Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Los adhesivos se unen

27/03/2014

Durante los últimos años se han generado bastantes operaciones de adquisición entre empresas del sector de los adhesivos y al mismo tiempo muchas compañías han desaparecido del mercado. La concentración empresarial está siendo tan considerable que, hoy en día, las diez primeras entidades controlan las dos terceras partes de un mercado que mueve anualmente 600 millones de euros.

El estado en el que se encuentra actualmente el mercado de adhesivos y selladores industriales queda patente en el hecho de que tan sólo diez empresas aglutinan el 64,8% de dicho mercado en España.

Esta es la conclusión más significativa que se extrae del informe “Adhesivos y selladores”, elaborado por la consultora DBK en septiembre de este mismo año. Desde hace tiempo la tendencia de estas empresas ha sido la fusión, si bien otras compañías han desaparecido, directamente, del mercado.

En 2006 operaban en el sector aproximadamente 130 fabricantes, y desde entonces se ha ido produciendo un ligero descenso hasta la actualidad. El volumen de empleo de estas firmas rondaba los 4.300 trabajadores. Ese mismo año la gran tendencia a la concentración quedó reflejada en el hecho de que las cinco principales compañías del sector –Henkel, Quilosa, Ceys, ICI España y Forbo Adhesives Spain– representaban el 49,5% del mercado.La cifra asciende a casi el 65% cuando hablamos de las diez empresas punteras del país.

Tirón constructor

La buena marcha del sector de la construcción ha constituido un gran impulso para el mercado de los adhesivos y los selladores durante los últimos ejercicios. Así, el sector progresó un 5% durante 2006, lo que le permitió alcanzar un valor de mercado de 592 millones de euros. El crecimiento del sector de los adhesivos se situó en el 4,3% mientras que la cifra aumentaba hasta el 6,4% en el caso de los selladores, especialmente beneficiado por la bonanza que se respiraba en la construcción.

El desarrollo de ambos sectores supuso un notorio despunte en los beneficios de las empresas, rozando los 182 millones de euros anuales en el caso de los selladores y 410 millones en el de los adhesivos. Precisamente este último se vio especialmente favorecido durante 2006 por la recuperación de la actividad productiva de algunos de sus sectores clientes, contrarrestando así el estancamiento de la industria automovilística y el descenso de la producción de calzado.

En el mismo ejercicio el valor de las exportaciones totales experimentó una importante ralentización en su ritmo de crecimiento, pasando de una tasa de variación del 11,5% en 2005 a un 3,2% en el siguiente ejercicio. Los principales destinos para la exportación española –que suponen la mitad del valor total– son Portugal, Alemania y Francia.

En lo que respecta a las importaciones, el montante aumentó en un 12,4%, destacando el gran incremento de las compras con origen en algunos de los principales países de la Unión Europea, como Portugal, Países Bajos, Francia, Alemania o Bélgica. El valor de la producción se mantuvo estancado durante 2006 y, a pesar del comportamiento positivo de la demanda nacional, se situó sólo en el 1,4% alcanzando los 496 millones de euros.

Previsiones optimistas

Según la consultora DBK, el futuro del sector a corto plazo es optimista. El mercado de adhesivos y selladores mantendrá en el periodo 2007-2008 un crecimiento que se sostendrá en torno al 4-5% anual, muy similar al de años precedentes, aunque no se descarta que se produzca una pequeña desaceleración.

Si se cumplen todas las previsiones, esta evolución permitirá lograr una cifra de negocio que superará los 640 millones de euros en 2008. A corto y medio plazo, el segmento de los selladores continuará mostrando una evolución ligeramente más favorable que el de los adhesivos.

Por otro lado, el ámbito de la construcción ha experimentado una notable ralentización, lo cual unido al deterioro de la evolución de algunas de las principales variables macroeconómicas pueden explicar la más que previsible moderación del ritmo de progresión del mercado.

Sin embargo, esta desaceleración se verá parcialmente contrarrestada por la recuperación de algunos de los grandes clientes del sector. Los indicadores referidos a los primeros meses de 2007 muestran una clara reactivación de la actividad exportadora, previéndose un aumento para todo el año que se sitúa en torno al 6%. Por otro lado, el valor de las importaciones podría alcanzar el 10%.

A lo largo de este ejercicio resulta más que probable que continúe la tendencia alcista del precio del petróleo, que ya ha llegado a los 70 dólares por barril, lo que repercutirá negativamente en los márgenes de las firmas del sector. Analizando todas estas variables, los expertos estiman que la concentración sectorial continuará durante los próximos años. Este hecho supondrá nuevas operaciones de compra y fusión entre entidades, no sólo en el ámbito nacional sino también en el internacional.

_______________________________________________________________________________________

DESDE LA MULTINACIONAL A LA PYME

El sector de los adhesivos y los selladores en España reúne compañías de muy distinta índole, desde empresas de origen español con carácter familiar hasta grandes grupos de procedencia extranjera que operan en todo el mundo, la mayoría de ellos pertenecientes al sector químico. Cataluña es la comunidad autónoma con mayor concentración de firmas –casi un 50%–, seguida de Madrid, País Vasco y la Comunidad Valenciana.