Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

De feria en feria

07/04/2003

Las ferias sectoriales se han convertido en acontecimientos económicamente rentables para las ciudades e instituciones que las organizan. Cada capital quiere tener su salón, sus decenas de salones. Algunos de los agentes implicados aseguran que su número ha tocado techo, incluidos los dedicados a la logística. Mientras, la crisis económica ha dejado sentir, también aquí, sus efectos.

El pasado año 2002 tuvo lugar en Madrid la que parece va a ser la última edición de Manutec, la feria dedicada a la logística que se celebraba anualmente en la capital. Como causa de su posible “defunción” prematura, los analistas del sector señalan sus escasos resultados, debido a la falta de participación y a los altísimos costes.

Manutec junto con el Salón Internacional de la Logística (SIL) de Barcelona han sido las dos grandes citas de la industria y, por eso, hay quien afirma que tras las cifras se esconde la pregunta de si en España hay o no espacio para dos grandes acontecimientos dedicados a la logística. Y esa cuestión afecta también a otros negocios y salones.

Una muestra que quiera triunfar debe asegurar una alta asistencia, mantener un espíritu de innovación y ofrecer unas instalaciones adecuadas, tanto en su tamaño como en infraestructuras y vías de acceso. Sin embargo, la asistencia nunca está garantizada, las novedades no son tan frecuentes, los costes pueden resultar muy altos y, además, hay que montar la preferia, la postferia, seminarios y congresos paralelos.

En definitiva, un esfuerzo que no siempre da los frutos deseados. La polémica surge cuando se presentan varias alternativas anuales y los expositores tienen que elegir a qué salón acudir y a cuál no. Una disyuntiva que la crisis económica ha generalizado ante la necesidad empresarial de reducir costes. Es esta una realidad que Ángel Vélez Marticorena, director de logística de la consultora SchlumbergerSema, conoce de primera mano: “

"Todos los expositores nos preguntamos cuál es la mejor estrategia para planificar nuestros recursos. Hasta ahora la feria se ha considerado en muchos casos un compromiso fijo, un gasto ineludible que ayuda a mejorar la marca", señala Marticorena

Y añade:"Creo que el retorno que se obtiene de cada participación está cada vez más presente, a principios de año, cuando se toman estas decisiones, y la constatación de su efectividad es el criterio principal por el que acudir”". Por este motivo, sostiene Marticorena, nuestra consultora ha apostado este ejercicio por realizar presentaciones y seminarios enfocados a soluciones concretas en Madrid y Barcelona principalmente.

La duplicidad de certámenes entre las dos capitales es clara: automóvil, arte, construcción, moda, náutica, nuevas tecnologías, turismo... Mientras en el ámbito internacional las ferias tienden a una frecuencia bienal y, en algunos casos, trienal, hay quien afirma que en España se está librando una batalla entre distintas instituciones por obtener nuevas muestras o mantener las antiguas a cualquier precio.

José Luis Laborda Marqués, presidente de la recientemente constituida Asociación Internacional de Organizadores de Congresos, Convenciones, Eventos y Ferias (ASINOR), ha observado desde primera línea la evolución de estos certámenes y según sus propias palabras, “"se ha ido produciendo una especialización y luego una subespecialización. Lo vemos, por ejemplo, en industrias como la alimentación, el automóvil y en otras muchas", decalra Marqués.

"Esta subespecialización -continúa- es, casi siempre, necesaria debido a una mayor necesidad de espacio para los expositores interesados y, sobre todo, porque van dirigidos a un público o a un sector profesional diferente de una misma gran industria"”.

Pero, para el presidente de ASINOR, asociación que nace con el objetivo de aprovechar las sinergias y agrupar a todos los profesionales que participan en la organización de estos eventos, desde los más grandes a los más pequeños, la subespecialización no es el único cambio que las muestras han experimentado:

La atomización también está marcando el presente de estos encuentros, de tal forma que junto con las cuatro clásicas existentes en España –Barcelona, Madrid, Bilbao y Valencia– han ido apareciendo otras en distintos lugares. Cada ciudad quiere hoy tener su feria”", finaliza.
 

