los productos que pasan por la instalación. “Actualmente, estamos introduciendo la clasificación de todos los artículos que entran en el almacén con un código de barras interno, a fin de tener una trazabilidad completa de todo el género del que disponemos”, comenta Rafael Benlloc.“Por ahora, hay un control de conteo cíclico de las referencias; se hace por tipo y familia, sobre todo”, apunta.

12.30: Zona de máquinas

Mención detallada merece, por otro lado, la zona especialmente dedicada a las máquinas de impresión. Ubicadas aparte del resto de las referencias (en su mayoría etiquetas), necesitan de un particular control diario y de la limpieza periódica de su lugar en la nave.Hacia el mediodía llegan las impresoras y se les asigna un código para su clasificación: un número de serie que luego se plasma en los albaranes.

Cada máquina posee su propio nú- mero identificativo. También se guardan en la zona de máquinas todos los productos relacionados. Por otra parte, no existe un horario preciso para la emisión de los albaranes de las máquinas de impresión ya que depende de la actividad de los comerciales.

Grafietic dispone de nueve comerciales para todo el área de la Comunidad Valenciana.Sus llamadas a la instalación central de la empresa son continuas. En la nave también se encuentra toda la administración de la compañía. E incluso los clientes se pueden dirigir directamente a la planta para comprar los productos que se comercializan.

15.00: Etiquetas

Por la tarde, se suministra el material necesario para que en una de las dependencias de la instalación se fabrique un tipo de etiqueta especialmente diseñado para centros hospitalarios. La de pendencia donde se lleva a cabo esta tarea se sitúa en un altillo de la nave.Desde la planta, los operarios del almacén suministran el material con la ayuda de una carretilla elevadora.

Una vez se han elaborado los precintos especiales para hospitales en el área de producción de etiquetas, el material se devuelve a la zona de abajo, ya listo para su embalaje y posterior expedición. A continuación, se remite a los centros hospitalarios desde donde se han encargado los pedidos. Y llegan más albaranes. Se reciben pedidos continuamente, aunque es por la tarde cuando los operarios se dedican a prepararlos.

Para este fin, Grafietic utiliza una má- quina flejadora que embala los encargos.Las referencias suelen estar dispuestas en cajas o paletas, que se retractilan para que la mercancía no vaya suelta. Los pedidos se mandan a los distintos clientes a través de agencias de transporte, y siempre a portes pagados, si bien por proximidad o urgencia algunos de los clientes se dirigen directamente a las dependencias de Grafietic en Ribarroja a retirar su mercancía.

17.00-17.30: Recogida

Por la mañana, hasta las 13.30 horas, se expiden pedidos de mercancía de poco peso, algunos encargos urgentes y mercancía con destinos relativamente cercanos a Valencia. De esta faena se encarga una agencia de transportes contratada. Por la tarde también hay expediciones o recogida de pedidos, tarea que tiene que hacerse antes de las 17.30, momento en el cual se cierra la instalación.

Pero nunca antes de las 16.30, puesto que a esa hora todavía no están preparados todos los envíos requeridos por los clientes, tal es el enorme volumen de trabajo en la nave de Grafietic en Valencia. De modo que el horario ideal para la recogida de encargos va de las 17.00 hasta las 17.30 horas.

Todos los envíos se hacen a portes pagados. Su volumen suele ser de unos 60 al día, unos 600 kg aproximados de material, entre etiquetas e impresoras. De todos modos, el promedio de salidas sufre muchos altibajos. “El volumen de las salidas es muy variado, a veces hemos llegado incluso a 2.500 kg de expediciones por la tarde”, concluye Rafael Benlloc.

 

_______________________________________________________________________________________

ENTRE LAS ETIQUETAS Y LAS IMPRESORAS

Grafietic nació hace 15 años. Su objetivo desde los inicios es ofrecer soluciones a todas aquellas empresas que demandan productos y tecnología relacionada con el mundo del etiquetaje.

La aparición en los últimos años de importantes soluciones tecnológicas para la industria, impresoras de termotransferencia, láser, ink-jet, etc, ha supuesto que las empresas hayan pasado de ser unos meros consumidores de etiquetas a ser sus propios impresores”, explica Jesús Rodríguez, director de Grafietic.

Las impresoras de termotransferencia aportan una variedad tan amplia de soluciones a la industria y el comercio que los horizontes de posibilidades se han abierto de manera muy positiva”, añade.

Crecer con el Gupo Lara

La empresa crece y se expande con fuerza, integrada en el grupo Lara. El año pasado facturó aproximadamente más de seis millones de euros y a finales de verano inicia su implantación en Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla León. Allí contará con un nuevo almacén en Coslada, que estará situado a muy pocos kilómetros de la capital del Estado.

 

EL DESAFÍO

“Queremos ser los primeros en Madrid y Castilla”

Jesús Rodríguez, director de Grafietic

¿Cuáles son los objetivos de Grafietic a corto plazo?

Consolidar nuestro negocio en toda la zona centro de España. Hemos asumido esa responsabilidad. Prueba de ello es una nave que vamos a inaugurar en Coslada (Madrid) el próximo julio. Ya hemos contratado personal y por fin tendremos una base sólida en la zona centro. Dado que somos los primeros en Valencia en venta de etiquetas, ahora pretendemos serlo también en Madrid y en las dos Castillas. Sabemos que es difícil, pero con nuestra política de precios y la calidad de los productos de Grafietic lo vamos a conseguir.

¿Qué retos se plantean en el sector del etiquetaje?

Es un sector que continuará creciendo. Creo, asimismo, que este ámbito es un termómetro perfecto de la economía. Cuando la economía va bien se nota inmediatamente en la venta de etiquetas, al igual que cuando va mal. Tocamos, además, todos los sectores y nuestro nivel de crecimiento es excelente.

A ello han ayudado en gran medida las nuevas normativas de etiquetaje propuestas por los distintos organismos oficiales y el hecho de que los sectores industriales de pequeñas y medianas empresas también estén creciendo. Hoy en día cualquier em presa, por pequeña que sea, desea tener una impresora para etiquetas. Nosotros ya hemos vendido 900 este año, con lo cual, deben de haberse vendido miles en toda España.

¿Cuáles son los productos en este momento con más futuro?

Las impresoras son el producto que más ha incrementado sus ventas en los últimos meses. Y dan mucho negocio. Cada impresora implica una instalación, un técnico de mantenimiento, cartuchos, cintas térmicas, etc. Por no hablar de la radiofrecuencia, que es la gran promesa. Es un filón increíble.

El día en que todas las empresas exploten la RFDI habrá un cambio absoluto en la manera de ver las cosas. Por ahora, su precio no es todavía competitivo respecto a los códigos de barras, pero cuando sea más rentable se convertirá en el boom de la industria.