Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

50.000 m2 de instalaciones para TNT Logistics

28/03/2014

El brazo logístico de TNT Post Group celebra su sexto año de implantación en España con la apertura de 50.000 m2 y 30.000 m2 más de aquí a 2004 en la comarca catalana del Alt Penedès. El enclave elegido goza de excelentes comunicaciones con Levante, Aragón, Baleares y Francia, entre otros puntos. La compañía culmina así otra fase más de una expansión que en nuestro país ha sido fiel a la máxima “A clientes diferentes, soluciones diferentes”.

TNT Logistics tiene una trayectoria relativamente reciente en España, pero intensa. En 1996, esta unidad de TNT Post Group desembarcó en nuestro país desde su cuna en Australia buscando consolidarse en el corazón de la Península. En su origen, aprovechó muchas de las operaciones logísticas que la desaparecida TNT Express España llevaba a cabo hasta entonces. Una vez que la zona centro quedó cubierta, la compañía buscó nuevos horizontes en tierras catalanas con la puesta en marcha del primer centro logístico en la comarca del Alt Penedès. Hasta ahora, el crecimiento experimentado desde su implantación en España es de un 25% de promedio.

Satisfecha con el ritmo de expansión en esta comunidad, TNT Logistics ha decidido unificar su actividad en 50.000 m2 de instalaciones cubiertas, que alcanzarán los 80.000 m2 para 2004. El complejo, concretamente, se reparte entre las localidades de Subirats y San Andrés de la Barca, a pie de la autopista A7 y con excelentes comunicaciones con Levante, Aragón, Baleares y Francia, entre otros puntos. José María Hernández, director de TNT Logistics en Cataluña, explica que la decisión de unificar todas las operaciones en la región responde a razones estratégicas: “La nueva ubicación presenta bastantes facilidades para todo el material que viene de Francia y de otros países de Europa, donde muchas fábricas internacionales albergan sus stocks”.

Las instalaciones se componen de seis almacenes dotados de la más avanzada tecnología que existe actualmente en nuestro país. Cada uno de ellos está pensado para “aprovechar sinergias”, es decir, para sacar todo el fruto posible de los recursos humanos, la maquinaria y la organización interna de la empresa. En el complejo trabajan más de 200 empleados, pero está preparado para albergar de 300 a 350.

Logística hecha a medida
 

TNT Post Group está vertebrado en todo el mundo a través de tres unidades o ramas de negocio: Express, Mail y Logistics. Como operadores, esta última unidad se dedica a todo tipo de soluciones relativas al almacenaje, preparación de pedidos y gestión de stocks. Les gusta decir que “hacen logística para los clientes de sus clientes” en un total de 30 países. Desde el primer momento en que esta división pisó tierra española, la compañía fue fiel al postulado de trabajar por proyecto. “No tenemos tarifas ni precios; cada proyecto es único e irrepetible” es una frase que suena mucho en las dependencias de la empresa.

Emplean una filosofía que en terminología anglosajona se llama tailor-made (hecho a medida) y ha ido extendiendo la máxima de “A clientes diferentes, soluciones diferentes”. La clave es operar primero como consultores, antes de abordar un proyecto, y después trabajar como operadores. Para ello, se ha tenido que coordinar perfectamente un departamento de desarrollo en el que trabajan técnicos, ingenieros y diversos especialistas con otros departamentos de la compañía, como el de operaciones, finanzas, marketing, etc. Juntos se ocupan de valorar cada proyecto y estudiar al detalle la relación coste-beneficio, antes de su puesta en marcha. Esta coordinación ha permitido a TNT entablar una relación comercial con sectores de la actividad económica con los que antes no había roce, como por ejemplo, la distribución o la automoción.

Evitar los controles manuales
 

TNT rechaza el concepto de almacén per se. Su meta consiste en centrarse en grandes cadenas logísticas complejas —como las de los sectores antes mencionados— partiendo de la base de que en nuestro país “ya hay suficientes almaceneros, y muy bien preparados”, asegura José María Hernández. Durante el recorrido por uno de los modernos almacenes del polígono de Subirats, Hernández pasa revista a las virtudes de los muelles de carga y descarga y los potentes sistemas informáticos. “La recepción de mercancías se hace mediante control por radiofrecuencia. Una pistola especial lee los artículos recién llegados y los datos quedan pertinentemente grabados. La propia aplicación está ya preparada para ubicarlos en un sitio predeterminado”, explica.

Al mismo tiempo, añade “el cliente puede estar tranquilo, en todo momento tiene la posibilidad de comprobar dónde está su producto accediendo a nuestro sistema de gestión”. ¿Errores en el proceso? Si la carga está correctamente posicionada en el almacén, el índice de errores en el ámbito interno es mínimo. Tal y como detalla Hernández, “este tipo de confusiones son más comunes en aquellos clientes donde no está informatizado todo este proceso”. Además, insiste en la necesidad de evitar los controles manuales: “Desde hace unos siete años, la recepción de mercancías ha evolucionado de forma muy rápida y el cambio será aún mayor en ejercicios venideros. Hay que emplear la radiofrecuencia y dejar de trabajar con papeles”.

