Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

A cubierto de las materias primas

27/03/2014

Según el estudio que periódicamente elabora la Asociación Española de Profesionales de Compras (AERCE), el índice de precios de compras de las compañías nacionales registró una tasa de variación interanual del 3,5%. En este trabajo se observa que, a excepción del sector sanitario y del material de limpieza, el resto de los sectores analizados vieron incrementarse sus precios de compra en 2005.

Aquéllos donde este reajuste al alza ha sido mayor son: materiales metálicos no férricos (17,16%), química industrial (6,04%), materiales para mantenimiento y seguridad (6,44%),costes operacionales (3,96%) y materiales metálicos férricos (1,92%). El primer semestre de 2006 finalizó con un nuevo repunte inflacionista del 1,02%. En este periodo, otra vez siguen a la cabeza de los incrementos los metales, tanto férricos (5,17%) como no férricos (4,07%).

Asimismo, también es reseñable el aumento registrado en el material y equipo electrónico, que en los últimos ejercicios mantenía un comportamiento a la baja y que ha incrementado sus costes en un amplio 4,06%. Debido a esta progresión en los precios –básicamente ocasionada por la mayor demanda en los mercados asiáticos y el cada vez más concentrado mercado de las materias primas en menos actores-, las empresas mediante sus organizaciones de compras se ven en la obligación de buscar técnicas para resguardarse frente a posibles subidas de las materias primas.

 

Materia prima y commodity

Ahora bien, ¿qué es una commodity? El concepto abarca desde el petróleo y sus derivados refinados a minerales químicos, oro o productos agrícolas. Existen distintos impactos en los costes de producción según el grado de pureza o los tipos de impurezas. En función de esto último pueden aumentar los tiempos y plazos de procesamiento, así como originar una modificación en el precio.

Analizar estas clases de impurezas y sus costes de producción supone para los compradores oportunidades de fijación de precios en las negociaciones. Materias primas son los artículos que pueden ser transformados de commodities en productos estándar (acero, plásticos, aluminio, etc.). Las materias primas resultan muy sensibles a las propiedades mecánicas. Además, la cantidad y tipos de impurezas son importantes consideraciones que debemos tener en cuenta cuando compramos estos materiales.

 

Técnicas para protegerse

Tanto para las materias primas como para las commodities es clave, pensando en la identificación de oportunidades, la elaboración de un plan de aprovisionamiento de materiales, el cual debe incluir la siguiente información:

• Demanda mundial actual y análisis de tendencias a medio como a largo plazo.

• Capacidad mundial (actual, futura, facilidad de incremento o descenso).

• Mayores fabricantes (nuevos, fusiones y potencial de los existentes).

• Criticidad de las actuales tecnologías para el producto en cuestión.

• Amenazas:

-Caídas de la producción (huelgas o sindicatos).

-Gobiernos (cambios regulatorios, intereses y restricciones).

-Mercados (cartelización).

• Análisis de los actuales suministradores:

-Tipo de gestión (capacidad y competencia).

-Tecnología.

-Estatus financiero (ratios).

-Mejoras en los procesos productivos.

• Presupuesto anual de compra que cada empresa necesita, segmentado por categorías. Las capacidades logísticas de los proveedores y de los productos son también significativas. Muchos de los materiales requieren transportes especiales o containeres desde el suministrador hasta las empresas. El comprador debe saber la capacidad de trasporte en tren, barco o tanques de almacenaje.

En ocasiones, el coste del traslado puede exceder el precio de los productos y por esta razón los gastos logísticos son un factor de peso en la decisión de compra. También resulta básico identificar las características críticas que afectan a la velocidad con la que las materias primas o commodities son procesadas, preguntarnos qué impacto físico o propiedades mecánicas tienen en función del producto final. Este acercamiento basado en las características aportará valor, bien en el precio, en la estrategia o en la agilidad del proceso de compra.

 

Estructura de mercado

Cuando se quiere conseguir el mejor precio es fundamental y muy útil comprender la estructura del mercado y saber cómo están operando los proveedores. El mercado de suministradores se puede dividir en cuatro grupos según su nivel de competitividad y ordenados de mayor a menor: competencia perfecta, competencia imperfecta, oligopolio y monopolio (ver cuadro Estructura del mercado).

Mercados de competencia perfecta: concurren un elevado nú-mero de suministradores. El mercado marca su propio convenio de precios. El comprador puede adquirir bastante conocimiento sobre el mercado con poco esfuerzo.

Competencia imperfecta: en este mercado tanto los suministradores como los compradores se tienen que poner de acuerdo y generar juntos los precios. La clave para llegar a acuerdos depende de la habilidad de las partes para conseguirlos.

Oligopolio: salvo en los momentos de guerras de precio (que suelen ocurrir cuando se producen recesiones económicas o crisis políticas), es muy difícil conseguir mejores precios de los suministradores que trabajan en condiciones de oligopolio, especialmente si el producto está estandarizado.

Los suministradores tratan de defenderse de las reducciones de precio, dado que si alguno lo baja se vende más porque rápidamente se traslada a los demás, pero descienden los beneficios. En este tipo de mercados los suministradores siempre persiguen eliminar la competencia directa con el precio.

Monopolio: existe cuando hay un producto con una patente, una licencia especial, etc. La mejor manera de evitar compras en situación de monopolio es encontrar materias sustitutivas o mediante el rediseño de los artículos.

 

Estructura de industria

Cuáles son los motivadores (drivers) del precio: ¿la demanda?, ¿el valor de las materias primas?, ¿el coste del proceso?... Conocer la estructura de la industria ofrece información muy relevante para la evaluación de los precios. Es también provechoso de cara a entender qué materiales son estándar y en qué propiedades difieren.

Estos datos nos deben abrir posibilidades para encontrar materiales sustitutivos. El desarrollo del conocimiento de modelos de costes básicos de las principales commodities o materias primas es un excelente camino para entender las dinámicas del mercado. El siguiente paso es determinar el grado de control de los factores de coste de cara al precio.

En cualquier caso, si se requiere de mucha materia prima en la elaboración del producto y el material es adquirido en un mercado monopolista, el control de la producción se encuentra significativamente restringido.

 

Controlar los precios

El partnering ha sido para muchas firmas el modo de responder o controlar los precios ya que estos mecanismos promueven el concepto de que los suministradores enseñan sus cuentas para revelar sus costes de estructura, mientras los compradores revelan cuánto pueden llegar a ofrecer por el material.

A bote pronto parece un modo razonable de acercarse a la determinación del precio justo. Desde el punto de vista del comprador es más fácil de implantar con proveedores que no son cost leader (empresas líderes) y necesitan por tanto incrementar el volumen mediante la reducción del precio por unidad. El comprador y el vendedor trabajan juntos en la bajada del coste de producción. En estas condiciones, los descensos de precio pueden ser considerables