¿Única? ¿ itinerante?

Los organizadores de CeMat, certamen líder de la logística que se celebra en Hannover, Alemania, han decidido darle un carácter más autónomo y cambiar su carácter bienal por trienal. Otro ejemplo de las distintas alternativas que se pueden ofrecer es la de la Bienal del Embalaje de París organizada por el Grupo Exposium, que se compone del salón Emballage, con sede en París los años pares, y de la feria Europack, que se celebra en Lyon los años impares.

En España, sin embargo, parece que ninguna ciudad quiere dejar escapar un acontecimiento que le funciona. Ésta es la opinión de Xavier Castells, director de Hispack, Salón del Embalaje de Barcelona, quien asegura que, "“para empezar, el concepto feria está vinculado a un lugar, un sector y una periodicidad fija. En el contexto internacional ha quedado demostrado que la complejidad de poner en marcha un salón itinerante siempre supone un sobreesfuerzo tanto para el organizador como para el expositor".

"Quizás -añade- esta experiencia puede funcionar con encuentros pequeños, muy especializados, pero una gran feria sería inviable. Además, Barcelona ya cuenta con un salón de la logística muy consolidado"”.

Por su parte Laborda Marqués considera que “"lo que tiene que haber son grandes muestras internacionales y muchos actos distintos en las ciudades más pequeñas"”. Según sus palabras el problema realmente radica en la “competencia” entre las grandes metrópolis y la única solución ahí es el diálogo.

En vez de competir, afirma, hay que ver quién ya tiene un salón consolidado y hacer otros que incluso puedan complementarse, pero que no se pisen. Y como ejemplo de su argumentación pone el caso de Valencia. En su opinión es lógico que en la ciudad del Turia se celebren las ferias de juguetes o de cerámica porque ambos sectores están localizados fundamentalmente en esa comunidad.

¿Qué sentido puede tener quitarle esos salones a Valencia? Ninguno”". Al presidente de ASINOR la idea de eventos móviles le parece interesante, “"de hecho, en muchos países europeos ya se hace así. No es fácil, es cierto. Lo que hay que valorar es dónde se encuentra ubicado el gran sector: si está concentrado o si está repartido por la geografía española. A lo mejor tiene que haber una gran feria internacional y varias pequeñas itinerantes para acercarse a los consumidores"”.
 

El ejemplo logístico

En diciembre de 2001, María José Sánchez, entonces directora general de Manutec, reconocía de una forma explícita en la revista Stock que "“no hay mercado para dos ferias de logística y manutención en España”". Y aunque añadía que la supervivencia de Manutec no dependía de la existencia de la oferta del SIL de Barcelona, reconoció que "“un acuerdo entre ambas sería lo ideal y deseable para el sector"”.

Eran frases premonitorias del difícil futuro que ya entonces se preveía para la feria organizada en Madrid. La cifra de 2.958 visitantes en 2001 resultaba para todos, organizadores y participantes, demasiado baja. Esta revista se ha puesto en contacto con Mª José Sánchez para preguntarle por la valoración que en estos momentos se hace desde IFEMA, así como por la actual situación y sobre la posibilidad de que con otro nombre, o con otro formato, Manutec vuelva a celebrarse. Pero no ha habido respuesta.

Con la ausencia de la muestra de Madrid, el SIL de Barcelona ha quedado como gran referente español de esta industria. El éxito de sus últimas cuatro ediciones augura, a priori, un resultado parecido en su próxima celebración, en junio de 2003.

El Consorci de la Zona Franca de Barcelona, entidad organizadora, afirma que “"desde el SIL, siempre se ha defendido la necesidad de que haya para cada sector un salón importante y con carácter internacional y, en este sentido, nos hemos consolidado como el punto de referencia en España y en el sur de Europa, de la misma forma, que el SIMO y FITUR, por poner algunos ejemplos, son referentes en sus sectores y se celebran en Madrid”".

