Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Análisis y perspectivas de la logística en España

27/03/2014

Con motivo de la última edición del Salón Internacional de la Logística (SIL) de Barcelona, El Consorcio de la Zona Franca y el Centro Español de Logística (CEL) editaron el estudio "La logística en España", que analiza la situación del sector en 2001.

Fue precisamente en el SIL'2002, escaparate internacional de las últimas novedades, donde se tuvo oportunidad de escuchar en primera persona las experiencias de empresas y personajes relevantes del mundo de la logística. Las nuevas tendencias, aunque también la realidad cotidiana, tuvieron pues su espacio en el salón.

El informe del Consorcio y el CEL afirma, por ejemplo, que el 33% de las empresas españolas participaron en 2001 en mercados electrónicos B2B, mientras que el 49% tiene intención de introducirse en ellos durante este año. El auge de los e-marketplaces y del comercio electrónico entre empresas que apunta el estudio tuvo su reflejo en el SIL, donde por segundo año consecutivo se habilitó el espacio e-logistics.

La principal novedad fue la instalación de un aula de demostraciones en la que las empresas expositoras presentaron sus servicios a los visitantes. Allí pudieron verse las últimas novedades en sistemas de control capaces de gestionar grandes cantidades de información, para beneficio de los flujos de mercancías y de los sistemas de manutención.

El B2B representa el 80% del volumen de comercio electrónico en España, y fue utilizado en 2001 por un total de 7.311 empresas españolas. A este ritmo, se prevé que la cifra se eleve a 13.560 en 2002, y a 14.222 en 2003. Para este año se producirá un considerable aumento tanto de las grandes empresas que participarán en mercados electrónicos B2B, como de las que aumentarán sus inversiones en este campo.

Además, y siempre según el citado estudio, el 60% espera que los costes logísticos para el comercio electrónico representen en 2002 menos del 5% del valor total de la venta, por la rebaja de las tarifas y el aumento del volumen de ventas on-line.También hubo ocasión de acceder en el SIL a nuevos software logísticos desarrollados por empresas que ofrecen soluciones integradas para la cadena de suministro.

Accenture, que estuvo presente como expositor, y representado en el V Symposium Internacional-XXIV Jornadas CEL por su presidente mundial de supply Caín William Copacino, asegura en su estudio "El futuro te está esperando" que el 63% de los profesionales consultados considera que las tecnologías basadas en Internet son esenciales para el crecimiento y desarrollo futuro de los servicios logísticos.

Por su parte, el informe de situación editado por El Consorcio y el CEL asegura que el 50% de las empresas perciben Internet como un medio para reducir costes, mientras que el 43% lo considera una herramienta para atraer nuevos clientes.

Distribución

El estudio señala que los operadores logísticos están cada vez más presionados por el sector de la gran distribución, porque deben realizar entregas de menor cantidad pero con mayor frecuencia y gama de productos. Esta circunstancia reduce su productividad y provoca que, al aumentar la frecuencia de las entregas, los vehículos vayan semi vacíos. También se señala que, en 2001, un 46% de los operadores logísticos ofrecía servicios de entrega en sábado y domingo.

De estas y otras dificultades trataron los profesionales que participaron en las distintas mesas redondas de las XXIV Jornadas CEL relacionadas con la distribución. Las conclusiones pueden resumirse del siguiente modo: en la distribución urbana los operadores encuentran dificultades para la carga y descarga (hay pocas zonas destinadas a esta tarea y suelen estar ocupadas); y las empresas creen que hay incomprensión por parte de la Administración ("aunque hablamos de estas cuestiones, al final estamos supeditados a que no pase el guardia de turno", comentaba el director de logística de una gran cadena de supermercados).

La congestión del tráfico –de la que en parte son responsables los propios transportistas–, la falta de operadores especializados en la distribución física (no es lo mismo encargarse del transporte que de la "última milla") y el reparto fuera de las horas convencionales, fueron otros de los problemas que se debatieron en las jornadas.

Pere Navarro, comisionado de Movilidad, Transportes y Circulación del Ayuntamiento de Barcelona, reconoció algunos errores por parte del consistorio, que está construyendo muchos aparcamientos subterráneos:

"Es verdad que no hemos pensado en el gálibo, para que la primera planta pueda acoger vehículos de carga, y que las zonas de carga y descarga están pensadas para estar cerca de los comercios, aunque hoy la distribución a domicilio se realiza en zonas residenciales y a partir de las siete de la tarde", declaró navarro.

Con todo, Barcelona ha sido escogida para coordinar en Bruselas un estudio sobre movilidad en las ciudades. Este anuncio permitió a Navarro asegurar que, a pesar de todo, "somos un ejemplo", declaró pere Navarro con rotundidad.

En el capítulo de soluciones, se planteó la posibilidad de extender la entrega a puerta cerrada (un sistema que ya se utiliza en el sector farmacéutico: el transportista tiene llave y acceso al almacén de las farmacias), la instalación de cajas en las fachadas o permitir el acceso de camiones más grandes a ciertas zonas urbanas: un camión grande puede contaminar menos que cinco pequeños, e incluso hacer menos ruido.

Puertos

Los puertos y la logística portuaria volvieron a tener un gran protagonismo en el SIL. Las jornadas técnicas organizadas por Puertos del Estado giraron en torno al diseño, implantación y promoción de las Zonas de Actividades Logísticas (ZAL). El ente público aprovechó precisamente este foro para presentar su "Guía para el desarrollo de Zonas de Actividades Logísticas portuarias".

El puerto de Barcelona, que fue pionero en esta materia y jugaba en casa, tuvo doble protagonismo en el salón, ya que presentó su reciente acuerdo para ayudar al puerto de Veracruz (México) a implantar un plan de calidad inspirado en el modelo del enclave catalán.

México, que contó con stand en el recinto ferial, tuvo un gran protagonismo en el SIL'2002. Un conjunto de 13 empresas y tres gobiernos provinciales de aquel país presentaron sus proyectos logísticos al inversor europeo. La conferencia informativa contó con la intervención de representantes de la Coordinadora de Puertos Mexicanos y de la entidad bancaria Bancomex.

El objetivo no era otro que conseguir socios europeos para estos proyectos. Los ponentes esgrimieron su principal baza: México es el único país centroamericano que cuenta con un tratado preferencial con la Unión Europea y es socio, al mismo tiempo, del North American Free Trade Agreement (Nafta).

Almacenaje

El sector del almacenaje tuvo, como es habitual, un papel destacado en el SIL. En esta ocasión tuvieron especial relevancia los almacenes automáticos. Automatizar o no una instalación es una de las dudas que más se plantean las empresas. El estudio realizado por El Consorcio y el CEL señala que cada vez más compañías consideran el almacén automatizado no como un espacio para almacenar stocks, sino como una herramienta de producción, de preparación de pedidos y de servicio al cliente.

Lo visto y lo oído en el salón en boca de representantes de las firmas del sector aconseja que, a la hora de elegir, se analice el impacto que la decisión tendrá en los tres costes fundamentales de una empresa: espacio, mano de obra y capital. Ante ese escenario, parece claro que la automatización lleva ventaja: el espacio a ocupar es menor y la mano de obra, que provoca gastos recurrentes muy elevados, se reduce considerablemente.

El capital merece capítulo aparte, ya que hay que distinguir entre la inversión inicial y los costes recurrentes anuales. La primera aportación es superior en los almacenes automáticos, que, sin embargo, precisan recurrentes anuales bajos, lo que permite una notable reducción de costes para años posteriores.