Fuente: Nuria García
 
Entrevista con Roberto Oliva, director general de TNT Logistics
 

El director general de TNT Logistics, Roberto Oliva, está convencido de que el liderazgo de la compañía en el ámbito logístico no llegará muy tarde. La primera posición del ranking estará en manos de aquellas empresas que puedan ofrecer soluciones logísticas integrales, una tecnología punta, el control absoluto de toda la información y una mano de obra cualificada y capacitada, pautas que TNT ya cumple.

¿En qué situación se encuentra hoy día TNT Logistics y cuáles son las previsiones de crecimiento?

Todavía no contamos con datos de 2002 pero en el ejercicio anterior TNT Post Group incrementó sus beneficios en un 23,7%, lo que se tradujo en un crecimiento de la actividad de TNT Logistics en todo el mundo. Nuestros clientes ya no requieren una logística de carácter local sino que están apostando por proyectos paneuropeos, para lo que han elegido a un operador capaz de ofrecer sus servicios en cualquier continente. ¿La elección de la región catalana del Alt Penedès para la puesta en marcha de nuevas instalaciones responde sólo a razones estratégicas?

Comenzamos nuestro desarrollo, por motivos históricos, en la zona centro de España. En 1996 contábamos sólo con 20.000 m2 de superficie en Madrid y ahora ya disponemos de 120.000 m2 en la misma comunidad, concretamente en Alcalá de Henares y en Seseña. Después buscamos nuevos horizontes en el País Vasco porque sabíamos que allí el mercado demandaba soluciones de logística delicada. Hace dos años apostamos por la expansión en Cataluña y el hecho de haber inaugurado estos nuevos almacenes en la región del Alt Penedès culmina la primera fase de un gran proyecto. Antes de comenzar las obras en este enclave, consultamos a los actuales clientes y a otros que teníamos en perspectiva y hubo unanimidad al elegir este punto geográfico y estratégico debido a sus comunicaciones. ¿Cuál es el valor añadido que ofrece TNT Logistics en sus servicios? ¿Qué le diferencia de otras empresas de su mismo ámbito?

Uno de los elementos diferenciadores es la gran flexibilidad que ofrecemos en nuestras operaciones; estamos preparados para resolver una logística integral, es decir, desde la recogida de la materia prima hasta la entrega final al cliente. Hemos ido demostrando que tenemos capacidad para hacer una gestión de la cadena logística más activa aportando a los clientes la cobertura de tareas que otros operadores no hacen. Por ejemplo, disponemos de verdaderas cadenas de montaje para empresas que lo requieren; un valor añadido importantísimo porque pueden despreocuparse de ciertas actividades. Por citar algunas compañías y operativas, para Nokia realizamos toda la programación de sus teléfonos y la preparación de los kits, y para Parker y Rotring preparamos el estuchado de sus artículos en nuestras instalaciones y luego hacemos la entrega directa a sus distribuidores. Todos los clientes son diferentes, incluso cuando proceden del mismo sector, porque su comportamiento difiere mucho y no sólo en la gestión de stocks o en el número de rotaciones a lo largo de un determinado periodo. De ahí nuestro lema “A clientes diferentes, soluciones diferentes”. En cuanto a la calidad, ¿cómo miden el nivel de calidad de sus servicios?

Siempre que se inicia un contrato pactamos con el cliente unos determinados indicadores mínimos objetivos de calidad. Se trata de medir, por ejemplo, cómo se entrega la mercancía, los horarios de llegada de los camiones, el tiempo disponible para controlar y ubicar los artículos, etc. Cuando las desviaciones son positivas el cliente puede asumir una “bonificación” a modo de premio y en el caso de que sean negativas con respecto a lo convenido, porque no hemos cumplido los objetivos, tiene la capacidad para penalizarnos, e incluso puede llegar a rescindir el contrato. Hablemos de liderazgo: ¿dónde está la clave para encabezar el sector?

Si asumimos que el sector en España está muy fraccionado y que hay 180 organizaciones compartiendo el 40% de la facturación del mismo, creo que el liderazgo estará en manos de las empresas que puedan ofrecer soluciones logísticas integrales, aparte de tecnología punta y un absoluto control de toda la información. Somos muy conscientes de que también es esencial una mano de obra bien cualificada y capacitada. Por eso impartimos, desde hace algunos años, un máster en logística en Turín (Italia). En el momento en que estos profesionales formados ocupan sus puestos en la empresa, tienen la base suficiente como para crear soluciones idóneas para cada cliente, e incluso ellos mismos pueden llegar a formar al personal técnico y al operativo. Evidentemente, la formación es otra de las claves del éxito de una empresa. Se habla con cierta euforia del futuro de la logística, ¿qué opina usted de esta actitud?

El sector logístico en España debería seguir experimentando un crecimiento bastante superior al de la actividad económica en general. Hoy por hoy, los grandes operadores logísticos están ya presentes en la Península o han manifestado interés en establecerse aquí, algo que es muy positivo. Por otra parte, una curiosidad es que en España sólo el 22% de las empresas tienen tradición o cultura de subcontratación y otras muchas ni siquiera se han planteado esta posibilidad. Esta situación está cambiando ahora. Cuando se empiece a extender este concepto, el crecimiento será notable en nuestro país.

 

Fuente: Nuria García