El SIL no es la única feria dedicada, de una u otra forma, a la logística localizada en la Ciudad Condal. Ahí está también Hispack, organizada por Fira Barcelona. Su director, Xavier Castells asegura que entre el SIL e Hispack no se da una competencia directa, “"porque mientras el primero trata la logística como especialidad presente en todas las actividades económicas, en Hispack tocamos este apartado desde el punto de vista del transporte físico de las mercancías".

"Es decir", añade,"su representación es tan sólo un capítulo de lo que engloba el concepto logística y siempre relacionado directamente con el tránsito de productos envasados o embalados"”.

FITRANS, Feria Internacional del Transporte y la Logística, de Bilbao, que va ya por su cuarta edición, y NORTRANS, de Orense, feria de carácter bienal cuya próxima cita será del 26 al 28 de septiembre de 2003, son otros dos ejemplos de encuentros de la industria logística española.

De una u otra manera, la existencia de estos eventos ha hecho plantearse a algunas empresas la efectividad de unos acontecimientos que no sólo sirven para vender un producto o un servicio. Esas dudas y esa discusión, que ya antes habían afectado a otros sectores, alcanzan también, aunque con matices, a la industria logística.

Marticorena, de SchlumbergerSema, considera, por ejemplo, que “"hasta ahora, el éxito las ha acompañado debido a la subcontratación de servicios logísticos que ha hecho crecer la cifra de visitantes año tras año, a la consolidación de los operadores tradicionales y a la aparición de nuevas sociedades".

"Así -continúa- se ha impulsado la presencia de unos y de otros en estos foros. En el futuro será difícil que el ritmo de crecimiento se pueda mantener y los organizadores tendrán que hacer un esfuerzo tanto económico como de contenidos para sostener su feria"”. La suya es, ante todo, la visión de un participante.

En el lado contrario, desde el punto de vista de los organizadores de estos eventos, Soline Sommers, comisario general adjunto de la feria Biennale Européenne de la Logistique 2003 (BEL) cree que “"si se habla desde una óptica internacional es cierto que cada país posee su propio salón dedicado a la logística. Sin embargo, no pensamos que la oferta sea aún excesiva. Además, las diferentes muestras europeas no tienen todas el mismo posicionamiento en materia de oferta o de visitantes. Cada salón nacional posee su particularidad y es lógicamente el escaparate económico y tecnológico de su país”.

Fuente: Mª José García


Los mejores salones
Las citas más relevantes del calendario logístico, tanto fuera como dentro de España

CEMAT
Hannover, 2005
Desde hace muchos años la feria alemana que se celebra en primavera en Hannover es líder en el sector de los salones logísticos, gracias a sus 80.000 m2 netos y a una participación consolidada de más de un millar de expositores. En CeMat se ha visto, como en ningún otro sitio, la evolución tecnológica de los equipos y dispositivos del sector de la manutención y los almacenes.

Aquí se presentaron las primeras carretillas eléctricas con motores de corriente alterna o los recién nacidos transelevadores. En su pasada edición, celebrada en 2002, CeMat cumplió con todas las expectativas. No obstante, y a pesar de la novedosa inclusión del espacio denominado Logistic Chain City, en el que 40 empresas de software, comunicaciones y servicios aportaban soluciones de logística integral, la situación económica mundial dejó sentir sus efectos en la feria.

Esta realidad, unida a la madurez como salón, ha llevado a los promotores a orientar la muestra hacía una gran manifestación mundial, “"más fácilmente acomodable al futuro de la industria”". La decisión de Feria de Hannover de abandonar la celebración cada dos años convierte a CeMat en un macrosalón trienal, cuya próxima cita se prevé para octubre de 2005.

BIENNALE EUROPÉENNE DE LA LOGISTIQUE (BEL)
París, del 11 al 14 marzo de 2003
Los equipos, las soluciones y los servicios para la planificación, organización y gestión del conjunto de la cadena logística (manutención, informática, servicios, transporte y prestatarios logísticos) forman parte de la Bienal Europea de Logística (BEL, en sus siglas en francés), cuya cita ha tenido lugar en París en marzo pasado.

Para Soline Sommers, comisario general adjunto de la edición de este año "“el caso de la BEL es especial porque desde hace dos años nuestro certamen ha experimentado un desarrollo espectacular tanto en su oferta, cada vez más amplia, como en su tamaño: 700 expositores internacionales, en 70.000 m², y 40.000 visitantes europeos".

"Eso -sigue Sommers- nos ha llevado a ocupar la segunda posición como salón europeo de la manutención y la logística, por detrás de CeMat”". BEL se ha consolidado como la mayor cita europea de la logística los años impares. Prueba de ello, señalan los organizadores, es que la FEM (Federación Europea de la Logística) eligió celebrar su 50º aniversario con ocasión de Manutention 2003, el salón más sobresaliente de la Bienal.

Dos salones, un espacio, un ciclo de conferencias y unos encuentros de negocios han compuesto la última edición de la Bienal Europea de la Logística:
 

  • MANUTENTION 2003, Salón Internacional de la Manutención y la Logística: este año cumplía su edición número 27. Es el salón más importante, en volumen. En sus 70.000 m² se han encontrado cerca de 700 expositores, un 25% de ellos extranjeros. Este espacio integra sectores relacionados con la cadena logística —estrategia y organización, sistemas automatizados, sistemas de información, identificación automática y material informático—.
  • PACK-LOG, III Salón Internacional del Embalaje de Protección, Almacenamiento y Envío: según los organizadores es el único encuentro europeo posicionado en el embalaje logístico para la fábrica y el almacén.
  • TRANSLOG MEETINGS, II Cita de Negocios y Salón del Transporte y las Prestaciones Logísticas.
  • LOS ENCUENTROS DE LA LOGÍSTICA, II Conferencias Internacionales sobre Logística. Los temas tratados en la edición de 2003 han sido: “La entrega a domicilio: cómo gestionar el último kilómetro”, “Las plataformas automatizadas: gestionar la interfaz entre la producción y la venta” y “La trazabilidad: optimización logística y ventaja competitiva”.


Además, la BEL cuenta con una operación bautizada con el nombre de “País-invitado de honor”. De esta forma, se pretende promover una oferta aún poco presente en el salón a través de un pabellón propio, así como favorecer la visita de compradores y distribuidores procedentes del Estado elegido. Y, en esta ocasión, le ha tocado a España, que ha contado con un pabellón nacional de 2.000 m2.

Según señala Soline Sommers, "“junto a puntos tan esenciales como la cercanía geográfica o los buenos datos de la economía en España, nuestros expositores habían confirmado en una encuesta su interés por el mercado interior español como salida comercial con un gran potencial.

FERIAS INTERNACIONALES DEL EMBALAJE (Pack the World)

Se trata de cuatro muestras organizadas por el grupo francés Exposium, cuya actividad está representada en España por Promosalons, asociación creada en 1967 por el Centro Francés de Comercio Exterior, por la Cámara de Comercio e Industria de París y por la Federación Francesa de Salones Especializados. Promosalons es el organismo encargado de promover en el extranjero los salones internacionales especializados, tanto para los visitantes como para los expositores.
 

  • EMBALLAGE: este certamen tiene lugar en París los años pares. Su próxima edición, la 36ª, se celebrará del 22 al 26 de noviembre de 2004. En la última cita, la de 2002, contó con la presencia de más de 2.500 expositores (la mitad extranjeros), 106.117 visitantes y 550 periodistas franceses y extranjeros. EUROPACK: se celebra los años impares en Lyon y la próxima sesión será del 21 al 24 de octubre de 2003.
  • PAC EX, Salón Internacional del Packaging and Food Processing: tendrá lugar en Toronto del 6 al 8 de mayo de 2003.
  • PACKTECH & FOODTECH 2003, The International Exhibition for Packaging and Food Processing: en Shanghai, del 9 al 11 de abril de 2003.



SALÓN INTERNACIONAL DE LA LOGÍSTICA (SIL)

Barcelona, junio de 2003
El SIL se ha convertido en el gran certamen ferial de la logística y del transporte en España, y sus organizadores afirman que es ya la segunda referencia ferial en Europa. En 2002, fue visitado por 28.794 profesionales del sector. Y de su próxima edición, que será la quinta, afirman los responsables que se va a caracterizar por el incremento de su internacionalidad, tanto en exposición, como en simposiums y actos paralelos.

Con una superficie de exposición de 60.000 m2, 500 empresas expositoras y 800 participantes, espera superar los 30.000 visitantes profesionales. En esta ocasión, el Palacio 2 del SIL acogerá el Primer Foro del Transporte por Carretera organizado en colaboración con la Dirección General de Tráfico y con la CETM (Confederación Española del Transporte de Mercancías por carretera).

Otras dos novedades de la edición 2003 serán los Encuentros Empresariales y el I Foro de Logística del Mediterráneo. Paralelamente a la exposición y como en cada edición, se celebrarán el VI Symposium y XXV Jornadas CEL (Centro Español de Logística); las Jornadas Técnicas y las áreas de exhibición de Logismarket, Linde, Fundación ICIL (Instituto para el Desarrollo e Investigación Logística) e IFTEM (Instituto de Formación de Técnicos en Manutención).

El SIL 2003 contará con pabellones internacionales de Argelia, Portugal, Francia, Brasil, Chile, Uruguay, México y Florida. Pero, además, está prevista la participación de Alemania, Italia, Reino Unido, Bélgica, Holanda, Austria, Marruecos, Libia, Egipto, Turquía, Jordania, Siria, Chipre, Líbano, Argentina, Uruguay, Colombia, Singapur, Malasia, Taiwán y Filipinas.

HISPACK, SALÓN INTERNACIONAL DEL EMBALAJE

Barcelona, del 31 de marzo al 4 de abril de 2003
Según explica Xavier Castells, director de este evento y del sector de salones industriales de Fira Barcelona, “"Hispack es hoy la feria líder del sector del envase y embalaje español y una de las cuatro primeras europeas de su especialidad. Sus inicios se sitúan en las originarias convocatorias organizadas en Valencia y Barcelona en 1954 con la idea fundamental de propagar las nuevas técnicas del envase y del embalaje”".

Posteriormente, en concreto desde 1966 a 1981, el sector estuvo integrado dentro del salón monográfico e internacional de las Artes Gráficas, Envase y Embalaje, organizado por Fira Barcelona en colaboración con la Asociación Graphispack. Ya en 1983, el Salón Internacional del Embalaje adquiere carácter específico e independiente y una periodicidad bienal.

Desde esa fecha, se han celebrado 12 ediciones (incluida la de este año). Como principal novedad, Hispack 2003 se ha trasladado al recinto Gran Via (Montjuïc 2) de Fira Barcelona. Por otro lado, en cuanto a las actividades paralelas, Xavier Castells ha querido destacar la conferencia del antropólogo del shopping Paco Underhill, “Cómo alcanzar el éxito y atraer al cliente a través del packaging”; la presentación de la versión actualizada del Libro Blanco del Envase y Embalaje en España; la segunda jornada joven del packaging para universitarios; y la exposición enmarcada en el tradicional ciclo cultural “Pack. Historia, cultura y memoria del packaging”, que muestra la relación de éste con el arte contemporáneo.

En su edición de 2001, Hispack reunió a 2.188 expositores procedentes de 34 países. La superficie total bruta fue de 92.152 m2 y la superficie neta de stands alcanzó 47.837 m2. Los porcentajes de incremento respecto a la anterior edición (1999) fueron del 17,8% en superficie y del 13,9% respecto al número de expositores.

La cifra total de profesionales que visitaron el salón fue de 42.833. Los organizadores esperan que la tónica de la edición 2003 demuestre la consolidación de esta feria tanto en España como en Europa.